Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Irán prohíbe en los libros la palabra “vino” y los nombres de animales extranjeros

11 Feb 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

vino iran

Ya fue polémica hace unas pocas semanas la decisión de las autoridades italianas de tapar las estatuas desnudas de los Museos Capitolinos para no ofender a la delegación iraní que visitaba Roma encabezada por el presidente, Hasán Ruhaní. Pero las cosas no se quedaron ahí.

Días después, se canceló una cena oficial entre el presidente de Irán y su siguiente anfitrión, el francés François Hollande. El motivo no fue otro que la negativa del Gobierno galo a retirar el vino de la mesa, algo que habían solicitado los iraníes para que todo cumpliese el protocolo musulmán. Pero esa tampoco ha sido la última polémica.

Ahora, las autoridades de Irán han dado un paso más para prohibir que en los libros publicados en el país aparezca la palabra ‘vino’, el nombre de los animales extranjeros e incluso el de algunos dirigentes de otros países.

libros iran

Esta censura impuesta por el Ministerio de Cultura de Irán ha sido diseñada, supuestamente, para proteger a la población de lo que el régimen denomina una “embestida cultural” de Occidente.

Así, a la hora de que un nuevo libro sea publicado en Irán, nada se deja a la improvisación. Tal y como explica Mohammad Selgi, jefe de edición de libros en el Ministerio de Cultura y Orientación Islámica iraní: “cuando se registra un nuevo libro, nuestro personal tiene que leer página por página para asegurarse de si son necesarios cambios editoriales con el fin de promocionar los principios de la revolución islámica, afrontar la embestida cultural occidental y censurar cualquier insulto contra los profetas”.

Mandato religioso

Además del mal llamado Ministerio de Cultura, la responsabilidad de la censura iraní recae, cómo no, sobre las autoridades religiosas. De hecho, todo se debe a una singular petición del ayatolá Ali Jamenei, líder supremo de Irán en lo que a política y religión se refiere.

El ayatolá invitó amablemente al Ministerio de Cultura de su país a “centrarse en la producción de libros y películas atractivos, el diseño de videojuegos y la creación de juguetes significativos”, pero con una meta.

Todo, para contrarrestar esa supuesta invasión cultural occidental que estaría sufriendo Irán, según sus autoridades, y que no tiene otro objetivo que “destruir la identidad islámica”.

jamenei2

Y, claro, a ver quién decide llevarle la contraria al líder supremo iraní. De esta forma, el propio Selgi reconoce que el punto de vista de los clérigos “debe tenerse en cuenta a la hora de permitir que un libro se publique”.

Así las cosas, en pleno 2016 en Irán nadie leerá la palabra ‘vino’, ni los nombres de animalitos extranjeros (pobre Winnie the Pooh) o de mandatarios de otros países. Designio de Alá. O de sus representantes en Irán, más bien.

Con información de Independent y The Telegraph

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

No es cuestión de jugársela:

– Descubre en qué se gastan tu dinero los ayuntamientos españoles

– Descubren un desconocido chiste verde en una obra de Shakespeare

– Diez meteduras de pata antológicas de los medios por tirar de Google Imágenes

– Kim Jong Un bombardea Corea del Sur con globos llenos de mierda


comments powered by Disqus