Planeta Axel

Análisis, perfiles e historias de fútbol internacional

Duelo inglés con acento luso en Moscú

20 May 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Chelsea y Manchester United han rivalizado por varios títulos nacionales en los últimos años, pero ninguno de sus duelos anteriores podrá resistir la comparación con su enfrentamiento en Moscú. Para los londinenses llega por fin la oportunidad de superar el gran reto de Roman Abramovich, que invirtió en el club con el claro objetivo de acabar conquistando el continente. Para los red devils, la final de la Champions se presenta como la ocasión de trasladar a Europa su dominio en el fútbol inglés en las dos últimas temporadas. Habrá muchas estrellas en el césped que aún no han ganado la Copa de Europa y que probablemente la merezcan por su dilatada trayectoria, pero todas las miradas se centrarán en el mismo jugador: Cristiano Ronaldo. Criticado por no haber reproducido aún sus exhibiciones semanales en una gran cita, el extremo de Madeira puede quitarse de encima para siempre esa etiqueta y demostrar que no es una víctima de la presión. Aunque otra actuación intrascendente alentaría a aquellos que se indignan ante su fama de mejor futbolista del planeta.

Si el actor principal tiene pasaporte luso, también lo tiene el gran ausente. José Mourinho se estrelló dos veces contra las semifinales y su desconocido sustituto ha logrado superar esa barrera. Aunque lo ha hecho siendo fiel al libreto del estratega de Setúbal: utiliza el sistema de su época más exitosa e incide en los mismos conceptos. Así que veremos a un Chelsea con un 4-3-3, extremos rápidos y profundos, fuerza en el centro del campo, poderío en el delantero centro y mucha llegada desde segunda línea. Casi no hay dudas sobre su once: sólo Malouda y Kalou se disputan un puesto por la banda izquierda y la lesión en el tobillo de Ashley Cole –cuya participación es incierta- en el último entrenamiento podría dar entrada a Bridge.

Más incógnitas aparecen a la hora de pronosticar una alineación del United. Con Vidic recuperado, Ferguson podrá elegir entre toda su plantilla. Si Scholes tiene garantizada la titularidad, la otra gran leyenda del equipo, Ryan Giggs, podría empezar desde el banquillo. El hecho de que pueda superar a Bobby Charlton como jugador del club con más partidos jugados parece que no influirá en la decisión del técnico, que ha confiado en el coreano Park en los encuentros decisivos debido a su gran capacidad de trabajo.

El estado del terreno de juego es la gran preocupación de la UEFA. El césped natural que ha sustituido la superficie sintética habitual en el Luzhniki no ha llegado en las mejores condiciones posibles a la fecha de la final. La temperatura en Moscú es muy agradable, más propia de la Europa del sur, aunque la amenaza de la lluvia no desaparece. La ciudad concentra el ambiente en zonas muy concretas, como la Plaza Roja o los aledaños del estadio. En los barrios del extrarradio y en la mayor parte de una capital gigantesca, nada parece indicar que a pocos kilómetros de allí se va a disputar el partido más importante del año.

Ferguson llama idiotas a los que preguntan sobre Ronaldo

Fue una tónica general en las ruedas de prensa previas: los protagonistas sólo querían hablar del partido y los periodistas también querían inquirir sobre los rumores del mercado. Alex Ferguson fue el más radical cuando le preguntaron por la posibilidad de que Cristiano Ronaldo fichara por el Real Madrid: “Ya sabía que había idiotas en todas partes, como en Inglaterra. Lo que no imaginaba es que aquí los dejarían entrar. Te apuesto lo que quieras a que no se va a ir”. El director ejecutivo del club, David Gill, también había asegurado la continuidad de su estrella unas horas antes. El técnico escocés compareció junto a Brown y Ferdinand y se mostró confiado “en conquistar” el título.

De la timidez de Grant al orgullo familiar de Lampard

A Avram Grant no le gustan las ruedas de prensa. Tiene razón Rafa Benítez: es en lo que más ha cambiado el Chelsea. Al israelí le preguntaron si para empezar la comparecencia quería arrancarse con un discurso inicial o pasar directamente al turno de preguntas y sugirió una tercera vía: “¿No me puedo ir?”. El entrenador volvió a reconocer el “enorme respeto” que le tiene a su rival, Alex Ferguson, y pidió que no insistieran sobre su futuro. Frank Lampard, que tampoco quiso hablar de las especulaciones que lo colocan en el Inter, aseguró que le haría mucha ilusión “lograr un doblete familiar”, después de que su tío Harry Redknapp ganara la FA Cup el pasado sábado con el Portsmouth.


comments powered by Disqus