Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Bajo una lluvia de Doritos, en una caja de Pringles o a cañonazos: diez formas estrambóticas de viajar al otro barrio

30 Abr 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

principal

Eso de que “una vez acabado el juego, el peón y el rey vuelven a la misma caja” queda muy bonito para decir que, al final, todo el mundo termina sacando un billete de ida para el otro barrio. Es cierto, pero solo hasta cierto punto: cuando nos llega la hora, ricos y no tan ricos tenemos que estirar la pata, pero siempre ha habido clases. Hasta para despedirse de este mundo.

Famosos y algo excéntricos, no son pocas las celebridades que llevan sus rarezas a sus últimas consecuencias, literalmente. Solo hay que fijarse en estas peculiares formas de ser enterrado, elegidas por algún que otro personaje de la farándula o por su familia, para darnos cuenta de que eso de “la misma caja” no siempre se cumple.

A cañonazos

El padre del “periodismo gonzo”, Hunter S. Thompson, tuvo un funeral por todo lo alto – literalmente – financiado por Johnny Depp y planificado por sí mismo. Antes de suicidarse en 2005, Thompson explicó cómo sería su despedida perfecta en un documental de la BBC: un gran cañón dispararía al cielo sus cenizas, mientras se lanzaban fuegos artificiales. El “cañón gonzo” no podía tener otra forma que la de un puño apretando un botón de peyote, el símbolo del estilo periodístico inaugurado por Thompson.

??????????

En un porro

El rapero Tupac Shakur, elegido por la revista Rolling Stone como “el mejor rapero de todos los tiempos”, se marchó regalándole un momento divertido a sus colegas tras ser asesinado en un tiroteo. Los integrantes del grupo Outlawz decidieron pasarlo bien con Shakur por última vez. Para ello, nada mejor que mezclar sus cenizas con marihuana y fumárselas. ¡A tu salud, Tupac!

Scotty2

Hasta el infinito y más allá

El actor canadiense James Doohan, el mítico Scotty de Star Trek, estuvo un tiempo en el cielo. O en el espacio, mejor dicho. Tras varios intentos fallidos, en 2012 sus cenizas fueron puestas en órbita junto a los restos de otras 300 personas en el SpaceX Falcon 9, gracias a Celestis, una empresa que se dedica a enviar a fallecidos al espacio. Según los cálculos de la propia empresa, los restos mortales de Scotty andarían por allí durante un año antes de entrar de nuevo en la atmósfera terrestre y desintegrarse.

pringles

En un bote de patatas

¿Dónde podían terminar los restos mortales del creador de las Pringles? Obviamente, no había un destino mejor para las cenizas de Fredric Baur que un bote de estas patatas. Eso sí, nada de sabores raros. Baur descansa en el interior de un bote de las Pringles originales, las de toda la vida. Esperemos que a nadie le de por hacer ‘pop’…

$_57

En la tinta de un cómic

Hay gente que ama su trabajo hasta las últimas consecuencias. Es el caso del guionista y ejecutivo de Marvel Mark Gruenwald, cuyo último deseo era que sus cenizas fueran mezcladas con la tinta utilizada para la impresión de cómics. Así, la empresa y su viuda decidieron que se reimprimiera la primera edición de Escuadrón Supremo con la tinta que contenía sus restos. Según el anuncio, por poco más de 70 euros puedes tener un trozo del fallecido entre las páginas de este ejemplar puesto a la venta en eBay.

funeral-in-lamborghini-580x1015

No sin mi Lamborghini

Aunque no es el más famoso de los mencionados en esta peculiar lista, ni ha inventado algo tan relevante para la sociedad como un bote de patatas fritas, Alexander Bernard Harris se ha ganado unas líneas por lo original de su descanso eterno. Director ejecutivo de la discográfica Xela Entertainment, fue asesinado en 2003 en un tiroteo. Seguro que muchos de los asistentes a su funeral se quedaron boquiabiertos al encontrarse al fallecido a lomos de su Lamborghini amarillo. Muerto, pero con estilo.

Despedida caótica

El fallecimiento de Malcom McLaren, agente de los Sex Pistols, tenía que tener un toque ‘punk’. Su ataúd, que recorrió las calles de Londres en un coche de caballos, tenía pintada la frase “Demasiado rápido para vivir, demasiado joven para morir”. Tras él, un autobús de dos plantas con música de los Sex Pistols a todo volumen que invitaba al caos: el cortejo fúnebre fue acompañado durante su recorrido de aplausos, abucheos y gritos de “¡Anarquía!”.

doritos

Viaje salado (y dorado) al más allá

Tampoco hay que perder de vista a aquellos que piden ser enterrados junto a objetos peculiares. Uno de esos fue Arch West, el ejecutivo del sector del snack que apostó por la comercialización de los populares Doritos. West fue enterrado junto a un recipiente de oro lleno de estos aperitivos triangulares y, por si fuera poco, los familiares tiraron Doritos a su paso (como si aquello fuera arroz y el escenario una boda).

Frank-Sinatra-Rat-Pack

Un trago para el camino

Frank Sinatra llevó, al igual que McLaren, un mensaje en su féretro, pero este más elegante y sutil. La frase “Lo mejor está por venir” está grabada en la caja de Sinatra. Además, para el viaje hacia el más allá, nada mejor que un paquete de cigarrillos, un mechero y una botella de whisky.

Que nunca falte el humor

La posibilidad de poner punto y final a este paseo por los funerales más alocados de la farándula con una escena protagonizada por los Monty Python es algo que no se puede desaprovechar. El fallecimiento de Graham Chapman sirvió para que John Cleese, otro de los miembros del sexteto humorístico, diera un genial discurso al más puro estilo Monty Python: arrancando carcajadas. Además, el grupo interpretó la conocidísima “Always Look On The Bright Side Of Life” (silbidos incluidos). Eso sí que es una despedida.

—————————–

Con información de El País, The Independent, boing boingTime, Comic Book Resources, Bello y Flavorwire.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otras historias, pero del más acá:

– ¿Ha visto usted a este individuo? Los retratos robots más inútiles jamás realizados

– Ellos también se ponen hasta las trancas: cinco datos curiosos sobre animales cannabicos

– Cientos de personas jugando a la vez: de la utopía del ‘padre’ de Pixar a la revolución de Twitch

– La web que todos hemos plagiado alguna vez

– La campana eléctrica que lleva 170 años funcionando y otros objetos misteriosamente longevos

 


comments powered by Disqus