Opinion · kⒶosTICa

¿Qué hay detrás del mercado de coches autónomos?

Cuando hablamos de coches autónomos, esto es, sin conductor/a,  tendemos a pensar en multinacionales como Google, Tesla o Uber. Sin embargo, si analizamos los desarrollos por el número de patentes registradas (o en proceso de ello) podemos llevarnos más de una sorpresa.

El Instituto para la Investigación Económica de Colonia se dio el trabajo el año pasado de analizar nada menos que cerca de 5.600 patentes relacionadas con esta materia. La principal conclusión que podemos extraer es que, como ha venido sucediendo en el mundo del motor convencional, Alemania lidera este nuevo escenario.

Los números hablan por sí solos: seis de las diez principales compañías por el número de patentes, son alemanas, es decir, cerca del 52%. La compañía Bosch se encuentra a la cabeza con 958 patentes, seguida de Audi (516) y Continental (439). Google, en cambio, cierra la lista de los 10 con 338 patentes registradas en 2010 y julio de 2017.

Sin embargo, todo hace indicar que para el buen desarrollo de este sector emergente, serán necesarias sólidas alianzas tecnológicas, como demuestra el estudio que realizó Quartz en 2017, identificando hasta 33 compañías que han hecho públicas sus asociaciones.

Y es que son muchos los elementos que entran en juego en un coche autónomo, desde el más diverso software –muy ligado a sensores y big data-, al hardware, las telecomunicaciones…

Entre estas alianzas –que, por lo general, son descritas de un modo muy vago-, Quartz destaca la de la china Baidu, que ha desarrollado un sistema operativo de código abierto, llamado Apollo, para automóviles autónomos. Apollo se basa en Android, de Google, y ya se conocen trabajos conjuntos con Ford y Daimler.

Algunas de estas alianzas son las anunciadas entre:

Microsoft –  Volvo – Renault Nissan – Toyota – BMW

BMW – Nvidia – Intel – MobilEye – Delphi – Microsoft

Hertz – Apple

Uber – Volvo – Daimler – Didi Chuxing

TomTom – Bosch