LA IGUALDAD – Y sus lo´gicas aplastantes

27 Mar 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

la-igualdad-blog.jpg

Marta Nebot

Las ministras de igualdad de
la Unión Europea se reunieron ayer en Valencia para promover que, para salir de la crisis y en la construcción del nuevo modelo económico, se cuente con el enorme capital humano que somos nosotras. Tal cual lo escribo, puede sonar a cachondeo pero la estrategia no es mala porque las cifras hacen que el argumento tenga mucho sentido: somos el 60% de los universitarios de
la UE, tenemos los mejores expedientes académicos y, sin embargo, ganamos un 17% menos y sólo estamos en un 3% en los consejos de administración de las empresas europeas que cotizan en bolsa. Que alguno dirá: es que ahí sólo hay enchufados. A lo que contesto: es probable que muchos lo sean pero seguro que, como en todos lados, se ven obligados a fichar también a gente que sepa y haga el trabajo y, además, ¿por qué no enchufan a fe´minas?

 

Aído dice “es un despilfarro de capital humano” y eso tiene mucha lógica para cualquiera. El problema es que hay varias lógicas distintas. Está, por ejemplo, la lógica-matema´tica que, precisamente, no mueve al mundo… Si lo hiciera no se moriría la mitad de hambre y de sed, habiendo como hay comida y bebida de sobra. Y luego está la lógica de la realidad, que todos aplicamos de vez en cuando, que dice: “primero yo y los míos”. Ésta, en la cabeza del empresario, se traduce en: ¿para qué voy a contratar a una mujer, por mucho curri´culo que tenga, si luego va y se embaraza y cuando vuelve, como se ocupa de lo que viene, no me rinde lo mismo? Esta otra lógica, hay que reconocer que también es aplastante y por ella, mientras no solucionemos el reparto de esas otras cargas familiares -que no se soportan con dinero si no a base de algo todavi´a más preciado, como es el tiempo y la energía-, dicho mal y pronto, estamos jodidas.

 

A mí, ponerse tiquismiquis con la lengua alargando los discursos con duplicaciones discutibles, como “miembro y miembra” –menos mal que a Fidel Castro nunca le dio por ahí del todo–, no me parece que conciencie a los no concienciados a corto plazo. Sin embargo, ¿qué tal una baja de paternidad obligatoria, igual de larga que la de maternidad? ¿No tendría un efecto inmediato? Y, no me dirán, que no le ven la lógica.


comments powered by Disqus