Opinion · Ahora que no nos oye nadie

La directora responde a los lectores

Como parte de los compromisos adquiridos en esta nueva etapa de nuestro diario [Las diez banderas de Público] y con el objetivo de mantener una comunicación fluida y directa con los lectores, la directora, Ana Pardo de Vera, responde todos los viernes a las preguntas relativas al funcionamiento del diario en este blog. Ayudadnos a mejorar: si tenéis sugerencias, comentarios, opiniones… por favor, escribidnos a: buzonpublico@publico.es. Gracias.

 

Soy lector asiduo de Público y en ocasiones me gustaría poder enviar mensajes a algunos de los magníficos periodistas de este diario, tales como Juan Carlos Escudier, Diego Torres o David Bollero, pero no hay ninguna dirección para poder hacerlo. ¿Cómo puedo enviar correos a los periodistas y lograr su contestación? Gracias y un abrazo. Vicente Verdet | Torrent (Valencia)

Hola, Vicente. Gracias por tu correo. Bollero, Escudier y Torres (coincido contigo, son tres magníficas firmas de Público) tienen cuenta en Twitter (@dbollero, @jcescudier y @DavidTorresPub) Para no invadir su privacidad y darte sus correos, te invito a ponerte en contacto con ellos a través de la red social y que sean ellos directamente los que te indiquen cómo podéis hablar. También puedes dirigirte a Bollero, Escudier o Torres a través del canal de Comentarios en sus columnas.

 

Como siempre Ana Pardo, erigida, supongo, en portavoz del grupo, nos muestra una línea valiente de periodismo veraz y, por tanto, útil. Sigo este periódico desde sus inicios y, con este decálogo, está claro que lo seguiré haciendo. Con ánimo constructivo, me gustaría haber visto de forma más nítida la bandera ecologista. Aunque el punto 4 bien podría recogerla, quizá sería bueno haberla puesto de forma más clara. Un abrazo. Miguel A. González

Buenas tardes, Miguel, gracias por tu mensaje de ánimo y tu valoración; al equipo de Público nos anima mucho que estéis ahí, pendientes de nuestro trabajo. Respecto a tu deseo de una mayor contundencia sobre nuestro compromiso ecologista -que te garantizamos-, es posible que tengas razón y hayamos sido excesivamente escuetos en los términos, pero nuestro deseo de evolución de los conceptos tradicionales nos ha llevado a incluir y desarrollar el llamado “ecologismo” en la bandera 4ª, como bien apuntas (Público es un medio preocupado y atento a las consecuencias derivadas de los cambios de hábitos de vida de las sociedades modernas y a sus efectos en el medio ambiente, en la educación, en el consumo, en la demografía, en la convivencia, en el mundo urbano y en el rural, en los fenómenos migratorios, en la salud, en el urbanismo o en la movilidad). Sin embargo, y atendiendo a tu sugerencia, le daremos una vuelta para evitar cualquier tipo de malentendido sobre la rotundidad de nuestro compromiso con un asunto crucial para el futuro de todos.

 

Sigo a Público a través de Twitter desde hace tiempo, me parece un diario valiente y comprometido. Las diez banderas me parecen de lo más importante en nuestra sociedad. Solo una crítica constructiva, tal y como pedís: os declaráis feministas y creo que, tanto feminismo como machismo son términos equívocos, creo que se debe luchar por las personas, sin tener en cuenta el género, ya que debemos ser todos iguales. Bueno es una opinión, por lo demás, todo muy bien. Harían falta más medios de comunicación valientes como vosotros. Pablo González Torijano

Hola, Pedro. Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo y reconocimiento, son gasolina para el trabajo diario del equipo de Público. Sobre el machismo y/o el feminismo, el que planteas es un falso debate porque son conceptos absolutamente diferentes y no comparables siquiera como antagónicos. Te lo explicaré de la forma más aséptica posible: el diccionario de la RAE define “machismo” como la “actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres”, mientras “feminismo” es, según la misma Real Academia Española, la “ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos de los hombres”. El machismo es una actitud que degenera, en último término, en el asesinato de mujeres (violencia machista), mientras que el feminismo lucha contra el machismo en todas sus numerosas manifestaciones para lograr la igualdad real. Por lo que nos dices, y puesto que te identificas con las banderas de Público, estoy segura de que tú también eres feminista, pues deseas la igualdad de derechos de hombres y mujeres. ¿Me equivoco?

