Carta con respuesta

Rafael Reig responde a las cartas de los lectores

Sin perder trenes

19 Nov 2007
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

La psicopatía se distingue por tres síntomas: negación de la realidad, no reconocer los propios errores y echar la culpa a los demás. Otras características son que suele pasar desapercibida y está muy extendida. Estos síntomas son evidentes en el PP que, respondiendo a este cuadro, negará todo esto. El caso más evidente es el 11-M, del que niegan lo evidente y lógico e, incluso, sortean la denominada verdad judicial. Ello puede dar idea de lo que hacen con las verdades sociales: Irak, Yak-42, Prestige, Terra Mítica, Cidade da Cultura, ‘Tamayazo’, Memoria Histórica, etc. Para sus fines, utilizan todos los medios, desde las instituciones o, por primera vez en democracia, el terrorismo y sus víctimas.

XOSÉ VASQUEZ FERNÁNDEZ, A CORUÑA

Oiga, a mí me parece que esos tres síntomas más o menos los padecemos todos (con intermitencias), pero sin llegar ser psicópatas. Yo, al menos, admito que me he negado a ver la realidad (a más de una novia pongo por testigo), que hay errores que no he reconocido y que, de vez en cuando, le echo la culpa a mi suegra, al cambio climático o a alguien que pasaba por allí. No soy un experto, pero siempre he entendido que la psicopatía se caracteriza por perder trenes, como decía Freud. Todos tenemos averías en la cabeza, pero sólo son significativas cuando nos impiden funcionar. Una obsesión por llegar a tiempo y, en el último minuto, sentirse obligado a volver atrás para buscar algo olvidado no es una psicopatía, salvo que te haga perder todos los trenes. Lavarse muy a menudo las manos no es una psicopatía. Salvo si te impide trabajar, estar con amigos y llevar la vida que quieres llevar. El PP, evidentemente, no pierde tantos trenes; a menudo, incluso, gana elecciones. ¿Psicópatas? No, hombre, no: no son más que manipuladores y tramposos.

En cuanto a la realidad, a menudo no es más que el resultado de un consenso, ¿no le parece? Alguien que no mastica las verduras porque así se lo han exigido por vía telepática los marcianos, ¿diría usted que es un psicópata? Entonces, ¿qué diría del que no come carne los viernes por imposición de un ser intangible y quisquilloso de cuya existencia no tiene prueba alguna? Para mí, uno está majareta; el otro es católico (sin perjuicio de que pueda también estar majareta). Si el PP padece de psicopatía, se trata sin duda de una enfermedad bastante contagiosa, que comparte con millones de votantes, ¿no es cierto?

Detesto tanto como usted al PP, quizá más. Sin embargo, no creo que la manera de convencer a los demás de que no voten a ese partido sea afirmar que son unos psicópatas. En mi opinión, ése es el típico argumento que sólo utilizaría el PP. Y como decía Marco Aurelio: la mejor venganza es no parecerse a ellos.


comments powered by Disqus