Memoria Pública

El sumario de la causa del juez Baltasar Garzón contra el franquismo

Jornalero y militante comunista: sin escapatoria

20 Abr 2012
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

 

El 18 de marzo de 1940,  Pedro Corcho tuvo el trato que solían recibir los
militantes del Partido Comunista de España (PCE) en el triunfante régimen de Franco:
fue fusilado. Y sus restos, lanzados a la fosa. Y, muy probablemente,en 1951 exhumados y trasladados sin permiso al Valle de los Caídos. Pero esto ya no es seguro. Es precisamente lo que trata de aclarar Francisco Javier Jiménez Corcho,su nieto, de 43 años.“Mi abuelo era un jornalero,un luchador que se pasaba la vida en la Casa del Pueblo”,explica Francisco Javier.

Hace tiempo que trata de acceder a los archivos de la Almudena,sin éxito alguno. Se le niega la posibilidad. Pero cuando la causa llegó al juzgado, los Servicios Funerarios del Cementerio aportaron información que el juez dio por buena sin más preguntas: “En cuanto a la desaparición de Pedro Corcho Feliz consta en la causa que su inhumación tuvo lugar el 18/03/1940 en sepultura temporal enviándose sus restos al osario común el 10/02/1951 al no ser reclamados por ningún familiar”.

Sí. Pedro Corcho acabó en el osario común porque ningún familiar lo reclamó. Todo está claro, pues, sin necesidad de explicar qué pasó con el “osario común”. Cuando fue juzgado por el Tribunal Militar, en 1940, ya ningún familiar había seguido el juicio. Pero es que ninguno había recibido notificación de ningún tipo.-

El juez Alberto Molinari, de la Audiencia Provincial de Madrid, archivó el caso el 8 de febrero de 2010.


comments powered by Disqus