Las rentables capillas de la Complutense

shangaylily

Visto cómo fue ayer la primera vuelta de las elecciones a Rector de la Universidad Complutense de Madrid, toda la polémica sobre el acto performativo de protesta que protagonizaron las Valientas de la Complutense en aquella capilla de Somosaguas ha sido más que rentable para la extrema derecha.  No solo han basado toda la campaña de José Iturmendi, el candidato-marioneta de Esperanza Aguirre y muy cercano al Opus-Dei, en el victimismo, la homofobia, la misoginia y el odio, sino que han conseguido recuperar la peor retórica fascista de la Guerra Civil y del franquismo más vitriólico. Ejemplo:

Esta fue una de las muchas sorpresas que twitter nos deparó anoche. La foto la colgó Madame Tafetán en su tumblr con el comentario: “Esta pancarta tan educativa está colgada en el hall de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid”. Es terrible que jóvenes adoctrinados por la derecha que dice ser demócrata (muchos de los que más azuzaban eran de Nuevas Generaciones del PP) hayan recuperado esa retórica bélica y hablen alegremente de algo tan terrible como la guerra del 39. ¿Y la derecha acusa a Zapatero de desenterrar a las dos Españas por querer restituir algo de dignidad a las víctimas del fascismo? Por favor.

Pero lo peor fueron algunos de los tweets que aparecieron bajo el hashtag #eleccionesucm. Como el que alegremente ponía un tal pepinhoo:

ojala gane ITURMENDI y todos los rojales se callen de una puta vez!! ROJO QUE VUELA, ROJO A LA CAZUELA! #eleccionesucm

Por si alguien duda, acompaño captura:

Claro que esto no habría pasado si los estudiantes más progresistas no hubiesen pasado de todo, porque la participación estudiantil fue del 14% (similar a la bajísima de las anteriores elecciones). Así que aunque en un principio pareció que la segunda vuelta de las elecciones se iba a dirimir entre dos candidatos de izquierdas: José Carrillo, más “de centro” a pesar de ser hijo el hijo del histórico líder comunista Santiago Carrillo, y Carlos Andradas, “el delfín” del actual rector Carlos Bersoza, y favorito de los más progresistas. Pero el “delfin” de Esperanza Aguirre, y muy cercano al Opus Dei, repito, se coló de modo más que inesperado en el último recuento, entre el 94% (en ese momento los dos candidatos eran Carrillo y Andradas) y el 99% (momento en que, de repente, Iturmendi superó a ambos candidatos). Entre ambos resultados pasaron horas en las al parecer todo dependía del recuento de papeletas que se estaba llevando a cabo en la Facultad de Derecho, donde Iturmendi es profesor y en la que los estudiantes habían votado masivamente al candidato opusdeiano. Aparentemente la prioridad de la junta electoral fue comunicarle primero el resultado al protegido de Espe que actualizar los datos en la página que la UCM había habilitado a tal fin. Entre tanto el tweet rezumaba victimismo de derechas y católico que ya denunciaba un pucherazo por intervención divina de Berzosa… fue justo al contrario y el candidato más reaccionario salió ganador. A pesar de ello, hubo quien adelantó lo que muchos de Nuevas Generaciones ya estaban proclamando en tweets variados:

También hubo quien evidenció la intervención de la Comunidad de Madrid en las elecciones hablando de lo que ya conocen como “espeboys” y de la retórica crispada que al parecer campea por la UCM:

Es entendible, Esperanza Aguirre está deseando volver a los tiempos de Villapalos, un rector ultracatólico y conservador que firmó el acuerdo con el arzobispado de Madrid que mantiene a las capillas en suelo universitario y del que nuestras admiradas activistas LGTB de RQTR recordaron que fue el verdadero causante de la tan cacareada deuda de la Complutense atribuida a Berzosa:

Hay que recordar que precisamente ha sido la persecución, demonización y manipulación del acto de protesta de RQTR por parte de la caverna mediática y la Comunidad de Madrid el que ha hecho la gran campaña que ha aupado a un candidato improbable.

A pesar de todo, habrá que sospechar si Iturmendi sale vencedor en la segunda vuelta ya que los votantes de Andradas pasarán a Carrillo dando una fácil victoria a la izquierda en la UCM. A no ser que la derecha se invente nuevas campañas externas y la izquierda siga dormida en su conformismo.

Chicas y chicos de la UCM, ¡votad!

Y, por supuesto, lo que nos rondaba a todos la cabeza era la misma pregunta: ¿será esto un preludio de las elecciones de mayo? Esperemos que los ciudadanos de izquierda despierten de aquí a entonces y salgan a votar salvo que quieran una repetición de esta extraña elección en la UCM.

P.D.: Es realmente preocupante que, tras haber visto esa pancarta deleznable hablando del 39 y del “pasamos” que se mofa del valiente y generoso “No pasarán” del asedio a Madrid en la Guerra Civil, Iturmendi haya escogido precisamente esa palabra para anunciar su victoria semillada de odio y retórica fascista. Por supuesto lo negará y se hará el tonto (como hace la cínica derecha siempre, después de sembrar el odio y la crispación), pero aquí lo tenéis:

Ah, y sobre el supuesto “cambios” (así, como la Cantudos, con “s” final que lo hace todo más fino) que Iturmendi piensa llevar a la Complutense si gana, baste leer el ingeniosísimo y lúcido tweet de Mario:

P.D.2: Algunas reacciones de los votantes de Iturmendi. Para que veáis el talante democrático que pretende implantar su “cambios”:

Esta prenda “estudia” Derecho en la UCM y es un magnífico ejemplo de los proyectos de fascistas prepotentes que está preparando Iturmendi. El chico es un estudiante aplicado con gran sed de conocimientos, como se deduce en este tweet: “En clase de penall con @ccabo007 y viendo jackass 3D jajaja que mal lo estoy pasando! Me partooo!!”. ¿Cómo habrá entrado en la universidad?

Pero sigamos viendo el talante democrático que tienen los seguidores de Iturmendi:

Esta joya del machismo homófobo se define como “Estudiante de periodismo, aficionado al fútbol, a los deportes, al mundo taurino, a la fotografía y a viajar”… ¿Al respeto o al razonamiento no eres aficionado?

Pero mi favorito es el infeliz homófobo que me amenaza como respuesta a mi apoyo a las heroínas de RQTR (ni imaginar quiero lo que vivirán dentro de la Complutense) de tal guisa:

Ohhhh, cosita infeliz, la sorpresa que se iba a llevar cuando tuviese delante a este armario ropero de 1,85. Lo cierto es que la amenaza es tan absurda que en un primer momento ni lo entendí. Hasta que comprendí que su ignorancia y falta de mundo le hacían creer que yo soy una mujer. Penoso.

Lo que más me gusta de todo esto es que los fascistas reaccionarios se quiten las máscaras de víctimas democráticas.