Nuestros valientes

03 Feb 2012
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Padecemos una crisis provocada por la avaricia de los financieros y la irresponsabilidad de los políticos. Tras ayudar a los bancos nos quedamos sin dinero, y tuvimos que pedir prestado a los mismos que socorrimos. Los prestamistas elevaron sus intereses porque no se fiaban. Y para infundirles confianza, prometimos dedicar todos nuestros recursos a pagar lo que debíamos: bajamos sueldos y pensiones, y renunciamos a construir escuelas y hospitales. Dejamos de contratar y aumentó el paro. Las pequeñas empresas que habían florecido alrededor de las obras públicas quebraron mientras las grandes fortunas defraudaban a Hacienda con la aquiescencia de los políticos, muchos de ellos corruptos y pillados casi in fraganti, pero exculpados por la Justicia, por la misma Justicia que ha conseguido sentar en el banquillo al juez que los investigó.

Aterrorizados por una situación que empeora todos los días, estupefactos ante el sueldo de los banqueros a los que ayudamos y alucinados por los privilegios de los políticos, hemos olvidado que ha ganado el PP. Los de Rajoy han aprovechado el despiste general para poner en marcha cuanto antes una contrarreforma dictada por la extrema derecha y la Iglesia católica: limitación del aborto, restricción de la píldora del día después, eliminación de Educación para la Ciudadanía y privatización de la enseñanza, la sanidad y la justicia.

Pero a los niñatos fascistoides del Anonymous sólo les interesa la brutal injusticia de la ley Sinde y ahora se dedican a publicar datos privados y a amenazar como aquellos macarrillas de Jarrai a quienes no comulgan con sus majaderías.


comments powered by Disqus