Toda la verdad sobre Israel

31 Dic 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Si es usted de los que se conmueven con la matanza de Gaza y, tras el recuento de cadáveres, ha llegado a la conclusión de que la respuesta de Israel a los ataques de los activistas de Hamás es desproporcionada, es muy posible que esté siendo víctima de “la maniobras de los fétidos propagandistas de la Izquierda usurpadora”, cuyo sistemático odio por Israel “enlaza a los nuevos progres de mundo con el terror nazi, por no ir más lejos”. Si es usted de los sentimentales estúpidos que vomitan con las imágenes de una morgue atestada de niños envueltos en sudarios blancos, lea a Alfonso Ussía en La Razón y aprenda de sus enseñanzas: “La modita de hoy es recelar de Israel y amar apasionadamente a los palestinos. A todos, incluidos los terroristas”.

No hay equidistancia posible. No se puede estar al mismo tiempo en contra de los atentados terroristas y de los bombardeos con F-16, porque eso es propio de pacifistas, la especie de progre más dañina e imbécil. Además, en España, nos advierte el preclaro Pío Moa en su blog, tenemos tendencia a ponernos “de parte de los terroristas”, y ello porque el Gobierno “es, entre otras cosas, el mayor cómplice que ha tenido ETA en su historia”. Así que ya saben: “No hagan el menor caso de sus protestas humanitarias”.

Sepa usted que las imágenes de edificios volatilizados por las bombas son engañosas. Que no le manipulen: si ha habido muertos seguro que eran terroristas, porque la precisión de cirujano de la aviación judía es proverbial. “Quien vea el mapa de las operaciones realizadas sabe que el esfuerzo de las fuerzas israelíes para evitar víctimas civiles palestinas es tan denodado como el habitual de los terroristas de Hamás por matar el mayor número de civiles israelíes”, sostenía este lunes en ABC Herman Tertsch. “Los defensores de esta operación militar de Israel somos los que sufrimos por todas las muertes”, añadía el más objetivo de los analistas del con-flicto de Oriente Próximo que jamás haya existido.

“Israel, señores, por si no se habían enterado, son los nuestros”, nos recuerda Juan Carlos Girauta en Libertad Digital. “Lo son, porque el judío es y seguirá siendo la figura que apela a Europa (…) Es el igual a quien hicimos diferente, el compatriota alemán, polaco, austríaco, francés que dejó de serlo de repente concitando un odio milenario”. Y si los nuestros matan en cantidades industriales, sus razones tendrán.

A protestar

Pero a “nuestros progres de guardarropía”, todo lo anterior les trae al pairo. Así que “no se extrañen si en pocos días, una vez, eso sí, que vuelvan de vacaciones, los titiriteros de Zapatero convocan a la población a una protesta general contra Israel”. Lo profetiza en La Nación Carlos Dávila, siempre tan sensato. Están avisados.


comments powered by Disqus