Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La Veneno: “Cuando muera quiero que tiren mis cenizas por el Parque del Oeste, pa’ que los travelos escuchen mis voces”

10 Nov 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Luis Landeira

img_aguerra_20161009-225722_imagenes_lv_colaboradores_img_5587-kt2b-u411719124450jmb-992x558lavanguardia-web

“Muere La Veneno a los 52 años”. “Fallece La Veneno después de estar tres días en coma en el hospital La Paz”. Al principio creí que era un bulo, pero los titulares de todos los periódicos “serios” no dejan lugar a dudas: Cristina Ortíz ‘La Veneno’, prostituta transexual convertida en estrella de la tele en los 90 por obra y gracia de Pepe Navarro, ha pasado a mejor vida. Las versiones oficiales hablan de un “accidente doméstico” o un “suicidio”, pero hay quien piensa que fue un ajuste de cuentas.

Casualidad o no, La Veneno acababa de lanzar sus memorias, tituladas ¡Digo! Ni puta ni santa, donde revelaba que en su día tuvo entre su clientela a personajes muy, pero que muy importantes de la vida pública y política española. Aunque en el libro no da nombres, La Veneno tenía previsto revelar alguno de ellos en un conocido programa de televisión al que, por desgracia, ya no podrá asistir.

No voy a entrar a formular hipótesis sobre la muerte de La Veneno: ese es un trabajo para Rafapal, Iker Jiménez y demás conspiranoicos. Desde aquí, sólo puedo dar el pésame a la familia de esta superheroína del bizarre español, ponerle una velita a Santa Librada, patrona de las presciputas, y rescatar una entrevista que le hice hace unas semanas, en los camerinos de la madrileñísima sala Boite, que demuestra que La Veneno conservaba casi intacto su deslenguado ingenio. “¡La pepita me palpita, canalla!”

ctyp0gmw8aaymcu

¿Quién te puso lo de “La Veneno”?

Me lo pusieron de mote cuando empecé de transformista, trabajando la calle en el Parque del Oeste de Madrid. Y como desde el principio tuve una cabalgata de clientes que iba de aquí a Albacete, otras que trabajaban la calle me insultaban y me querían echar, porque yo con mis tetones, mi pelucón rubio y mi bronceado me lo comía to. Entonces me compré una hoz de cortar hierba, me fui al Parque del Oeste y saqué la hoz así y dije “¡la que tenga coño que me llame algo, que mira lo que hago!”. Y todas dijeron “¡uy, cualquiera se mete con ese maricón, que es un veneno!”. Y ya me quedé con lo de “La Veneno”.

Cuando aún eras hombre eras peluquero, ¿no?

Sí, me llamaba Joselito y empecé en una peluquería cortando el pelo, trabajando en Marbella, hasta que ya me vine para acá y me lié con un modelo muy famoso, Juan Pedro de Tudela, que ahora el pobre ya está hecho un viejo, el maricón.

¿En que momento cuelgas los peines y saltas a la prostitución?

Me vine a Madrid y entonces me lié con el modelo y le decía “llévame a la calle de las travestis”. ¿Por qué? Porque me atraía. Hasta que yo cogí y me fui de la casa de él, y él ni se enteró. Y llamaba a mi casa y decía: “¿Dónde está Joselito? ¿Dónde está Joselito?” Y Joselito ya estaba con un pelo por aquí de largo to rubio, que me parecía a la Elle McPherson decían, ¿entiendes? Y los tíos de los coches se paraban y chillaban “¡le parece a la Raquel Welch!” y yo no sabía quién era esa gente. Entonces ya me enseñaron una foto y vi que sí, que me parecía a la Raquel Welch, a la Brigitte Bardot y a las mujeres más guapas del mundo.

laveneno-by-farrandemora-1

¿Es cierto que eras el travelo más caro del mundo de la prostitución?

Sí, 5000 pesetas el francés, que era el tope de la época. Y en mi casa cobraba 6.000. Y las demás cobraban 2.000, ¿entiende, mi arma? Yo me sacaba un millón de pesetas en un rato porque los hombres repetian conmigo. Solamente le ponia una canción y, cuando terminaba, 6.000. Se metía en la cama, se tomaba una raya de coca y dale que te pego. Yo no la tomaba porque no me ha gustao nunca la droga, que la probé una vez y me sentó como un tiro en el coño.

