Carta a Pedro

18 Abr 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

 

Querido Pedro,

Hemos sentido la necesidad de escribirte para intentar convencerte para que haya un gobierno de cambio. Probablemente ignores esta carta, pero al mismo tiempo somos muchos los que compartimos esta preocupación. Porque se lo debemos a la gente y porque no hay más tiempo que perder. Hagámoslo por los 11 millones de españoles, por los de abajo, por los jóvenes que se han tenido que ir y queremos que vuelvan, por los abuelos que tienen que estirar su pensión para dar de comer a las familias, por las amas de casa que con pocas horas de sueño hacen malabares para que a los hijos no les falte de nada, por los desahuciados, por los que viven con sus padres porque no pueden independizarse, por los que buscan trabajo y no encuentran, por los que malviven con trabajos precarios, por los estudiantes que no pueden pagarse la matrícula, por las mujeres, por los autónomos y toda la gente que levanta con su sacrificio este país.

¿Te acuerdas del 15 de Mayo del 2011, Pedro? De aquel grito de “no nos representan” que inundó las calles y plazas. La gente pedía ser representada y pedía más derechos y más democracia. La política tenía que dejar de ser un cortijo de unos pocos para empezar a servir a la mayoría.

Sólo partiendo de ese análisis se entiende el nacimiento de Podemos como herramienta de empoderamiento popular. En enero del 2014 algunos dieron un paso al frente, movieron ficha haciendo una lectura muy acertada del momento político actual y de la necesidad de recuperar las instituciones.  Por eso había que gritar soberanía para el pueblo, como dice aquella canción de Los Chicos del Maiz.

Y en Mayo del 2014 se abrió una nueva etapa para la política en España. Unos meses después de haber dado un paso al frente, Podemos conseguía meter a 5 eurodiputados en el Parlamento Europeo. Habíamos roto todos los pronósticos, estábamos felices con el resultado pero con el gesto serio y con la responsabilidad de quien carga a sus espaldas con un mandato popular para intentar cambiar la realidad del país. People have the power, canción que por cierto es la que mejor representa el espíritu de las europeas. En Mayo de 2014 no había las condiciones materiales y objetivas en España para cambiar la realidad de este país. Pero hoy Pedro, sí, estamos en condiciones de cambiarlo.

Y el 1 de Julio entramos al Parlamento Europeo. Abrimos una brecha en las instituciones. Fueron meses muy intensos. Trabajamos muy duro con Pablo para hacer oír la voz de la gente. Un Pablo que tenía la cabeza en Bruselas y el corazón con las miles de familias que a duras penas consiguen llegar a fin de mes. Fue una etapa muy ilusionante. Haciendo trabajos de hormigas, a veces de manera invisible, pusimos las instituciones al servicio del pueblo, demostrando que con voluntad claro que se puede, Pedro.

En el 28 octubre, tras cumplir con nuestro papel en Europa llevando en nuestra espalda innumerables iniciativas, era la hora de hacer las maletas pensando en el futuro de la gente. Mientras la mayoría de los jóvenes exiliados hacían la maleta para buscar una vida mejor fuera nosotros hacíamos la nuestra para volver y trabajar para que la gente corriente de este país y de otros puedan cumplir sus sueños aquí. Como decía aquella otra canción es tiempo de pelear, y hacer que el sueño se haga realidad.

El 20D la gente de este país expresó su voluntad en las urnas. Después de una remontada épica, y con una campaña que desbordó y contagió de ilusión a millones de personas, Podemos no logró la mayoría suficiente para gobernar. Pero al mismo tiempo los resultados de estas elecciones marcaron el inicio de un nuevo tiempo político que debía ser liderado y protagonizado por el cambio. Más de 11 millones de españoles pidieron cambio y asumimos el papel que nos tocaba. Entendimos que en política hay que ceder, pero ceder sin perder la coherencia y – sobre todo  y ante todo – sin traicionar a quienes nos votaron. No nos vamos a vender. Por eso España necesita de un gobierno a la valenciana que dé garantías a la gente, que sea plural, que escuche a todos y a todas, que comunique (en todas las lenguas del estado) con todos los españoles y españolas. Un gobierno que empiece desde ya a trabajar para revertir las políticas de austeridad del partido popular. Sin excusas. Y ese gobierno es incompatible con los hombres de negro del Ibex 35 y las políticas que sacan desde su maletín naranja. Lo han dicho ellos mismos: sólo estaban dispuestos a cambiar comas y a retocar palabras. Agradecemos su honestidad porque han sido coherentes con su veto a Podemos.

Por eso Pedro, te hemos escrito esta carta a ti y no a Hernando, que en las últimas horas ha intentado vendernos gato por liebre.

La gente no merece ser engañada ni que les intenten colar un relato pensado únicamente para sacarle rédito electoral al actual escenario político. Nosotros, desde luego, no vinimos para eso.

Estamos viviendo un momento histórico, y probablemente sea la primera y última vez que tengamos esta oportunidad. No la desperdiciemos, Pedro. No le demos la espalda a la gente. Es momento de ceder, de ser responsables, de mostrar generosidad y altura de miras. Juntos podemos conseguir un gobierno a la valenciana.

..times they are a changing…

La gente no puede esperar más.

 

Dina Bousselham
Ricardo de Sá Ferreira

 


comments powered by Disqus