Opinion · Ahora que no nos oye nadie

8M: una cobertura única gracias a los miembros de la Comunidad de Público

El pasado 8 de marzo, millones de mujeres se movilizaron en todo el mundo para reivindicar la igualdad real en una sociedad que las amordaza y que aún bloquea sus progresos con techos de cristal. Muchas hicieron huelga, otras simplemente pararon y un gran número de ellas participó en las manifestaciones que se celebraron en diferentes puntos del globo. En Público fue una jornada muy especial. Se preveía un día complicado, acrecentado por la huelga de las periodistas mujeres de nuestra redacción. Pese a su ausencia, pudimos hacernos eco de sus reivindicaciones, ofreciendo una cobertura global de la huelga y más intensamente de las manifestaciones que se desarrollaron en las principales ciudades de nuestro país.

Tres horas de retransmisiones en directo

Por un lado, realizamos una retransmisión en streaming durante el desarrollo de las manifestaciones, con conexiones en directo desde Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao, que obtuvo millones de reproducciones. Emitido de forma simultanea en nuestro canal PúblicoTV, en Facebook, Youtube y Twitter, nuestros lectores pudieron pasar de una ciudad a otra, siguiendo el transcurso de las manifestaciones desde su ordenador, móvil o tableta. De la bicihuelga que inició la mañana en Madrid, hasta el desbordamiento del Bulevar de la Alameda en Sevilla, pasando por la ruidosa batucada de Valencia, los gritos frente al Palacio de Justicia de Bilbao con su “gora borroka feminista”, la fiesta en el centro de A Coruña y el llenazo total de las calles de Barcelona. Público ofreció una cobertura única entre los medios digitales.

Especial en papel ‘La revolución de todas’

El gran regalo que teníamos reservado para la jornada lo llevábamos elaborando en secreto desde hacía varias semanas. Lanzamos un número especial de Público en papel bajo el título ‘La revolución de todas‘. Fueron decenas de miles de ejemplares repartidos a mano en las manifestaciones de Madrid y Barcelona, y que también recibirán los socios de la Comunidad de Público. Un número muy especial, que contó con las colaboraciones de firmas como las de Justa Montero Corominas, Ana Ruiz-Tagle, Lidia Falcón O’Neill y Nuria Varela Menéndez, entre otras mujeres que quisieron prestar su voz a este proyecto único.

Con un directo informativo que se actualizó al minuto desde las siete de la mañana hasta pasada la medianoche, los lectores de Público pudieron conocer desde temprano los paros en los principales transportes públicos y el seguimiento de la huelga. El punto álgido del día llegó con las marchas que se iniciaron al final de la tarde en diferentes ciudades, donde participaron cientos de miles de mujeres en todas las provincias. Las informaciones de este directo estuvieron acompañadas desde el inicio de la jornada de varias galerías de fotos con decenas de las mejores imágenes del día, videogalerías que recopilaron una treintena de los mejores momentos de la jornada y encuestas que recibieron miles de votos y en las que la mayoría de nuestros lectores aseguró que paraba durante la jornada y que este 8M serviría para un cambio real. Además, Público ofreció varias crónicas elaboradas por nuestros corresponsales como colofón de la jornada.

Un documental para dar las gracias

Como bola extra de esta cobertura informativa, en la jornada de resaca del viernes, ya sólo queríamos dar la gracias a todas las mujeres que hicieron realidad este día a través de un homenaje en forma de breve documental que se centra en sus rostros y en sus reivindicaciones. Un documental a cámara lenta, con sonido directo, con el morado como color principal para enfatizar que son ellas las únicas protagonistas del 8M.

Y todo este despliegue ha sido posible gracias a los miembros de nuestra Comunidad de Público (a la que puedes unirte ahora mismo), que con sus aportaciones están permitiendo que podamos lanzar nuevos proyectos, centrarnos en coberturas diferentes, y ofrecer más y mejor informaciones, inspiradas en las banderas en las que creemos y que defendemos. A todos, ¡gracias!