Socialistas en la marcha del cambio

29 Ene 2015
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Beatriz Talegón y Enrique del Olmo
Miembros del PSOE

Podemos ha convocado para el próximo sábado 31 una marcha de Cibeles a la Puerta del Sol bajo el lema a la general ¡¡2015 el año del cambio!!.

La convocatoria de Podemos en sus primeros pasos tenía un claro sesgo de autoafirmación de dicha organización, pero ésta ha ido evolucionando hacia la expresión de una aspiración colectiva mas allá de las fuerzas políticas e incluso de los diversos movimientos sociales.

En el 2015 las cosas tienen que cambiar y la primera expresión ha sido de una enorme potencia: el arrollador triunfo de Syriza en las elecciones griegas y la apertura de una nueva situación en la Unión  Europea (el Consejo de Ministros de la UE ya NO SERA el de 28 palmeros, que con mayor o menor intensidad, aplauden la austeridad). Con todas las dificultades,  la voz de Tsipras sonará en otra sintonía marcando un nuevo rumbo en todos los países. Es un primer paso para cambiar y mirar a los ojos a la ciudadanía. Se terminó darle la espalda por parte de las instituciones y los gobiernos que han preferido mirar a los mercados.

En España, el ciclo va a ser vertiginoso: las elecciones en Andalucía, Cataluña, municipales y autonómicas y, como colofón, las generales. El resultado de este proceso es prácticamente imposible de prever, pero lo que sí está claro es que tenemos la oportunidad de acabar con la desastrosa época de las mayorías absolutas del PP: degradación de las condiciones de vida de las personas, eliminación de los derechos sociales, corrupción generalizada, involución antidemocrática de leyes e instituciones y tenemos la responsabilidad  de cerrar este ciclo desastroso para el país y sus ciudadanos.

Todos los esfuerzos deben ser puestos en derrotar a los gobiernos y las políticas del PP y por ello cada oportunidad de apostar por el cambio debe ser aprovechada. Para cambiar la situación hay que trabajar de forma clara y nítida por la unidad; para unos será la alianza de la izquierda, para otros la unidad popular, para otros los acuerdos de gobierno,…pero para todos el reto es claro, hay en estos momentos una clara mayoría social de la izquierda y eso no puede desaprovecharse. Es el momento de cooperar, no de competir. Está en juego mantener los derechos de la ciudadanía que están costando vidas.

Consideramos que es un grave error de la dirección del PSOE la búsqueda de equidistancia entre el Partido Popular y Podemos. Los ataques a la formación de Pablo Iglesias han bebido muchas veces en los mismos argumentarios de las campañas de la derecha y eso, no sólo es un error, sino una tremenda irresponsabilidad (Podemos representa a muchas personas de las cuales muchas han pertenecido y votado al Partido Socialista). De la misma forma, ha sido un error por parte de Podemos meter, durante un periodo, en el mismo saco políticas, dirección, militancia y votantes del PSOE, sin diferenciar lo que cada uno representa, aunque también ha habido  muchos integrantes de Podemos con valores socialistas que han intentado sumar al proyecto con ilusión y han apostando por el entendimiento y hacer posible un cambio social y político.

Sin embargo, la realidad está cambiando, la agudización de la tensión política con el PP y la derechización (si es posible más) de su política, obliga por un mero ejercicio de salud pública a derrotar política y electoralmente al partido de Rajoy y Aznar (así como a las políticas de Merkel). Esa es la primera responsabilidad que se tiene ante la sociedad. Los problemas de articulación de los diversos procesos, las negociaciones entre partidos, las discusiones sobre los referentes… todo ello siempre tiene solución si se tiene claro qué es lo importante y que bajo ningún concepto, con una mayoría política de la izquierda y de los sectores populares, va a continuar el PP en el poder.

Es un error pensar que estamos en un momento de suma 0, es decir que lo que pierde uno lo puede ganar el otro y por eso el centro de la lucha está en la pelea intestina de la izquierda y los sectores populares. Hoy por suerte la opción es otra, la opción es ampliar la base social del cambio en todas las direcciones, es saber que puede lograrse un proyecto de amplia mayoría al cual se puede sumar desde diversos lados y tradiciones.

Estamos firmemente convencidos de que hay que generar una ola de entusiasmo por el cambio, y el día 31 es un primer momento. Por eso nosotros, como socialistas, vamos a estar en la Puerta del Sol junto a todas aquellas personas y sectores que quieren un cambio de la política y de la democracia en este país. Generar un cambio en profundidad requiere el concurso y la implicación de mucha gente, así se produjeron los cambios a finales de los 70, una oleada donde la gente asumió en sus manos muchos de los elementos claves de la construcción de un nuevo país. Ahora el reto es parecido, no estamos en periodos de maquillajes sino de cambios profundos y eso requiere poner el valor de todos por encima de sectarismo, de las siglas, de pequeños intereses o pugnas secundarias.

En la convocatoria de la marcha se dice “Lo que antes parecía imposible esta ahora cada vez más cerca, el  cambio es posible. Es posible recuperar derechos, es  posible recuperar la ilusión, es posible que las instituciones gobiernen para la gente y no para la élite”. Porque compartimos esto estaremos el próximo 31 en la Marcha del Cambio.

Como dice Facu, el humorista de La Tuerka contra el que se querelló el PP, “Si nos entendemos en la calle, ¿por qué no nos vamos a entender en la política?”


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus