Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Los únicos que pueden desatascar la situación política actual son María Teresa Campos y Bertín Osborne”

21 Oct 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

velamine-pp

Si el sueño de la razón produce monstruos (Goya dixit), el sueño del ultrarracionalismo da lugar a paradojas desconcertantes. Por ejemplo, ver a una docena de adutoadolescentes sumarse al 5º aniversario de la acampada del 15-M con pancartas de esta jaez: “Sí nos representan”, “Por un Gobierno de unidad”.

¿Ironía? En absoluto, explican: “El problema es que ni desde la derecha ni desde la izquierda se quiere escuchar al otro y eso desemboca en el bloqueo político actual. Los únicos que hubieran podido mediar en aquel momento (mayo del 2016) de bloqueo político eran María Teresa Campos o Bertín Osborne, lo más parecido que tenemos a Oprah Winfrey en España”.

fea

Después de varios meses de correspondencia quedo por fin con los abanderados del ultrarracionalismo, Anónimo García y Rasomon, en el Café Manuela, irreductible local que resiste al empuje gentrificador del barrio de Malasaña. El incipiente, aunque pujante movimiento, tiene en la revista ‘Homo Velamine’ su órgano de expresión. En su último número hasta la fecha, impreso antes de las segundas elecciones, Velanine se adentraba en los foros más rancios de internet para arrojar luz sobre la “guerrilla gráfica que impulsó al PP”, una disparatada colección de fotomontajes tan audaces en su estética como voluntariosos en su ejecución.

Cuando me enviaron por primera vez aquellos adefesios pensé que eran montajes creados por los propios miembros de ‘Homo Velamine’ pero ellos mismos me lo desmienten (“no tenemos ese ingenio, eso no se hace al azar”). Más tarde, concluí que en realidad se trataba de quintacolumnistas que trataban se socavar el voto del Partido Popular con montajes como este:

velamine-en-serio

“No son quintacolumnistas sino gente sin complejos: esta es la verdadera esencia del PP”, asegura Rasomon. “Lo que es mentira es todo el montante de ideología para justificar que esto es centro-derecha. El PP lo funda quien lo funda y muchos de los políticos de hoy son hijos del Movimiento”. “Ahí está la gracia -apostilla Anónimo García: A este público no le parece mal que el águila franquista conviva con el logo del PP. No hay un asomo de ironía aquí”.

Su preocupación por la política es tan genuina como audaces sus propuestas: el punto 5 del Manifiesto del Ultrarracionalismo propone trascender la vetusta fórmula “un hombre, un voto” sobre la que descansa el sistema democrático vigente y avanzar hacia el “sorteísmo”:

“Dado que el Homo Velamine nunca va a permitir que por encima de él haya un ser ética o imaginativamente superior, debemos implementar inmediatamente el sorteísmo: la elección de los líderes políticos al azar”.

GRA082. JAÉN, 22/12/2012.- Un punto mixto de lotería, situado en el número 15 de la Plaza José León de Baeza (Jaén), ha vendido por terminal un décimo del número 76.058, agraciado con el Gordo de la lotería de Navidad. En la foto Francisco Castaño, padre de la responsable del punto de venta, Ana Lagal, celebra la venta de este premio. EFE/José Manuel Pedrosa

Pero como bien sabe cualquier ultrarracionalista que se tenga por tal, la acción política no puede limitarse al discurso y a la palabrería: es necesario salir a las calles. Una de las más sonadas acciones de ‘Homo Velamine’ [que, por si te lo habías preguntado, quiere decir “mono vestido”, subespecie surgida del homo sapiens] en la que se recreaba una escena de la película El último caballo’, de Edgar Neville, en la que su protagonista, Fernando Fernán-Gómez, clama contra la modernidad y los “ruidosos vehículos a motor” en la Gran Vía de 1950.

Este ‘reenactment‘ contó incluso con la presencia de un manifestante ataviado de caballo e incluso con la improvisada asistencia de tres lecheras de la Policía Nacional, en previsión de que aquella excentricidad degenerara en algo realmente feo [la matanza del Bataclan de París había sucedido unos días antes].

“Nuestro objetivo era montar un atasco del copetín pero no pudo ser porque la policía apareció casi instantáneamente. Los taxistas no llegaron ni a enfandarse, lo cual fue un cierto fracaso”, concluye lacónico Anónimo García.

Muy pronto, más acciones y frases subordinadas ultrarracionalistas en esta, vuestra pantalla amiga.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Acabáramos:

Franco es kitch: La guerrilla gráfica que impulsó al PP en las elecciones

Cortan la Gran Vía de Madrid para reivindicar una vuelta al mundo antiguo

Por qué es mejor elegir a los diputados al azar

Manifiesto del Ultrarracionalismo