No os fallaré

07 Feb 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Como demuestra la crisis, el margen de los Gobiernos es muy estrecho. Zapatero puede acabar nacionalizando la banca, claro, pero mientras liquida el capitalismo, me conformo con cuatro cosas para las que no se necesitan inversiones, sino voluntad política. Una: recuperación del litoral con demolición de las edificaciones ilegales. Dos: un Estado aconfesional que elimine las religiones de la escuela pública, facilite los trámites de apostasía, suprima los crucifijos en los actos oficiales y anule los funerales de Estado y demás misas solemnes. Tres: una política humanista sobre la vida y la muerte que regule sin hipocresías el aborto, prevenga los embarazos juveniles no deseados y regule el derecho a morir dignamente. Y cuatro: una política verdaderamente pacifista que sustituya las vacuas manifestaciones de Zapatero por una reducción en la venta de armas especialmente a Estados brutales como el de Israel. Pues bien, esta semana el PSOE y/o el Gobierno se han pasado por el forro las cuatro. Con una tramposa enmienda incluida de tapadillo el Gobierno acaba de legalizar los adosados ilegales que embellecen nuestra costa. Todas las propuestas para avanzar en la laicidad y para regular los nacimientos y las muertes presentadas por ERC-IU-ICV en la Comisión de Justicia del Congreso han sido rechazadas por PSOE y PP. Y en cuanto a lo de las armas, vean en Youtube el discurso que soltó el fotógrafo Gervasio Sánchez al recibir el Premio Ortega y Gasset delante de la vicepresidenta, y que ningún periódico ha querido recoger.