 

Los foros abiertos están bien, pero los de Público están desmadrados y hacen desagradable su lectura. Tenéis que poner un sistema de control que elimine los insultos, las groserías, los trolls… No sé cómo se hace, pero no se puede dar cancha a la estupidez y a las actitudes soeces. Profesor doctor José-Ginés Mora | Visiting Fellow. Oxford Centre for Higher Education Policy Studies. University of Oxford (Reino Unido)

Querido profesor Mora, muchas gracias por ponerte en contacto con Público y abordar, además, esta delicada cuestión que nos han trasladado tantos lectores estos días. Efectivamente, y tras intentos de aplicación de muchos sistema de control del -digamos- lado oscuro de los comentarios (trolls, insultos, descalificaciones gratuitas, ofensas, etc.), el equipo de Público ha decidido abordar como prioritaria esta cuestión. Estamos estudiando la forma de dar cabida a una participación constructiva de nuestros lectores que evite molestas interferencias en forma de comentarios malintencionados, entre cuyos responsables hay auténticos profesionales actuando en muchos otros medios de comunicación digitales, como hemos podido comprobar, y que desarrollan infinitas técnicas para saltarse las herramientas de control. A ti y a quienes les gusta participar o consultar los foros que se generan en las informaciones, os pedimos un poco de paciencia mientras analizamos y damos solución a este molesto intento de veto del libre ejercicio de la expresión de todos, aunque sea por el puro cansancio que generan los insultos.

 

Buenas noches, Ana Pardo de Vera. He leído el editorial; evito los halagos -que los tengo- y ya que queréis que los evitemos, os hago caso. Os sigo y pienso que desde que nació Publico, y aunque bien no se ha reseñado en el editorial, yo sé que vosotros no os olvidáis de la Memoria Histórica, algo que desgraciadamente -soy pesimista- se está alargando en el tiempo, que es justo lo que quieren. Otro tema para no olvidar es el de los bebés robados, y es triste porque pasa el tiempo y resulta muy difícil que la justicia vaya mas rápida. El tiempo en estos dos casos los olvidará, con la de gente que lucha cada uno un poquito… Pero no es suficiente y la prensa puede ayudar mucho. Perdón por extenderme, pero es mi primera vez de escribir a un medio de prensa. Bueno sigo vuestro medio y me encanta y a sus periodistas en La Sexta, los cuales dan la talla. Muchas gracias por leerme. José Carmona Hidalgo

Buenas noches, José. Muchas gracias por tus palabras, y aunque la tristeza por la falta de ‘memoria’ en las instituciones de este país parece que las impregnan, no debemos tirar la toalla en la enorme tarea de dar reparación a las víctimas y a sus familiares en injusticias históricas, como la más dura de buscar y encontrar los cuerpos de los familiares asesinados por Franco y darles digna sepultura. Es verdad que no hemos incluido la memoria histórica como bandera del periódico, porque ésta no constituye un contenido en sí misma sino prioridades y líneas de actuación del equipo de Público a la hora de construir el periódico, cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo. Como sabes, Público ha sido el único medio que ha contado con un equipo de periodistas volcados en denunciar y dar respuesta a la injusta oscuridad institucional sobre la memoria histórica de este país y lo ha hecho desde su nacimiento en papel, en el año 2007. Hoy hemos ido más allá y contamos con una sección de Memoria Pública que te invitamos a seguir y alimentar con aportaciones e informaciones cuando las tengas, así como sugerencias de todo tipo que creas que pueden enriquecerlas. La encontrarás en el menú desplegable de la web, arriba a la izquierda. Su responsable, el periodista Alejandro Torrús (@ATorrus), ha sacado los colores y publicados las vergüenzas de este país en este área, aunque también los logros que poco a poco se van consiguiendo gracias a la presión social. Por su parte, el tema de los bebés robados -relacionado en demasiadas ocasiones con las complicidades de la dictadura franquista, la iglesia y ciertos sectores sociales afines- exige también reparación y denuncia, mucha denuncia; y como ésta es el santo y seña de nuestro periódico, puedo garantizarte que seguimos el asunto y denunciamos todos y cada uno de los casos de los que vamos teniendo conocimiento. No habrá poderes políticos o fácticos que lo impidan.