Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Francamente, este es el verdadero motivo por el que los jueves hay paella en el menú

12 Sep 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Fototeca Nines

¿Por qué esa inaudita unanimidad de los restaurantes de Madrid en servir paella los jueves? Sobre este particular hay varias escuelas de pensamiento (que si es el día que libraban las marmotas, que si son los días que tardaba en llegar el pescado a Madrid desde el lunes…) pero nos quedaremos con la más estrambótica y disparatada (que para eso somos Strambotic), que es la que recoge Raquel Peláez en su insuperable primer libro, ‘Quemad Madrid (o ingresarme en la López Ibor)’, (Libros del KO).

Cuenta Peláez que el culpable de la paella madrileña de los jueves no es otro que el Generalísimo Franco, que a pesar de ser más gallego que el pulpo le gustaba más la paella valenciana que un tonto un lapicero (con perdón). Resulta que el inquilino del Palacio del Pardo tenía por costumbre salir los jueves a comer por Madrid, haciendo gala de una campechanía que quedó como marca de la casa de la Jefatura del Estado.

El caso es que Franco no avisaba dónde iba a comer ese día. Lo mismo acudía al Jockey que se plantaba en el Bar Noviciado, como un parroquiano más. Eso sí, más le valía al dueño tener paella en el menú porque, de no ser así, el Generalísimo montaba en cólera y ¡menudo genio tenía el sátrapa, que más de uno acabó dos metros bajo tierra de la Almudena por servir acelgas ese día!

De modo que acuciados por la imprevisible ruleta rusa del sátrapa, los restauradores de Madrid y provincias acordaron, como un solo hombre, incluir siempre la opción paella en el menú de los jueves. Y ahí se ha quedado, como el absurdo horario alemán para comer o la bonita costumbre de nuestro primer ciudadano de mezclarse con la chusma, como si fuera uno más.

¿Pero todavía no tienes tu ejemplar de ‘Quemad Madrid (o ingresarme en la López Ibor)’, alma de cántaro?

Captura-de-pantalla-completa-02072014-172503

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

En los carteles han puesto un nombre que yo no quiero mirar:

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

Franco ha Werto: las mejores pancartas de las manifestaciones

No diga “ensaladilla rusa”. Diga, “ensaladilla nacional”

Lost in translation: las traducciones más descabelladas del inglés al español

La mejor paella del mundo

Cómo crear tu club social de cannabis y no morir en el intento

La secta rusa de los adoradores de San Francisco Franco

 

 


comments powered by Disqus