Planeta Axel

Análisis, perfiles e historias de fútbol internacional

Ghana 2008: un torneo con enCANto

20 Ene 2008
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Día grande para el fútbol internacional. Ghana y Guinea abrirán esta tarde en Accra la vigesimosexta edición de la Copa África de Naciones (CAN). Durante veintidós días, las dieciséis mejores selecciones del continente buscarán el título que las consagre como reinas de uno de los campeonatos más importantes del panorama mundial. Tras disputarse las dos últimas ediciones en países del Magreb (Túnez y Egipto), la competición vuelve a la África negra. Y lo hace con varias favoritas. Nigeria y Costa de Marfil pueden presumir de poseer los bloques más completos, Camerún se jacta de tener a la mayor estrella y Ghana quiere demostrar que su clasificación para los octavos de final de Alemania 2006 –donde fue la única selección africana que superó la primera ronda- no fue casual. De hecho, vistos los dos últimos antecedentes en los que el anfitrión se alzó con el título, las estrellas negras figuran en el primer lugar en las casas de apuestas. En la CAN, quizá más que en torneos similares, ser el organizador puede resultar muy ventajoso. Ya no sólo por el apoyo del público. Los arbitrajes suelen tender a barrer para casa.

Pero la emoción está garantizada. Hay varios equipos en una segunda línea de candidatos que son capaces de dar la sorpresa y hasta lograr la victoria final –Malí, Guinea, Senegal, Túnez, Egipto, Marruecos, Sudáfrica-. Y cómo no, varios futbolistas que aún militan en sus ligas nacionales se darán a conocer ante el gran público. En Egipto 2006, una sorprendente República Democrática del Congo maravilló a todos los observadores con un fútbol alegre practicado por jóvenes futbolistas desconocidos. Por ejemplos como este, y también por la diferencia de estilos entre los equipos de la África negra y los del Magreb, la CAN tiene un atractivo que no se puede comparar con el de otras competiciones.

Las ciudades de Accra, Kumasi, Tamale y Sekondi-Takoradi acogerán la competición. El formato es idéntico al de una Eurocopa, con cuatro grupos de cuatro equipos en los que se clasifican los dos primeros para cuartos de final. Uno de ellos, el B, se ha ganado a pulso la clásica etiqueta de grupo de la muerte. En él coincidirán dos de las grandes favoritas, Nigeria y Costa de Marfil, junto a uno de los principales outsiders, Malí. Es posible, por lo tanto, que una selección con potencial suficiente para ganar el torneo quede eliminada en la primera ronda. Benín, la cuarta en discordia, tiene ante sí una tarea casi imposible.

También habrá una interesante pelea en el grupo A entre Guinea y Marruecos para acompañar a Ghana, que se supone que debería terminar primera. Mientras el C se presenta muy previsible con Camerún y Egipto como claros candidatos, el D va a estar mucho más abierto, con opciones para todos.

África sigue acercándose a la elite

Desde que Camerún lograra su histórica plaza en los cuartos de final de Italia 90, el mundo del fútbol espera el definitivo paso adelante de las selecciones africanas. Sus títulos en categorías inferiores –Nigeria es la actual campeona del mundo sub-17- lo vienen anunciando desde hace tiempo, pero parece que el último salto no se acaba de producir. La mayoría de analistas apuntaron que Costa de Marfil podía convertirse en la revelación del Mundial 2006, pero un grupo complicadísimo y algún que otro arbitraje desfavorable condenaron al equipo de Drogba y compañía.

La proliferación de futbolistas del continente en las grandes ligas europeas –especialmente en Francia e Inglaterra-, con todas las ventajas que ello conlleva para ellos, que entran en contacto con los métodos de trabajo más profesionales del mundo, apuntan en la dirección de un progreso que debe llevar a sus selecciones a pelear por un Mundial. Hay otros indicios que también generan optimismo entre los partidarios de esta teoría. Actualmente, dos de los jugadores más reconocidos del mundo son africanos: Samuel Eto’o y Didier Drogba. E incluso equipos como el Al Ahly o el Étoile Sportive du Sahel fueron capaces de pelear dignamente ante gigantes sudamericanos en las dos últimas ediciones de la Copa Mundial de Clubes. Quizá el momento definitivo llegue en Sudáfrica 2010, cuando el torneo del fútbol global pise por primera vez en su historia territorio africano.

