El “misil iraní” de Nikki Haley se parece demasiado al “antrax iraquí” de Colin Powel

La Embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, informa a los medios frente a los restos del misil balístico iraní 'Qiam'. REUTERS / Yuri Gripas
La Embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, informa a los medios frente a los restos del misil balístico iraní ‘Qiam’. REUTERS / Yuri Gripas

“Estas es una prueba inequívoca de que Irán está suministrando armas ilegalmente” a los hutíes yemeníes, afirmaba el 14 de diciembre Nikki Haley, la embajadora de EEUU ante la ONU, mientras mostraba la chatarra de un misil balístico de corto alcance. Decía que era el misil lanzado desde Yemen contra el aeropuerto de Riad el pasado 4 de noviembre. Que no muestra ésta “prueba” en la sede de la ONU, tenía dos motivos:

  1. Insinuar a los iraníes una amenaza militar, lanzando su discurso desde la base militar Anacostia-Bolling en Washington.
  2. Que el Panel de Expertos en Yemen del Consejo de Seguridad de la ONU ya habían rechazado estas acusaciones, afirmando que aquel misil no aportaba ninguna prueba, y no estaba nada claro que fuese de fabricación iraní.

Pero, si EEUU quiere demonizar un estado para justificar la guerra que prepara es capaz de inventarse datos y mentir hasta a sus propios ciudadanos, enviándoles a matar y morir por los intereses de las empresas gobernantes. El 5 de mayo del 2003, el Secretario de Defensa de EE. UU., Colin Powell llegó a mostrar en el Consejo de Seguridad de la ONU un tubo con tiza blanca y dijo que era una muestra de los 25.000 litros de ántrax que poseía Irak.

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, informando en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre las supuestas armas de destrucción masiva deSadam Husein
El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, informando en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre las supuestas armas de destrucción masiva deSadam Husein

Luego, con un tono sensacionalista, la representante del mismo país que ha matado a cientos de miles de civiles en los ultimos años con sus bombas y misiles, y ahora hace de portavoz de los intereses saudí-israilíes, dijo que no iban a permitir que “misiles como éste sean disparados contra civiles inocentes”. ¡Sólo autorizan a los misiles  “made in USA” de Arabia y Emiratos Arabes Unidos para que lo hagan!

La procedencia de las armas de hutíes

A Irán le es imposible suministrar armas a la milicia hutí, por la ubicación geográfica de Yemen, país cuyas dos fronteras terrestres, una con Arabia y otra con Oman, están bloqueadas por Riad. Además, no sólo las ciudades yemeníes próximas a Oman están controladas por Al Qaeda, sino que los houties están en el oeste del país, cerca del Mar Rojo, donde EEUU cuanta con una base militar y los puertos están vigilados por la coalicion agresora.

En 2013, EEUU acusó a Irán de ser propietario del barco interceptado llamado Yahan 1 («Mundo » en persa) que transportaba sistema lanzamisiles Katiusha, aunque los expertos de la ONU no puieron “confirmar de manera independiente la acusación”. Es posible que las armas iban destinado a los palestinos que no alos hutíes.

Las armas de esta milicia porceden del equipamiento militar del ejército yemení entregado por EEUU en 2006 como vehiculos Humvees, granadas, radios avanzadas, gafas de visión nocturna, granadas, etc., y cuyo valor (ascendía a 500 millones de dolares; del inmenso mercado negro de Yemen, con armas “soviéticas” del Yemen Socialista del Sur, incluidas, y de los comandantes militares yemeníes corruptos.

La historia de que los houtíes son la quinta columna de Irán fue inventada por el porpio gobienro yemeni con el fin de recibir mayor financiacion por la supuetsa lucha contra el terrorismo.

“Patrocinar el terrorismo” es el pretexto  que el régimen de Trump está utilizando contra Teherán, junto con el del “incumplimiento del acuerdo nuclear”, para aislar a Irán, y eso a pesar de que los principales beneficiarios del acuerdo son Israel y Arabia, puesto que se trata del acuerdo de monitoreo nuclear más intrusivo de la historia. Invalidarlo significa perder el control sobre Irán, empujarle a dotarse de armas de destrucción masiva, provocar un escenario que como poco será apocalíptico. Si eso sucede, el principal responsable será EE. UU. Ya que La Agencia Internacional de Energía Atómica ha confirma que Irán está cumpliendo su parte.

