Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

13 iconos estrambóticos de 2013

30 Dic 2013
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

person00

2013 será recordado como el año en el que la Marca España alcanzó cotas inimaginables: una pequeña aldea de irreductibles maños se convirtió durante unas semanas en el epicentro de la información mundial merced a la voluntariosa, aunque torpe, labor de restauración de doña Cecilia, perpetradora del ‘Ecce Hommo’ de Borja, un meme genuinamente ‘made in Spain’ nacido para perdurar.

El ‘Ecce Homo’ de Borja gana por derecho propio el título honorífico del Suceso Estrambótico de 2013. He aquí los 12 restantes:

12. Pollas en vinagre con la cara de Rajoy

person9

El artista Miguel Ezpania la lió parda el pasado mes de mayo al presentarse en una exposición en el mercado madrileño de La Cebada con unos tarros de sabrosas pollas en vinagre con la cara de Rajoy en la etiqueta. Ezpania fue “invitado” por los comerciantes del señero mercado a irse con sus pollas a otras latitudes más políticamente correctas.

 

11. León ladrador, poco mordedor

person11

El propietario de un zoo de China puso a prueba la credulidad de sus visitantes al exhibir un perro (a la sazón, un mastín tibetano) como si fuera un “león africano”. Tal vez el engaño hubiera cuajado de no ser porque al animal le dio por ladrar, en lugar de rugir, que es lo que le correspondía por contrato.

10. Pastafaris hasta en el DNI

person10

La religión del pastafarismo adora a un monstruo de espaguetis volador y sus adeptos muestran sus respetos llevando un colador a modo de sombrero. Se trata de una religión paródica, que pretende ridiculizar los privilegios de las religiones “de verdad”, aunque no se extrañen si dentro de varios siglos proliferan los pastafaris de pura cepa. De momento, el checo Lukas Novy ha logado darle una pátina de respetabilidad a la fe, al aparecer en la foto de su documento de identidad con el preceptivo colador. Lukas Novy, un héroe, un mártir.

9. Menganno (y otros superhéroes de barrio)

person12

El fenómeno de los superhéroes reales llevaba varios años gestándose en Estados Unidos, pero ha sido en 2013 cuando la moda de embutirse un pijama elástico y salir a proteger las calles ha alcanzado su dimensión planetaria.

El atlético Phoenix Jones, un freelance de la ley y el orden en Seattle, es con certeza el personaje con más visos de acabar apareciendo en la sección de sucesos del periódico, aunque nuestro favorito es sin duda Menganno, el superhéroe argentino que patrulla las calles de Rosario en una Bultaco y que trata de razonar con los malandros con su mejor arma: la labia.

8. Una mascota fea de cojones

person8

¿Cómo promocionarías una campaña para la detección precoz del cáncer de testículos? Fácil: con una mascota que represente un cojón gigante, con su pelo ensortijado y su carita sonriente. Este es el retrato robot del Señor Bolas, la mascota de una asociación brasileña que se ha ganado el título oficioso de mascota más fea de todos los tiempos. Y eso que la competencia es tenaz.

7. Un bebardo clavadito a Beyoncé

person7

“Le pone extensiones a su bebé para que se parezca a Beyoncé” es probablemente el mejor titular estrambótico ever, especialmente cuando se contrasta con la foto de la pobre criatura, desencadenando una inevitable disonancia cognitiva. La noticia es de 2009, sí, pero cualquier ocasión es apropiada para rescatarla.

6. Fotos de coña en los periódicos de Castellón

person6

Un bromista, solo o en compañía de otros, tramó durante años una elaborada chanza que sólo fue desvelada años después a raíz de una investigación estrambótica. Durante este período estuvieron enviando fotos a diarios locales de Castellón felicitando el aniversario o la jubilación de la tía Paquita o el abuelo Nicolás, cuando en realidad se trataba de fotos de Evita Perón, el sátrapa rumano Ceaucescu o el mismísimo Adolf Hitler con cinco años. Tres hurras por el perpetrador del timo.

5. Este señor

person5

Un tipo que envía semejante foto a una página de ligoteo o tiene la vista muy corta o la autoestima muy alta. Cualquiera de ambas razones desmerece una vez contextualizamos el acontecimiento: sucedió en Rusia, el país en el que lo estrambótico es la norma.

4. Este bicho

person4

El pez borrón es una criatura gelatinosa y con cara de señor triste que vive en las profundidades de los mares de Tasmania. Este animalillo ha sido escogido como mascota provisional por la Sociedad para la Conservación de los Animales Feos, una organización que pretende que bichos como el blobfish tengan el mismo estatus que los llorados osos polares o tigres de bengala, que parece que sólo nos acordamos de los guapos.

3. La llama Serge

person3

Seguramente los adláteres de los bichos feos se llevaron las manos a la cabeza el pasado mes de octubre al enterarse de la diablura de cinco chavales franceses, que no tuvieron mejor idea que secuestrar una llama de un circo de turné por Burdeos y llevársela de copas. El rumiante volvió sano y salvo a su jaula.

 

2. El sordomudo farsante

person000

 

Tamsanqa Jantjie, el imaginativo intérprete del lenguaje de signos sordomudo que nos la dio con queso en los funerales de Nelson Mandela, fue primero un impostor, después alegó un ataque de esquizofrenia y finalmente reconoció que era un “gran farsante”. Sea como fuere, el peculiar rapero ya tiene su lugar en el top de los impostores de todos los tiempos.

1. A relaxing cup of café con leche

Ya lo advertimos en su día: pocas esperanzas nos insuflaba un proyecto olímpico cuyo logo decía nítidamente “Madrid 20020”. Luego llegó el himno mierder de Amistades Peligrosas y, para rematar, se coló una quintacolumnista en la comitiva española: nada menos que la alcaldesa Ana Botella, que pasará a la historia estrambótica con su involuntariamente cómico discurso olímpico.

Con información de República Insólita, 2, 3 4 y 5, Strambotic (2) y Cooking Ideas.

¡Síguenos en Facetramboticy en Twitterbotic!

Más madera:

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)

El Museo de los Productos Fracasados

 


comments powered by Disqus