Planeta Axel

Análisis, perfiles e historias de fútbol internacional

Un modesto subido al coche de la fama

08 Nov 2007
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

El Villarreal visita esta noche (20:30) una pequeña ciudad de 40.000 habitantes del norte de la República Checa. Un sitio al que nunca habrían acudido, probablemente, ninguno de los expedicionarios del equipo amarillo si no tuvieran que jugar allí un partido perteneciente a la segunda jornada de la fase de grupos de la UEFA Cup. Un lugar llamado Mladá Boleslav y que fue creciendo como núcleo urbano alrededor de un castillo fundado por el duque de Bohemia en la segunda mitad del siglo X. Una localidad, al fin y al cabo, cuya mayor aportación al mundo ha sido quizá la firma automovilística Skoda. Su vinculación al club de fútbol local, que se intensificó en 2002, explica los logros recientes de un equipo que no había conseguido nada reseñable hasta entonces.

Y es que en los últimos años ha entrado con fuerza en el escenario internacional. Quedó subcampeón en la liga checa en su segunda temporada en la elite (05-06), llegando a disputar la fase previa de la Champions League. Superó una ronda, pero lo eliminó el Galatasaray en la última. Disputó, pues, la UEFA, donde logró la increíble proeza de eliminar al Olympique de Marsella. No ganó ningún partido más en la competición, pero en el torneo doméstico se quedó a cuatro puntos del título. Este año volvió a repetir hazaña en la segunda competición continental, dejando fuera al Palermo gracias a un gol en Sicilia en el último minuto del encuentro de vuelta.

Como podía imaginarse, no cuenta con grandes figuras. Lo más parecido a ello es un centrocampista ofensivo de 25 años llamado Marek Matejovsky, autor de un gol con la selección checa en el reciente triunfo en Alemania por 0-3. De hecho, casi todos los jugadores de la plantilla son nacionales. El único extranjero es Alexandre Mendy, un delantero francés que sin embargo ha desarrollado toda su carrera en el país. Están a años luz de los de Pellegrini, pero ya han dado más de una sorpresa.


comments powered by Disqus