¿Por qué acusan a Irán?

Las declaraciones agresivas de EE. UU. contra Irán se intensifican para:

Irak: para refresacar la memoria

EEUU lideró el ataque de decenas de países para destruir Irak para:

  • Desmantelar un estado poderoso árabe.
  • Hacerse con su territorio por su estratégica ubicación situado en el corazon de Oriente Próximo.
  • Militarizar la región, para ir luego a por Irán, Libia y Siria (hay más países de la región en su lista)
  • Controlar a largo plazo su mar de Oro Negro.
  • Salir de sus problemas financieros con una economía de guerra.
  • Favorecer el papel de Israel en la zona, destruyendo un país rival. Luego hará lo mismo con Libia y Siria.
  • Bloquear los proyectos petrolíferos de las compañías francesas, chinas y rusas.

Para todo ello, conspiraron contra la nación iraquí, acusando a su presidente de:

  • Colaborar con Al Qaeda, pero ¿Cómo un régimen laico podría aliarse con un grupo terrorista de fanáticos, que además había sido creado por la CIA?
  • Participar en los atentados del 11S.  Pero, si los documentos desclasificados de la CIA del 2001 afirman que las Torres Gemelas fueron atacadas por Arabia Saudí,  sus amigos del alma y el enemigo de Saddam Husein.
  • Tratar de importar uranio de Níger para relanzar su programa de armas nucleares. Tras la ocupación del país, la CIA admitió que esta información era falsa.
  • Conservar grandes arsenales químicos y biológicos, y que, según Tony Blair, eran suficientes como para matar a toda la humanidad.  Pero entonces, ¿por qué no los utilizó en la guerra del 1991?
  • Poder realizar un ataque con armas de destrucción masiva en tan sólo 45 minutos, juraba Blair, quien no aclaró por qué Sadam no las disparó a los 45 minutos de haber sido agredidos? Afirmación que recuerda a la advertencia de Netanyahu que, ante la ONU que dibujo en mano, mostraba la “bomba nuclear iraní” a punto de estallar y destruir el planeta, a sabiendas que en la ONU nadie se atrevería a preguntarle sobre su arsenal (que no proyecto) de bombas nucleares ilegales.
  • Poseer 25.000 litros de ántrax, gas mostaza, y el gas nervioso VX. además falsificaron las declaraciones de Hans Blix, quien les puso en evidencia: “Si yo hubiera contado con cualquier evidencia sólida de que Irak conservaba armas de destrucción masiva o las estaba fabricando, la hubiera llevado inmediatamente al Consejo de Seguridad“. Por lo que todo el mundo sabía que dichas armas no existían.
  • Obstruir la labor de los inspectores de la ONU. El mismo doctor Blix dijo en febrero del 2003 que la ONU había realizado más de 400 inspecciones, que se cubrieron más de 300 sitios y nunca tuvieron ningún problema.
  • Enviar sobres contaminadas con ántrax para matar a los estadounidenses. Cuando Colin Powell hizo esta declaración en la ONU sentó detrás de sí al Director de Inteligencia Central George Tenet, para mostrar la veracidad de su “información”, desmentida por The New York Times que afirmaba que: “El FBI sabe desde hace tres meses que el autor de los ataques de ántrax es un estadounidense. Si el señor Z –así llama al autor de las cartas enviadas- fuera árabe, ya estaría en la cárcel, pero es un americano de pura cepa muy próximo al Departamento de Defensa, a la CIA y al programa de biodefensa, que no fue arrestado porque podría revelar secretos de Estado “. Se refería a Bruce Ivins, quien “se suicidó” en la cárcel en 2008.
  • Poseer dos de los tres componentes clave necesarios para construir la bomba nuclear. Años despues de la invasión, el porpio EEUU confesó que el programa nuclear iraquí había sido cancelado años atrás.

Pero, el resultado fue cientos de miles de iraquies asesinados, millones mutilados, desplazados, refugiados, y un país convertido en escombros.

Si Irán debe tomar muy en serio las amenzas de Washington, el mundo no debe perder la memoria, una vez más.