Con Sudáfrica 2010 en el horizonte

La CAN que empieza hoy en Ghana es la penúltima antes de la celebración del Mundial de Sudáfrica –Angola 2010 llegará a pocos meses de la cita planetaria-. Después de las críticas vertidas sobre el estado de las obras y la preparación de cara al próximo campeonato global, la FIFA espera que el torneo que arranca en Accra no genere nuevas dudas sobre la capacidad organizativa del fútbol africano. Joseph Blatter aseguró hace dos meses que “todo estará listo para la disputa del Mundial”, saliendo al paso de ciertas informaciones que apuntaban que el propio organismo ya tenía preparadas sedes reserva por si Sudáfrica fracasaba, entre ellas España. El dirigente suizo, sin embargo, reconoció que quizá no se llegaría a tiempo para que todo estuviera terminado de cara a la Copa Confederaciones de 2009, que servirá de ensayo general. A día de hoy, ninguno de los diez estadios que albergarán el torneo está terminado. Mientras cinco están siendo construidos, los otros cinco aún requieren someterse a un proceso de renovación.

Nombres propios de Ghana 2008

Didier Drogba (Costa de Marfil / Chelsea), 11-03-78: Su duelo personal con Samuel Eto’o para el reinado en el fútbol africano, tanto individual como colectivo, volverá a ser uno de los alicientes del torneo. Una lesión de rodilla le hizo ser duda hasta última hora, pero su presencia en los encuentros amistosos previos hace pensar que podrá jugar desde el inicio.

Ismael Bangoura (Guinea / Dinamo de Kiev), 02-01-85: Ya brilló en Egipto 2006, revelándose como un media punta con gran técnica individual y capacidad para desequilibrar. Puede jugar de delantero puro.

Marouane Chamakh (Marruecos / Burdeos), 10-01-84: Delantero centro de gran movilidad y extraordinaria definición en el juego aéreo. Es un gran ídolo en su país y esta será su tercera Copa África.

Frédéric Kanouté (Malí / Sevilla), 02-09-77: Aceptó jugar para el país de sus padres para disputar la CAN 2004, donde su equipo logró un meritorio cuarto puesto. Ahora lo pretende mejorar.

Mohamed Abou Terika (Egipto / Al-Ahly), 07-11-78: Es una auténtica leyenda en su país, donde lidera al equipo más popular y tuvo un papel decisivo en el título de la selección en la CAN de 2006.

Yassine Chikhaoui (Túnez / FC Zurich), 22-09-86: Se perdió el título continental del Étoile Sahel porque firmó en verano por el Zurich, donde se ha adaptado bien. Goleador, gran promesa de su país.

Asamoah Gyan (Ghana / Udinese), 22-11-85: En un equipo anfitrión repleto de fuerza en el centro del campo, él aporta la velocidad y el gol en ataque. Tiene buenos números en liga italiana.

Vincent Enyeama (Nigeria / Hapoel Tel Aviv), 29-08-82: Kameni puede ser más famoso, pero el mejor portero en las últimas Copas de África ha sido él. Si lo repite, debe dar el salto a una liga grande.

Steven Pienaar (Sudáfrica / Everton), 17-03-82: En una selección con gran número de jugadores de la liga nacional, él debe aportar la experiencia adquirida en Holanda, Alemania e Inglaterra.

Mamadou Niang (Senegal / Marsella), 13-10-79: Su explosión tardía le impidió estar presente en el memorable Mundial 2002 de su selección, pero actualmente ya es un referente indiscutible.


comments powered by Disqus