Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Fraga, Losantos y otros diez trols que despuntaron cuando no existía Forocoches

26 Feb 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

umbral

Nativos digitales, no es vuestro el patrimonio de la palabra como arma arrojadiza. Mucho antes de que internet hiciera acto de presencia en nuestras vidas, la televisión ya estaba llena de trols con la escopeta cargada e inagotable mala leche. La principal diferencia es que aquellos respondían por su nombre y no se ocultaban tras un ‘nick’, razón por la cual podemos hoy rendirles homenaje. Sin su ejemplo, los foros y comunidades de la Red (y en especial los comentarios de la prensa digital) serían hoy de un soso que amedrenta.

Trols de la blogosfera, cascarrabias digitales, sabed que vuestra infancia frente a la caja tonta es responsable de todo lo que habéis aprendido. El tubo catódico fue, y sigue siendo, una fuente inagotable de sabiduría cotidiana, de recursos lingüísticos que esgrimir en una batalla verbal que, inevitablemente, acaba con voces más altas que otras e insultos extemporáneos. Sirva esta recopilación como ofrenda a los incromprendidos de la era analógica.

Fedeguico el exmaoísta

Todos conocemos la andadura del ínclito Jiménez Losantos al frente de ‘La mañana’ de la COPE. Máximo exponente de la caverna mediática durante generaciones, desde los tiempos de Antena 3 hasta su etapa en los micrófonos de Es Radio y lo más profundo de la TDT, este comunicador polifacético lo mismo carga contra los ministros que contra la oposición, Belén Esteban o los periodistas de la competencia. Siempre con su peculiar estilo trol, que nos ha dejado una ristra de apodos como ‘Maricomplejines’ (para Rajoy y otros peces gordos del PP), ‘Maleni’ (para Magdalena Álvarez), ‘Pepiño’ o ‘Pepín’ (para José Blanco), ‘el de Ambiciones’ (para Gallardón) o ‘Carcalejos’ (para el exdirector de ABC). Cuánta gloria en forma de ondas…

Desde Lugo con amor

Y que sería de este repaso a los trols de los tiempos anteriores a internet sin el político más ácido y malhumorado de cuantos han pisado el Parlamento, el ya difunto exministro franquista y presidente de honor del PP Manuel Fraga. A la historia han pasado sus airadas intervenciones en la sede de la soberanía popular y, sobre todo, aquel hilarante discurso navideño que los pobres operarios de cámara recordarán toda su vida.

Sin pelos en la lengua (y no solo)

El senador, conocido por su lengua viperina, adolece también de falta de frondosidad capilar en la parte alta de su cabeza, más conocida como ‘coronilla’, pero lo lleva con orgullo y hasta le sirve para trolear a otros políticos. “Andarme, como Durán, frotándome con brillantina la calva, pues tampoco me apetece mucho”, reconoció en cierta ocasión.

Tiene la fea costumbre de hablar mal de los difuntos cuando aún están calientes, como hizo con Fraga (“se ha muerto un franquista”, “era el ministro de Deformación y Cinismo”), pero también de los vivos cuando no están presentes para responderle. Por ejemplo, dijo de Revilla que era el “gran guarro nacional” y tachó de “rebuznos” sus palabras tras un atentado de ETA en Sagunto. Por no hablar de las innumerables ocasiones en las que ha troleado – no sin razón – a la Familia Real.

Un pedazo de trol, aquí y en la China popular

Uno de los más célebres troleos de la clase política española registrados por las cámaras de una televisión se produjo en el plató de “Tengo una pregunta para usted” cuando el nacionalista Josep Lluis Carod Rovira se enzarzó con un señor del público por llamarlo José Luis. El hombre decía no saber catalán, pero “es que no hace falta entender catalán”, le recriminó el político. “Yo me llamo como me llamo aquí y en la China popular”. Y era solo el principio de una conversación más propia de Forocoches que de un debate de altura en la televisión pública.

Lo que esconde la simpatía

Vicente Martínez Pujalte, que lleva dando guerra en el Congreso de los Diputados desde 1993, es lo más parecido a un arma de doble filo que se puede encontrar por la Carrera de San Jerónimo. El murciano siempre se ha caracterizado por atender sonriente y sin pelos en la lengua a la prensa, no pareciéndose en nada a otros compañeros suyos de la bancada popular que parecen tener alergia a las cámaras. Sin embargo,  no todo es simpatía por parte del diputado. Los momentos tensos vividos por la periodista Marta Nebot se suman a otros momentos épicos protagonizados por Martínez Pujalte – con prensa o sin ella – , como el mítico “¿Sabe usted quién soy yo?” dirigido a la pareja de guardias civiles que le multaron, sus pinitos con el inglés, o el histórico momento en el que Pujalte se convirtió en el primer diputado expulsado del Congreso. Menudo ‘trolaco’.