¿Con cuantos hombres has estado?

Pues si quieres que te diga la verda, mi arma, no lo sé. Pero pa que te hagas una idea he estao de hombres que puedes ir andando de aquí a Melilla, ir y venir tres veces. He estao con millones y millones de tíos.

¿Algún famoso?

¡Uy, muchos! Gente mu famosa, que no te la imaginas, de esa que anda en coche blindao con cristales negros. Por ejemplo, a M.M. me lo llevé pa casa y no veas como esnifaba coca, que parecía un oso hormiguero. O J.B., que llegó al Parque del Oeste y todas gritando pa que se fuese con ellas, y yo fui y me puse al final de la fila y me eligió a mi. Pa que tú veas.

¿Qué políticos pagaron por tus servicios?

Hombres mu poderosos, empresarios, ministros… Los nombre no te los voy a decir, mi arma. Venían en cochazos, bajaban la ventanilla y me preguntaban si los conocía. Yo sabía bien quienes eran pero decía que no pa que me subieran al coche, porque ellos buscaban putas discretas, ¿entiendes? Y luego también me he acostao con toreros, futbolistas, presentadores…

veneno

¿Y qué hacías con la pasta que ganabas con tantos tíos? ¿Despilfarrabas?

No, yo lo metía en el banco para el día de mañana. Porque yo estoy sola en el mundo, no tengo calor ni cariño de nadie, solamente mi hermana la mayor. Entonces yo estaba ahorrando pa comprarme un piso. Luego salté a la fama y bueno…

Sí, fue cuando te descubrió Pepe Navarro en el programa Esta noche cruzamos el Mississippi, ¿no?

No, me descubrió Faela, la reportera. Se quedó con la boca abierta y dijo “¡qué mujer más guapa! ¿Vas vestida de sultana?” Y le dije: “No, voy de tiburón”. Y luego Pepe Navarro cuando vio las imágenes se quedó impactado porque dijo “qué tía más guapa, qué pecho más bonito”, entonces estuvo meses llamándome y mandándome flores. Hasta que se presentó la hermana de Pepe, que me dijo: “Veneno, por favor por favor por favor”, y me convencieron y me presenté en la tele con un vestido blanco y con la piel color bronce.

¿Por qué le llamabas “Pepe Nabo” a Pepe Navarro? Se decía que tenía un pene descomunal…

Ay, porque me gustaba meterme con él. Bueno, yo de la polla no puedo hablar nada porque no me lo he tirao. Grande sí la tiene, ¿entiendes? Porque se le nota el paquetón; encima, como llevaba los pantalones aquí arriba, se le notaba más. Entonces tenía, como buen cordobés, una buena polla, aunque no me he acostado con él. La gente comenta, pero si quieren saber la verdad que compren mi libro.

actualidad_169243124_20830032_1706x960

Tú eras una prostituta vocacional. ¿Por qué dejaste de hacer la calle?

Cuando salté a la fama ya me retiraron de puta y de todo. Además, Pepe Navarro, como Pepe Rubio, como los modistos Victorio y Lucchino, me dijeron “Cristina, ahora que eres famosa apártate del gremio de las travestis, porque te van a machacar”. Es que si me tenían envidia ya antes porque me lo comía to, imagínate cuando salté a la fama. Y luego cuando saqué el disco más todavía.

Y después de saltar a la fama, te lanzaste a hacer porno.

Sí, hice dos pornos, El secreto de La Veneno y La venganza de La Veneno. Lo que pasa es que no hice más películas por respeto a mi familia, que no me vieran ahí bregando con ocho pollas.

¿Cómo fue tu experiencia en el porno?

Pues acabé reventá y desriñoná. La película se rodaba en la Sierra madrileña, pusieron solo una manta en el suelo y al follar se me clavaban las piedras por toas partes. Ojo, que el único que me podía penetrar era mi marido Andrea, el resto solo toqueteo. Pero como mi marido no se empalmaba por los nervios, le dije “oye, o te empalmas o me follo al negro”. (Risas).

En el gremio del porno conociste a la Cicciolina, al enano Holy One…

Sí, conocí a todos. A Holy recuerdo que lo cogí en brazos y casi me caigo de cabeza, porque yo pensaba que pesaba muy poco pero pesaba más de cien kilos.

hqdefault

¿Y ahora tienes novio o practicas el amor libre?

