Un apoyo a la propuesta económica de Podemos

11 dic 2014
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

 Manuel Escudero
Doctor en Economía (PhD) . Coordinador del Programa del PSOE durante la candidatura de Josep Borrell a la Presidencia del gobierno.

Podemos ha tenido el mérito de decir que el “rey está desnudo” en dos aspectos fundamentales de la vida política española actual. El primero, que las clases medias y trabajadoras soportan en España una desigualdad creciente y que nos aboca a una sociedad insostenible. El segundo, que la política tal y como se ha practicado hasta ahora en España ya no tiene recorrido.

Alguien podrá decir que esto ya se había dicho antes, de uno u otro modo, por unos o por otros. Mejor no perder el tiempo discutiendo paternidades. Podemos ha sido quien ha logrado poner estas dos rotundas ideas encima de la mesa y que se oyeran alto y claro. Ha lanzado este discurso, además, con inteligencia mediática, usando de modo combinado la televisión y las redes sociales. Y ha inaugurado un modelo alternativo de intervención política poniendo en pie un instrumento de participación ciudadana real, que ha devenido en lo que es hoy su propio partido.

No se acepta fácilmente la entrada exitosa de un nuevo actor en escena y, aunque todos los poderes fácticos en el país se han sentido aludidos y han iniciado un proceso de realineamiento, también han comenzado a disparar con bala a los nuevos entrantes.

Es en este escenario donde se ha presentado el trabajo realizado por Vicenç Navarro y Juan Torres como primer esbozo estratégico del programa económico de Podemos. Es inútil que los coautores hayan dicho por activa y por pasiva que su propuesta no es el Programa Económico sino una primera aproximación: muchos han echado mano a la calculadora para intentar reventarlo.

Encuentro injustas las críticas interesadas que han recibido los autores del documento, con quienes soñé en transformar España cuando Josep Borrell ganó sus primarias en el PSOE siendo yo responsable del desarrollo del programa electoral del PSOE. Por ello, sí que voy a tomar al pie de la letra lo que dicen: el avance que han propuesto los coautores del documento es un primer esbozo al que no se le puede pedir la consistencia de un programa electoral cerrado, y mucho menos los detalles  de un programa de gobierno o de una primera propuesta de Presupuestos Generales del Estado, que es lo que muchos se han apresurado a reclamar para desarbolar al nuevo adversario político cuanto antes.

Por ello, más que centrar la atención en los detalles, creo que merece la pena destacar los vectores principales que rezuma el documento. ¿Cuáles son éstos? Yo apuntaría tres:

a) En primer lugar, el documento denuncia y propone soluciones para resolver el tema político central en nuestro país: las crecientes desigualdades que están sumiendo a la mayoría de ciudadanos en una situación cada día más difícil económica y socialmente. No me voy a extender en este aspecto, sobradamente puesto en evidencia por todo topo de organismos civiles o internacionales. Considerar la desigualdad como el tema central en la agenda política española hoy es insoslayable, y quien no lo haga desde el centro-izquierda o la izquierda no está conectando con la realidad diaria de la mayoría ciudadana.

b) En segundo lugar, la propuesta se dirige a reequilibrar, limitándolo, el poder económico privado. Y en esto también acierta. El aumento de la desigualdad no ha llovido del cielo. Tampoco ha sido solamente causado por la crudeza de la crisis. La causa de fondo es que el mercado ha ido incrementando su poder frente al bien común, y la ideología económica neoliberal ha permitido hacer pasar por normal una noción de la libre empresa tan excesiva que ni tiene justificación ni siquiera tradición histórica más allá de los años 80 del siglo pasado. Hay miles de ejemplos cotidianos en nuestro país de esa alianza pública para favorecer los grandes intereses privados y de los efectos de inequidad que este sesgo produce sobre la mayoría. Un ejemplo: el trato que se les está dando a las  inversiones de las grandes fortunas individuales a través de SICAV, con respecto a las que ni siquiera se ha determinado el plazo en el que deberán tributar por el modesto 1% de impuestos sobre sus rendimientos del que gozan. Otro ejemplo: pasados tres meses desde el inicio del descenso internacional del precio del petróleo aún no se ha actuado para que beneficie a los ciudadanos que repostamos en las gasolineras.

Y una última muestra significativa, ésta más importante: en los EEUU apenas quebró en 2008 Bear Stearns, AIG, Freddie Mac and Fannie Mae, los seis grandes bancos estadounidenses recibieron 698 mil millones de dólares para su rescate. Los utilizaron para salir a flote, y los devolvieron religiosamente años más tarde, de modo que a Septiembre de 2013, 670 mil millones habían sido devueltos y el pico restante se está recuperando con beneficio para las arcas públicas. En España estamos tan acostumbrados a los contubernios público/privados que aún nadie ha aclarado a los ciudadanos cuánto y cuándo van a devolver los bancos el dinero con que se les apoyó en 2012 y 2013! Mientras tanto, haciendo honor a la necesidad de estabilidad presupuestaria, se cercenan servicios básicos o se recortan las alas al futuro en políticas de investigación o de retención del talento.

c) En tercer lugar, la propuesta de Torres y Navarro invoca políticas sociales que toman como referencia a los países en los que el Estado de Bienestar ha resistido con éxito los embates de la crisis, como Suecia, Dinamarca o incluso Alemania. Yo esto lo entiendo. España comenzó a construir un Estado de Bienestar y lo pudo culminar en aspectos cruciales como la educación o la sanidad. Pero sistemas públicos como los servicios sociales, el apoyo a las familias y otros aspectos de una sociedad que provee una serie básica de derechos a los ciudadanos para garantizar la igualdad de oportunidades, o bien han sido desmantelados (como los servicios de dependencia), o sencillamente, ni siquiera se han planteado aún en nuestro país.  Como muestra otro botón: las provisiones legales para desahucios en el Reino Unido establecen con toda claridad la obligación municipal de proveer una alternativa de vivienda a los desahuciados. Contrapongamos este ejemplo con lo que ha ocurrido trágicamente en España en los últimos años…

Es posible que la propuesta realizada por Navarro y Torres se concrete y matice más en el futuro, a través del diálogo abierto que ellos mismos han pedido. Si éste se abre, no sería de extrañar que aparezcan nuevos elementos y soluciones innovadoras, porque hay mucha savia nueva latente en la sociedad española, esperando a que alguien la colecte y le de forma política.

En cualquier caso, lo que no se puede negar es que la propuesta realizada por Vicenç Navarro y Juan Torres es consistente con el discurso que Podemos ha situado en el centro de la agenda política española, y comienza a poner letra a la música de las grandes verdades que ha lanzado, – verdades que nadie en el centro izquierda o en la izquierda debería despreciar a la ligera por despecho, arrogancia o afán de competir.

Su planteamiento, y su valentía al hacerlo, merecen, cuando menos, un reconocimiento y un respeto.

_______________________________________

 


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus