Cómo medir la censura en internet con tu móvil

¿Internet es realmente neutral? En los países que consideramos libres, ¿existe realmente libertad para navegar allá por donde queramos? Y si lo preguntamos, lo habrán adivinado, la respuesta es no. La censura se extiende por donde menos los esperamos, invisible, consiguiendo que ni siquiera seamos conscientes del modo en que se violenta nuestra libertad de navegación. A fin de cuentas y según los informes de Freedom House, en 2016 y por seis años consecutivos, la libertad en internet ha vuelto a descender.
Hace ya algunos años –en 2012-, The Tor Project arrancó una iniciativa que bautizó como OONI (Open Observatory of Network Interference). El propósito de este proyecto era ambicioso: desplegar por todo el mudo una red de investigadores con la que poder detectar todos esos casos de manipulación, de censura al fin y al cabo, que ocultan los Gobiernos mediante, por ejemplo, bloqueos de páginas web a las que nunca llega a acceder el público general.
OONI es una herramienta de código abierto capaz de recopilar, mediantes una serie de pruebas, qué tipos de censura se están dando. Reunida toda esta información, es remitida a la red de investigadores, utilizando para ello la red TOR.

Cuando The Tor Proyect lanzó OONI, lo hizo precediéndolo de una advertencia para aquellas personas que quisieran sumarte a la iniciativa: la simple medición de la red, en algunos países, podría constituir la comisión de un delito. Y es que en algunos posibles, ejecutar código de sondeo en la red puede acarrear acciones legales contra quien lo hace, lo que da una idea del grado de libertad de esos Estados.
Ahora da un paso más allá, lanzando una app llamada OONIProbe, con la que todo el proceso de sondeo lo podemos trasladar a la palma de nuestra mano. Disponible tanto para Android como para iOS, esta aplicación móvil no sólo permite medir el rendimiento y la velocidad de conexión que tenemos, sino también y más importante, si se está produciendo censura o espionaje, así como el bloqueo de determinadas páginas web. Sólo en España ya se han producido cerca de 620.000 medidas.