Bueno, tengo una pareja que me va a durar un Informe Semanal. Ya lo voy a mandar a la mierda, porque no me conviene.

¿Piensas volver a cantar?

Pues sí, mi arma. Quiero hacer la canción de El cochecito leré, cantada en plan flamenco (canta) “el cochecito leré, me dijo anoche leré”. (Risas).

¿Cómo ves la tele actual? ¿Que programas te gustan?

Ahora mismo sólo me metería en Salvame, que es el único que hay. Los demás, como Gran Hermano, Supervivientes y todos esos, son programas telebasura, así que no voy. Porque yo tuve un maestro, el periodista, presentador, y mejor productor de España Pepe Navarro.

TELEVISION MONEGAL

Pero tengo entendido que a él lo acabaron vetando en la tele. ¿Qué pasó?

Pues resulta que Navarro tenía en sus manos un video de Pedro J. Ramírez donde una negra con una fusta, con perdón, le está dando por culo. Y como Pedro J. tenía acciones en Antena 3 pues lo echaron, pero lo tuvieron que indemnizar los millones que tenía contratao. Y se ha retirado con todos los millones que ha ganao a costa mía.

Sí, porque tu eras el alma del Mississippi.

Claro, porque yo no trabajaba con telebasura, yo trabajaba con los mejores, con Pepelu, con actores de verdad… pero los quité a todos y me quedé yo, porque la audiencia la subía yo.

Cuando hagan la película de La Veneno, porque la harán, ¿quién te gustaría que hiciera de ti?

Raquel Welch, porque es con la que me comparan. Pilla un poquito mayor pero es la que me gusta. Si no, Penélope Cruz, que también me encanta. Pero las demás, no. Nada. Angelina Jolie me han comparado siempre con ella, será por los labios, por eso cuando vino aquí Brad Pitt me acosté con él, ¿entiendes?

Ah, ¿si?

Bueno, con to el coño. Por eso luego se casó con Angelina Jolie, porque era igualita que yo.

Ahora se han divorciado.

Eso no lo sé, porque yo si te digo la verdad no tengo tele. Me han robao ocho televisores y acabé hasta el coño. Y pa lo que hay que ver…

¿Volverías a la calle si te quedaras sin blanca?

Sí, mi arma. A mi nunca me dolió lo de ser prostituta. Yo cuando me muera quiero que mis cenizas las esparzan por el Parque del Oeste, pa que luego por las noches las travestis escuchen mi voz por ahí.

hqdefault-1

Por último, te voy a decir unos cuantos personajes para que me des tu sincera y venenosa opinión sobre ellos.

Alaska

Me encanta. Es que gracias a ella llegué a ser lo que soy, porque yo estaba en el pueblo y cuando oí eso de “a quién le importa lo que yo haga”, y pensé que sí, que me hago transexual, que a quién le importa y me paso por el coño to lo que digan. Esa canción me animó tanto que me fui de mi pueblo.

Mario Vaquerizo

Es un hombre, no travesti, sino que le gusta disfrazarse; y eso atrae. Encima, un hombre como él manejar taconazos y cantar tiene mucho morbo. Y lo hace muy bien.

Carmen Lomana

Uy, yo a esa mujer no la soporto; no es que no la soporte, es que es el Muñeco Diabólico.

Letizia

¿Sabater?

No, Ortiz (risas)

Me cae muy bien, porque se llama Ortiz, como yo. Se ha operao tanto que se ha puesto como Michael Jackson. No le hacía falta, ¿entiendes?, pero tiene dinero y se lo puede permitir.

Ricky Martin

Guapísimo. Me acosté con él, ya lo dije en el polígrafo, en Antena 3, ya dije que era mariquita, no se lo creía nadie y ahora mira.

Rajoy

¿El que hay ahora? ¿Ese payaso? Anda y que se vaya a la mierda. Es maricón, se le nota. No se quita la barba nunca, es un guarro.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Sin cambiar de tema:

Crean un lubricante de marihuana que promete orgasmos de 15 minutos

¡Cuánto daño ha hecho el Photoshop! Miembros fantasma y amputaciones en revistas de moda

Milagro en Rusia: desaparece el reloj de 25.000 euros de la muñeca del patriarca ortodoxo

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena


comments powered by Disqus