Paco Umbral, el maestro de maestros

Una de las mejores plumas de nuestro país, maestro de la metáfora y el coloquialismo, ejecitó sus cualidades de trol en sus ensayos y columnas del diario El País (merece la pena leer un par de ellas, ya que se encuentran digitalizadas), aunque su episodio más célebre y recordado es aquel que protagonizó en una entrevista con la también trol analógica, y a mucha honra, Mercedes Milá. Sí, el “yo he venido aquí a hablar de mi libro”, que solo fue la guinda del pastel de aquella aciaga velada para las letras españolas. Antes cargó contra los “paletos” de Aranda del Duro por recibir a Felipe González entre abucheos cuando, poco antes, habían dado un baño de masas a José María Aznar. Lo cierto es que jamás tuvo pelos en la lengua.

¡¡¡A la mierda!!!

Tampoco se quedaba atrás el escritor, actor, guionista y director de cine y teatro Fernando Fernán Gómez, que no El que fuera letra ‘B’ de la Real Academia debería haber pasado a la historia por sus numerosas y maravillosas obras, pero es más bien es conocido por su faceta más cascarrabias. De vez en cuando se le cruzaban los cables y mandaba “a la mierda” a un admirador o gritaba a un periodista. “Si usted cree que tengo mal carácter, está en lo cierto. Lo tengo, y muchísimo, y mala educación”. Palabra de trol.

De aquellos polvos vienen estos lodos

Ni la telebasura es ya lo que solía ser. Las tardes de cotilleo se han convertido en un guirigay autorreferencial sin más chispa que la descalificación barata, muy lejos del ácido humor costumbrista de programas míticos como ‘Tómbola’, que nos dejó impagables escenas de confrontación entre el siempre trol Jesús Mariñas y su víctima por excelencia, la agitadora y una vez candidata a Eurovisión Karmele Marchante. Será un tsunami, pero en aquel plató de Canal 9 siempre acababa silenciada por su contrincante a la voz del ya mítico “¡Qué te calles, Karmele!”.

La sabiduría de Hortaleza en cada rueda de prensa

Romario, Reyes o Eto’o son sólo tres de los muchos futbolistas que sufrieron en sus carnes las palabras directas y agresivas de Luis Aragonés, pero ‘el sabio de Hortaleza’ afinaba aún más sus dardos cuando se trataba de lidiar con la prensa deportiva. “He ido a casi todos los medios menos a alguno, porque además de puta no voy a poner la cama“, fue una de sus perlas en sala de prensa. Aragonés no se cortaba y, además de regalarnos una Eurocopa, dejó momentos tan gloriosos como esta bronca con el periodista Alfonso Azuara.

Cachuli’ al ataque

El archiconocido exalcalde de Marbella no puede presumir de buena relación con la prensa. Golpes a las cámaras, robo de micrófonos y un buen puñado de insultos conforman el largo historial de Julián Muñoz en lo que al colorín se refiere. No obstante, aunque pueda parecer tan solo odio, también hubo un poco de amor entre ‘cachuli’ y los ‘paparazzi’. Solo hay que rememorar los tiempos en que respondía a las preguntas de los reporteros preguntándoles cariñosamente por sus familias. Un superclase del ‘troleo’.

Sin Esteso no es lo mismo

“Te vemos un poco alterado”, señala una atrevida reportera. “Tú sí que estás alterada. Estás fea y alterada, y mira que es difícil encontrar a una mujer fea“, responde el actor. Pues igual Andrés Pajares sí que estaba algo alterado, ¿no? El caso es que el antaño inseparable compañero de Fernando Esteso ha tenido en alguna ocasión roces con la prensa que le han hecho perder los papeles, sacar todo el genio que lleva dentro e incluso parafrasear a Fernán Gómez con un mítico y rotundo “¡A la mierda!”.

¡Basura!

El mítico actor Pepe Sancho tampoco dejaba a nadie indiferente. Al ser perseguido por la prensa rosa cuando se estaba separando de la cantante María Jiménez, Sancho estalló dejando uno de los momentos más tensos de la televisión. El actor tuvo para todos y de todos los colores: los periodistas y los dueños de las cadenas de televisión son basura, a quien hay que perseguir es a los políticos y, en general, todo se puede resumir en un “¡A mamarla!” que dejó boquiabierta a media España.

———

Con información de Youtube y el sanedrín estrambótico.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Troleos, troleos por doquier:

– Argentina: cuando las plantas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a legislar

Fakebook: las mayores trolas virales en tu red social favorita

¡Mola que te cagas! Una revista sobre videojuegos y el gusto por hacer de vientre

De cómo una tienda llamada Krakatoa trolea a Google con unas bragas

Los Bulls siempre fallaban sobre la bocina contra los Pistons en el NBA Jam


comments powered by Disqus