Opinion · Otras miradas

Razones para la huelga feminista en RTVE

Vanessa Angustia

Portavoz adjunta segunda de Unidos Podemos en el Senado

Las trabajadoras de la Corporación de Radio y Televisión Española participarán en la Huelga Feminista del 8M. Lo harán porque como mujeres sufren cada día las violencias machistas, pero lo harán también, porque como trabajadoras, sufren cada día la desigualdad laboral y salarial en RTVE.

Hace unos meses el señor José Antonio Sánchez, presidente de la Corporación, negaba en sede parlamentaria ante la Comisión Mixta de Control a RTVE y sus sociedades, que incumpliese la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva de hombres y mujeres . El señor Sánchez mentía. No sólo no ha procurado la paridad en los órganos de dirección, si no que ha incrementado la desigualdad. Los puestos de dirección en la corporación son ocupados en un 82% por hombres y sólo en un 18% por mujeres. Además la brecha salarial asciende año a año en los estudios de seguimiento del Plan de Igualdad realizados desde 2014. Las trabajadoras cobran en el conjunto de la corporación un 6,7% menos de media que sus compañeros. En el Grupo I.I. formado por 1414 mujeres y 1300 hombres, las mujeres cobran de media un 24,2% de complementos. Brecha que se incrementa hasta un 41% en la asignación de complementos variables en puestos de coordinación directiva.

La actual dirección de la Corporación de Radio y Televisión Pública reproduce un sistema de desigualdad estructural y no sólo no lucha contra él, lo ha intensificado. El señor Sánchez ha puesto su voluntad manifiesta para precarizar a las trabajadoras de RTVE, para que sepan que ese servicio público no es suyo igual que han utilizado sus medios  para decirnos a todas las mujeres que construyen una sociedad frente a nosotras, no con nosotras. Por eso en el IORTV (Instituto Oficial de Radio y Televisión) se ha dejado impartir cursos a sólo 87 mujeres de entre 290 formadores, para impedir la capacitación de mujeres en puestos en los que se encuentran infrarrepresentadas: realización, producción, información, subdirección, dirección.

Los datos arrojados de nuevo desde los estudios de seguimiento del Plan de Igualdad indican cómo desde el año 2014 la brecha salarial se ha incrementado  año a año en los estudios de seguimiento del Plan de Igualdad realizados desde 2014. Las trabajadoras cobran en el conjunto de la corporación un 6,7% menos de media que sus compañeros. Brecha que se incrementa hasta un 41% en la asignación de complementos variables en puestos de coordinación directiva. Crecen las diferencias salariales en retribuciones totales, en retribuciones de complementos, en retribuciones directas y aumentan los perceptores masculinos de complementos de directivo, de complementos de mando orgánico, de complementos especiales de responsabilidad, hasta dar como resultado que las mujeres en RTVE cobran una media de 4000 euros anuales menos que sus compañeros.

En sede parlamentaria el señor Sánchez vuelve a mentir culpando a una plantilla masculinizada envejecida, cuando son sus políticas machistas en la corporación, tras los números arrojados, las que han incrementado la brecha entre hombres y mujeres en RTVE.

Son  José Antonio Sánchez y su Consejo de Administración, los culpables de que la precariedad laboral en RTVE tenga nombre de mujer. Los culpables de que la temporalidad en RTVE tenga nombre de mujer. Los culpables de que la responsabilidad de los cuidados, el abandono laboral para ello, tenga nombre de mujer. Los culpables de que la parcialidad impuesta tenga nombre de mujer.

No le voy a pedir más veces al señor Sánchez que abandone las políticas machistas. Seguiré apoyando a las trabajadoras y trabajadores y buscando juntas y juntos un futuro de calidad, compromiso, veracidad, transparencia e igualdad para la Corporación de Radio y Televisión Pública Española. Y para esto, es condición imprescindible que José Antonio Sánchez dimita ya.