Opinion · Ahora que no nos oye nadie

PP y Ciudadanos o intentar gobernar sólo para una parte

En su cobertura de la campaña de las elecciones catalanas de este 21-D, Público ha priorizado, por encima del seguimiento de mitines y otros actos al uso, la opinión de los candidatos. Para ello, los cabezas de lista de PSC, ERC, CUP, Junts per Catalunya y Catalunya en Comú-Podem han concedido entrevistas en las que han explicado sus programas, sus planes de futuro y sus opiniones sobre el procès y el eterno debate entre independentistas y los autodenominados “constitucionalistas”. También, sobre los vetos que, incluso dentro de cada correspondiente bloque, se están produciendo ante lo que se prevé un resultado ajustado que dejará en la capacidad para pactar de unos y otros la formación del próximo Govern.

Todos han entendido el modo de hacer y las buenas intenciones de este diario en su misión fundamental de informar sobre todos los puntos de vista con el fin de que los electores puedan escoger su papeleta con todo conocimiento de causa. Todos, a excepción de PP y Ciudadanos, quienes, por mucho que se ha insistido desde esta redacción, han declinado ofrecer entrevistas de sus líderes a Público.

Desde que Mariano Rajoy anunció su intención de convocar elecciones anticipadas en Catalunya el 21 de diciembre, la redacción de este diario se puso de inmediato en contacto con los gabinetes de prensa de PP y Ciudadanos. En un primer momento, la respuesta de ambas formaciones fue positiva, afirmando que intentarían buscar un hueco en las agendas de ambos candidatos para que pudiera atender nuestra petición.

Pero a medida que fueron pasando los días y las semanas, tanto conservadores como naranjas añadían trabas a la cita, siempre alegando motivos de agenda tanto de Inés Arrimadas como de Xavier García Albiol.

Público, por su parte, intentó todas las opciones posibles: realizar la entrevista en Madrid o Barcelona, en cualquier momento que los líderes de ambas formaciones tuvieran disponible e, incluso, ya en tiempo límite, ofreciéndoles la posibilidad -siempre denostada, en principio, por este diario- de hacerla por teléfono y con un tiempo limitado -en exceso, para lo que debería ser una charla amena, fluida y relajada- de media hora. La respuesta ambos casos fue la misma: “Imposible”, respondieron ambos gabinetes.

Por ello, Público quiere informar, con toda claridad y transparencia, de que no ha estado en su mano ofrecerles información sobre PP y Ciudadanos.

Y lo lamenta fundamentalmente por nuestros lectores, que tienen derecho a conocer de primera mano todas las opciones de las principales formaciones que concurren a las elecciones del 21-D, ya coincidan o no con sus ideas.