Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

¿Te tatuaste al Pequeño Nicolás? Diez tatuajes de los que te arrepentirás

10 Dic 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

nicolas

Una locura de juventud, una promesa, o simplemente ganas de poner un poco de tinta bajo la piel. Los motivos que nos llevan a hacernos un tatuaje son tan diversos como los dibujos que muchos han estampado en su carne. Hay para todos los gustos: letras chinas, huellas de animalitos, símbolos tribales o frases profundas forman parte de cualquier catálogo de ‘tattoos’.

Para bien o para mal, hay rostros humanos que también están en ese catálogo. Entre esos rostros se han colado los de algunos famosos que protagonizan unos que te dejarán picueto y te harán formular la gran pregunta: ¿en serio hay alguien capaz de tatuarse las jetas del pequeño Nicolás, Chiquito de la Calzada o Vladimir Putin?

peque

El pequeño Nicolás

Pues sí. Hay alguien que ha tenido los bemoles necesarios para tatuarse al pequeño Nicolás, y encima gratis. Realmente, todo se trata de una campaña puesta en marcha por una tienda de tatuajes salmantina que, desde de mayo, ofrece un ‘tattoo’ gratis al mes: uno con el rostro del famoso que ellos elijan. En noviembre, el protagonista fue el chaval que se ha hecho fotos con lo más granado de la política y sí, hubo alguien dispuesto a tatuárselo. Ahora es más fácil hacerse una foto con él.

david

David Hasselhoff en el culo

Si alguien es capaz de tatuarse un Francisco Nicolás en la sobaquera, que no harán en partes más nobles de la anatomía humana. Directamente desde las calderas de forocoches, al barcelonés Juan Carlos González se le ocurrió apostar que si su grupo de música llegaba a la final de un concurso, se tatuaba al famoso vigilante de la playa en el culo. Llegaron y cumplió la apuesta. “Soy un hombre de palabra”. Pero la pregunta es inevitable: “¿Qué te ha dicho tu madre del tatuaje? “Al principio pensó ‘eres tonto’ pero ahora me pide que le enseñe el culo a las visitas”, explica aquí Juan Carlos.

britney

Britney demacrada

No fueron los mejores días de la cantante. La que fuera ídolo de adolescentes se rapó de buenas a primeras la cabeza. Parecía estar fuera de sí, y en algún que otro encontronazo con la prensa, Spears tenía aspecto de lunática (o de ultra). Aquella imagen se hizo realmente famosa, pero ¿tanto como para que alguien se tatuara la cara de Britney en sus horas más bajas?

silvio berlusconi tattoo-2

‘Il Cavaliere’

Presente en la política, en el mundo del fútbol, detrás de un gran grupo de comunicación, el expresidente italiano no podía faltar en versión ‘tattoo’. El fan que se grabó en la piel el rostro de Berlusconi (sin ser muy fiel a las facciones del político, por cierto) asegura que “Berlusconi es el milagro verdadero que esperan los italianos”. Teniendo en cuenta las polémicas que protagonizó y su condena a siete años de cárcel, que alguien se tatúe el rostro de ‘Il Cavaliere’ es sin duda una muestra de amor verdadero.

hurtado

Jordi, el inmortal

Aunque el cambio de cadena de su mítico ‘Saber y Ganar’ no esté teniendo muy buenos resultados en lo que a audiencia se refiere, Jordi Hurtado sigue siendo toda una leyenda que va mucho más allá de la caja tonta. Los chistes que circulan por las redes sociales sobre su inmortalidad le han valido al presentador (que, según Wikipedia, tiene 57 años) para protagonizar otro de los tatuajes de la tienda de Salamanca. ¿Te atreverías a llevar al presentador de ‘Saber y Ganar’ en la piel el resto de tu vida?

mrbean

Mr. Bean

Es de los más graciosos, pero desde luego no es de los actores más guapos del planeta. Así, la idea de tatuarse en la piel la cara de un cómico sería ideal si el dibujo transmitiese algo de su humor. Sin embargo, si bien en el caso de Mr. Bean su cara es un chiste en sí misma, tatuarse la cara del británico Rowan Atkinson es toda una oda a la belleza interior. Muy interior.

juliaroberts

Julia Roberts

No una vez, ni dos, ni tres… Este argentino se tatuó la cinematográfica cara de Julia Roberts hasta en ochenta y dos ocasiones a lo alto y ancho de su anatomía. Además, no se ha tatuado cualquier versión de la novia de América, sino que se limitó a marcarse con el rostro de la actriz a partir de imágenes de ‘Erin Brockovich’. Si te parece grotesco, prepárate para conocer cuánto le ha costado la broma al que posiblemente sea el mayor fan de Julia Roberts: según sus cálculos, unos 60.000 euros.

chiquito

No puedor

Otro gran humorista e insigne español que ha logrado protagonizar uno de esos tatuajes que no todos tus amigos verían con buenos ojos. Que conste que el peculiar humor de este malagueño es ya parte de la cultura popular, pero el tatuaje, por muy bueno que sea, no tiene la misma chispa que un buen “Al ataqueeer” mientras hace la grulla.

celinedion

Celine Dion

En este caso, lo vergonzoso no es el personaje tatuado, sino la destreza del tatuador. Podemos aceptar que un fan de Celine Dion decida tatuarse el rostro de la canadiense en plena faena. Lo que no es tan aceptable es que un tatuador cometa este crimen. ¿Por qué tiene los ojos bizcos y la boca de la Duquesa de Alba (que en paz descanse)? La banda sonora de Titanic ya nunca volverá a sonar igual.

putin

Putin

El temido presidente ruso, el mismo que cabalga osos a pecho descubierto, es también protagonista de algún que otro tatuaje en el que no pueden faltar los colores de la bandera rusa o la firma de este exespía del KGB. Putin no vigila a los ciudadanos rusos, sino que va con ellos a todas partes: tatuado en su piel.

——

Con información de VH1, La Barbería Tatuajes,  BuzzFeed y Today.it

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otros tatuajes miticos (y algunos que podrían llegar a serlo):

– Bye, bye, Antonio. Diez famosos y famosetes que tuvieron que rectificar sus tatuajes de amor eterno

– Pokémon, Star Wars y muchos superhéroes: los ‘frikis’ también se tatúan

– El pijama de Espinete, las corbatas del oso Yogui y otras contradicciones surrealistas de los dibujos animados

Yo de mayor quiero ser catador de marihuana


comments powered by Disqus