Black & Noir: la novela negra llega a los móviles

Voy en el Metro. 8:30 de la mañana. Las mismas caras en distintos rostros. La tristeza se abre paso a empujones entre las protestas de la resignación y la rutina. En el vagón impera un pensamiento único: que el día pase rápido, que llegue pronto el viernes. La mayoría se esconde de la vida dentro de las pantallas de sus teléfonos móviles. El último refugio antes de que lleguen los gritos y las órdenes, las horas congeladas, la sensación de traición a uno mismo al cambiar parte de nuestra existencia por 33 monedas doradas.

Hoy no voy a hablarles de una novela, sino de cuatro. Y de una nueva forma de leerlas: a través del móvil. Eso es Black & Noir, una aplicación con la que poder descargarse lo mejor del género negro español y llevarlo siempre contigo.

Porque si los lectores no van a las librerías en busca de libros, que sean los libros los que se metan en los bolsillos de los lectores. De momento estas son las obras, Emma, de Rosa Ribas (premio Valencia Negra 2017); Godot: príncipe de Dinamarca, de David Llorente (premio Dashiell Hammett 2017); #Madridprisión, de Paco Gómez Escribano (premio Novepol 2017); y Vieja entrepierna humeante, de Manuel Barea (premio Valencia de Novela Negra 2013). Cuatro novelas escritas en exclusiva para Black & Noir. Cuatro novelas de estilos muy diferentes que son una buena muestra de por dónde camina el género en España.

Emma es una escritora de género negro que ha sufrido un ictus. Pese a ello, se da cuenta de que algo pasa en la residencia en la que está ingresada y comienza una doble investigación. Porque Emma no sólo tiene que descubrir el misterio sino que cada mañana tiene que recordar quién es, dónde está, quiénes son las personas que le hablan…

Godot: príncipe de Dinamarca cuenta la historia de un dramaturgo que no puede salir de su propio teatro y, a la vez, no puede permanecer en él ni un minuto más. Una reflexión sobre la condición humana, con sus miserias y contradicciones.

#Madridprisión nos sitúa en el año 2025. La capital está rodeada de muros que separan a los ricos de los pobres. El poeta tiene que investigar la desaparición de una joven del otro lado, del lado de la vida fácil. Pero no será sencillo, Madrid es una prisión donde permanecen encerrados los muertos de hambre. Hay muchos, demasiados, y los poderosos han decidido reducir su número drásticamente.

Vieja entrepierna humeante narra la historia de Manolo Muñoz, un asesino a sueldo que quiere dejar el oficio. Pero hay oficios que no te dejan a ti. Un golpe a un puticlub que se va de las manos, una huida sangrienta y unos perros de presa que siempre van tras él.

Veo una sonrisa al fondo del vagón. Una margarita blanca en el asfalto gris desolación. La joven no aparta la vista del móvil. Y quiero creer que se pasará de parada, que en ese instante sus problemas no importan, que        está leyendo Black & Noir.