Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

¿Sabías que cuando un torero muere durante una corrida es sacrificada la madre y la familia del toro?

11 Jul 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

lorenzo

-¿Lorenzo, mató usted a Víctor Barrio?

-Sí, pero fue en defensa propia.

En la antigua China los delitos más graves recibían un castigo brutalmente desproporcionado: el autor del delito era ejecutado, así como toda su familia en lo que fue conocido como “nueve exterminios familiares”, pues la familia era dividida en nueve grupos para irla aniquilando ordenada y sistemáticamente. El castigo colectivo estuvo vigente desde el siglo II a.C. (Dinastía Qin) hasta, ojo al dato, 1905.

Los toros no son personas y los toreros no suelen ser chinos (aunque de todo hay en la viña del Señor), pero en España sigue vigente una tradición aún más bárbara que la de las corridas de toros: cuando un torero muere en el desempeño de su trabajo -recordemos: el ratio torero/toro muerto es de 1/20.000 para quien defiende que es un combate “de igual a igual”-, el toro es sacrificado, pero la madre del toro y su descendencia corren la misma suerte, igual que los reos de la China Imperial.

El pasado sábado, el torero Víctor Barrio murió corneado por el astado en la plaza de toros de Teruel, un hecho lamentable, como cualquier muerte, más aún si es prematura. Pero la muerte del torero es sólo la primera de un rosario que se llevará a, al menos, otros dos seres vivos por delante. Según escribe la justiciera Rosa Jiménez Caro en El País:

“La estirpe de Lorenzo, el toro asesino, termina con él. Como manda la tradición, el ganadero de Los Maños, de casta Santa Coloma, mandará al matadero a su madre, la vaca Lorenza”.

Sin embargo, por suerte o por desgracia, esta tradición nauseabunda no va a poder cumplirse esta vez: Lorenza no irá ir al patíbulo, porque fue sacrificada “por la edad” unos días antes de la fatal corrida, en la que Lorenzo, su vástago, tenía reservado el papel de víctima y salió como verdugo. Sin vuelta al ruedo, eso sí.

El artículo de ABC enmienda la plana a Jiménez Caro pues considera que la tradición de “mandar al matadero toda la reata” (estirpe) del toro asesino forma parte de “los tópicos y la leyenda”. No obstante, se sabe que la familia de Islero, el toro que mató a Manolete, fue víctima del castigo colectivo de los taurinos.

viñeta-toro

Viñeta: J.R. Mora.

Visto en Ya está el listo que todo lo sabe. Con información de Wikipedia, Yorokobu, Público, El País y ABC.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

‘Santa Fiesta’: un documental para detener la muerte de 60.000 animales en las fiestas de España

Oscar, el gato insumergible

Ocho variedades de marihuana vascas (que harán partirse de risa a un catalán)

Cinco alimentos que te hacen más inteligente


comments powered by Disqus