Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Me niego a vestirme de Klingon”: Las diez causas de divorcio más insólitas

14 Dic 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

klingon-mara

-qanobluSpet -He’ So’SoH; shoopy rur*

Por si aún no te has enterado, el 70% de las relaciones (heterosexuales) llegan a su fin porque ellas así lo deciden. Y motivos no les faltan, claro: cuando tu marido te pide que te disfraces de Klingon y hables en esa lengua alienígena para despertar sus más bajos instintos es el momento de llamar a tu abogado.

Estas son algunas de los motivos más estrambóticos alegados en los tribunales para pedir el divorcio:

1. “Me niego a vestirme de Klington”

La afición por ‘Star Trek’ de su marido traspasó la línea roja de la alcoba: una mujer británica solicitó el divorcio porque su marido insistía en que se vistiera de Klingotn y le hablara en la lengua de esa ficticia raza de extraterrestres abollados. Por su parte, el marido alegó que su esposa le preparaba “maliciosamente” su plato más odiado: guiso de atún.

divorcio1

2. “Mamá se viene de luna de miel”

Una recién casada italiana pidió el divorcio en cuanto su avión pisó tierra en Fiumiccino, después de tres semanas de luna de miel con su marido… y la madre que lo parió. La mujer no daba crédito cuando al llegar al aeropuerto se encontró con su sonriente suegra, acarreando sus maletas, encantada de participar “en nuestro viaje más romántico”.

divorcio3

3. “Sé paciente, que a esta la despacho en cuanto pueda”

La próxima vez que vayas a engañar a tu pareja vigila que no haya en la casa un micrófono, una cámara oculta… o un ave parlante. Una mujer china se enteró de que su marido se la pegaba con otra cuando escuchó a su cotorra repetir las palabras “divorcio”, “sé paciente” y “te quiero”, que el infiel decía por teléfono a su amada. Lejos de ser paciente, la cornuda esposa exigió el divorcio.

divorcio4

4. “Friega los platos”. STOP

El muro de metacrilato que no dejaba “vernos ni manosearnos” a Kiko Veneno y a su amada era apenas un papel de celofán comparado con la tortura de incomunicación a la que fue sometida una mujer inglesa, cuyo marido dejó de dirigirle la palabra durante 15 años y sólo se comunicaba con ella mediante Post-its. Tardó en reaccionar, sí, pero finalmente pidió el divorcio.

divorcio5

5. “¡Deja ya de limpiar!”

Las mujeres suelen quejarse de que los hombres no limpiamos y “tenemos la casa como una pocilga”. En el caso de esta mujer alemana el motivo era el opuesto: su marido era un obseso de la limpieza. Su manía llegó al paroxismo cuando hizo derribar una pared y volver a reconstruirla porque “estaba demasiado sucia”. No había caído el último ladrillo del muro cuando la esposa estaba en el juzgado, pidiendo el divorcio.

woman with a veil

6. “¿Que me quite el velo? ¡Tú lo que eres es un depravado!”

Una mujer saudita pidió el divorcio después de que su marido intentara quitarle el velo para verle la cara (después de varios años de matrimonio, preguntándose qué pinta tendría su esposa). La mujer pertenece a una minoría que oculta su cara no sólo ante otros hombres sino ante su propio marido e hijos.

?????????????????????????????????????????????

7. “¡Deja un canal de una #%&@Ç* vez!”

Después de la custodia de los churumbeles, la gran lucha que se desata en un hogar es por el control del mando a distancia. Una sentencia de divorcio del Reino Unido describe una de estos conflictos de baja intensidad: “El marido tomaba el control del mando a distancia de la TV, cambiando indefinidamente de canal sin parar en ninguno de los que pedía la demandante”.

divorcio8

8. “Mi marido es un alienígena”

Quien a marcianos mata, a marcianos muere. El periodista David Icke, famoso en los círculos conspiranoicos por denunciar la presencia de reptiles extraterrestres entre la elite mundial, recibió una demanda de divorcio de su esposa, Pamela Leigh Richards, en la que ésta sospechaba que su marido era en realidad “un reptil extraterrestre”.

divorcio9

9. “¡Envido esposa!, ¡órdago!”

Dicen los musolaris expertos, que el “órdago” del mus significa jugarse todo: el caserío, las vacas y la mujer. Eso es lo que hizo el ruso Andrei Karpov en una partida de cartas –más bien de póker- en la que apostó, y perdió, a su mujer, Tatiana. Para el desconcierto de Karpov, la mujer solicitó el divorcio y se fue con el ganador de la partida. Tatiana no iba de farol, no.

divorcio10

10. “Me mintió sobre su edad”

No todo el monte es orgasmo. También hay hombres que se aventuran a pedir el divorcio por motivos nimios, estrambóticos y absurdos. Es el caso de un hombre chino quien, después de diez años de casado, descubrió que su mujer era seis años más mayor de lo que creía. Cuando se casaron, la mujer le dijo tener 24 años, cuando en realidad tenía 30. Que la detengan, que es una mentirosa.

* -Te voy a dar por el culo. –Apestas como un animal.

Con información de NYT, 10 Awesome y Diario Insólito.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

– Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

Cuando el boticario era nuestro mejor camello

Llega la “Barbie normal”, con celulitis, acné y estrías

Espeluznantes fotos de parejas que te empujarán al celibato

15 inventos caseros que te harán la vida más fácil

Ocho pueblos que rinden homenaje a la marihuana en sus escudos y banderas

Etiquetas: , ,