Planeta Axel

Análisis, perfiles e historias de fútbol internacional

SMS desde Viena (21-06)

21 Jun 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Los suplentes del Bayern
Dos de los jugadores que más rendimiento le están dando a Jogi Löw son Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski. El seleccionador alemán confía plenamente en ellos pese a su papel marginal en el Bayern esta temporada. El delantero sólo fue titular en 8 partidos de liga, mientras que el centrocampista, con mayor presencia, sólo se convirtió en indiscutible cuando se lesionó Hamit Altintop. Pero ese ostracismo parece no haberles afectado y rinden como si vinieran de jugar el Mundial de 2006, en el que ambos brillaron. El papel de Schweini en los cuartos de final ante Portugal fue especialmente relevante. Se llevó todos los titulares y el premio de mejor jugador del partido tras marcar el primer tanto y meter dos centros envenenados en los otros dos.

Postiga, hombre de Scolari
Hélder Postiga llegó a ser considerado en su momento una gran promesa del fútbol portugués. Luis Filipe Scolari se convirtió en seleccionador luso y lo llamó al equipo nacional, una decisión muy comprensible en ese momento. Pero desde entonces, su carrera entró en una espiral de experiencias fracasadas: aventuras en el extranjero (Tottenham, Saint-Etienne, Panathinaikos), regresos por la puerta falsa al Oporto… Esta temporada, sin ir más lejos, ha sido suplente en la liga griega. Sin embargo, Felipao nunca ha dejado de confiar en él. Lo llevó a la Eurocopa y en el momento en el que su equipo necesitaba un goleador para meterse en el partido ante Alemania lo introdujo en el campo. Hélder volvió a responder con un cabezazo que no fue suficiente para remontar, pero que le sirvió para dejar de nuevo su sello en una gran cita.

Quaresma, la cuarta opción
A sus 24 años, Ricardo Quaresma es uno de los jugadores más perseguidos del continente. Grandes clubes lo quieren tras sus exhibiciones en el Oporto, donde es el futbolista más desequilibrante en ataque. Pero en la selección de Portugal no es más que la cuarta opción para los extremos. Da igual que pueda jugar en los dos: Simao, Cristiano y Nani han estado por delante de él. Se entiende con el del Manchester United, pero no tanto con los otros dos. Muchos creen que debía ser titular.

Sudáfrica aprende en Viena
No es un Mundial, pero en términos de organización y seguimiento mediático la Eurocopa es lo que más se parece al gran acontecimiento futbolístico planetario. Así que varios representantes del comité encargado de preparar la cita de Sudáfrica en 2010 están estos días en Austria y Suiza tomando nota de todos los detalles en los aspectos logísticos. El jueves por la tarde se pudo ver a varios grupos, siempre acompañados por un guía, inspeccionando cada rincón del Centro Internacional de Prensa. Sudáfrica tendrá el año que viene una prueba piloto con la disputa de la Copa Confederaciones, un torneo que va cogiendo cada vez más prestigio. Ojo, habrá nivel: ya están clasificados Brasil e Italia, y otra potencia saldrá del ganador de la final del domingo 29 en Viena. Quizá el próximo verano, aparentemente menos importante en lo futbolístico, también nos divirtamos.

Detalles del campo
Van Persie, ¿revulsivo o titular?: Superados sus sempiternos problemas físicos, el zurdo del Arsenal está rayando a un gran nivel. Debería ser titular, ¿pero a quién quita Van Basten?
Partido de ida y vuelta: Holanda y Rusia atacan mejor que defienden, van de frente y disfrutan con espacios. Puede ser un partido muy abierto con muchos goles.
¿Bastará Ignashevich?: La defensa rusa ha mejorado con la inclusión del central del CSKA, pero quizá no será suficiente para detener al mejor ataque del campeonato.
Arshavin, ¿otro show?: Holanda deja jugar y concede oportunidades, por lo que puede ser un día propicio para que el gran enganche del Zenit nos ofrezca otra exhibición.
Van Basten y los penaltis: Los holandeses están tan obsesionados con su mala suerte en las tandas de penaltis que llevan ensayándolas desde que empezó la concentración.


comments powered by Disqus