Opinion · La oveja Negra

‘Tiempos oscuros’: nadie describe el mal como John Connolly

Lo primero que voy a hacer es hablarles de Roger Ormby, el personaje con el que arranca Tiempos oscuros, la última novela de John Connolly, publicada por Tusquets dentro de la serie protagonizada por el detective Charlie Parker. Para que se hagan una idea de dónde van a meterse.

Ormby lleva una doble vida. De cara al exterior es un viudo simpático que nunca habla de política ni de religión y que solo se toma en serio los asuntos triviales. Pero el verdadero Ormby es un asesino metódico y muy particular. Porque no le sirve cualquier víctima. Él busca niños amados. Adolescentes de hogares felices. Buenas madres de niños pequeños. Gente querida. Luego los hace desaparecer para siempre. Algunas veces, antes de acabar con ellos, les obliga a escribir una carta diciendo que se encuentran bien, que no los busquen. Una carta que hará llegar a los familiares años después. Porque realmente Ormby disfruta observando el sufrimiento de los seres queridos que dejan atrás sus víctimas. El goce de la contemplación, durante años, del dolor ajeno. Ese que él ha provocado, que ha creado. Como un dios maligno.

No hay, en mi opinión, un autor que describa el mal como John Connolly, que tenga esa capacidad para crear personajes siniestros, perversos y, a la vez, hipnóticos. Solo un ejemplo, la historia de Ormby sería para cualquier otro escritor merecedora de una novela en sí misma. Pero Connolly va tan sobrado de buenos-malos que, pese a la potencia de este personaje, sólo ocupa 15 de las 476 páginas de Tiempos oscuros.

La novela vuelve a estar protagonizada por Charlie Parker, y los asesinos a sueldo que siempre le acompañan: Ángel y Louis. Una garantía de horas y horas de diversión. Porque estamos ante una de las mejores novelas de la serie Parker. Tiempos oscuros se situaría en el pódium junto con Todo lo que muere, la primera entrega de la saga; y la sobrecogedora El ángel negro.

Esta vez el detective tiene que enfrentarse a los miembros del Tajo, una misteriosa comunidad que vive al margen del resto desde los tiempos de los colonos, impartiendo su propia justicia bajo la influencia de una extraña reliquia a la que todos llaman el Rey Muerto.

Tiempos oscuros contiene todos lo que ha convertido a Connolly en uno de los mejores y más originales escritores de género negro-policial. La creación de personajes inolvidables, la maestría al dosificar la tensión, violencia explícita pero no gratuita y conseguir que cuando estamos inmersos en su novela todo lo demás carezca de importancia. Un libro imprescindible para los seguidores de Parker y una magnífica oportunidad para descubrir (si no lo ha hecho ya, mejor no se lo diga a sus amistades. Podrían empezar a mirarle con desprecio) a uno de los grandes.