Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Automovilista: antes de emprender un viaje, beba una copa de coñac 103”

16 Mar 2017
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Jaime Noguera

Así rezaba la publicidad de una legendaria marca de coñac español, para luego puntualizar ¡¡no más!! Y es que el obtuso anuncio aseguraba que la ingesta de una copa del licor ayudaría al consumidor a sentirse “reconfortado y con completo domino de sus nervios” para luego recordar que más de un trago podía terminar en “la consiguiente multa”. Eran otros tiempos. Coñac para conducir, cerveza para niños, tabaco para asmáticos o perfumes de cocaína

Hoy en Strambotic os proponemos una galería de anuncios que, en nuestros días, provocarían horror, indignación o al menos debate entre el gran público.

Marca: Cruzcampo

Año: 1961

“La cerveza más fina, que siempre sienta bien”, incluso a los niños. Allí están ellos tan entretenidos, sin móviles en los que sumergirse. ¡Un vaso, unos amigos, una litrona y empieza la diversión! Y es que hasta los años 90, una de las visitas habituales de los alumnos de cualquier colegio era a la fábrica de cerveza local. Luego dicen del botellón…

Marca: Licor 103

Año: 1960’s

Bobadilla y Compañía Jerez, se adhería a la “campaña de prudencia” con un cartel en el que, además de dar una serie de consejos de conducción mediante viñetas, aseguraba que una copita de bebercio daba completo domino de los nervios. Otra mezcla equívoca de conceptos que hoy sería imposible plasmar en publicidad.

Marca: Xerez-Quina Ruiz

Año: 1960’s

¿Un bebé semidesnudo anunciando morapio? Sí, además el niño muestra sin cortarse su deseo de consumo de alcohol, identificándolo como símbolo de madurez.

Marca: Soberano

Año: 1960’s

“Los buenos tiradores toman siempre Soberano”. ¡Nada mejor que mezclar alcohol con armas de fuego! Soberano era, según la publicidad de la época, “cosa de hombres”, pero a juzgar por este anuncio, de hombres con menos de dos dedos de frente.

Marca: Cigarrillos Balsámicos del Dr. Andreu

Año: 1930’s

Con una mezcla de la planta venenosa estramonio y de cannabis, el afamado Dr Andreu recomendaba meterse entre pecho y espalda un cigarrillo con cada ataque de asma, dos si este no remitía. En fin…

Marca: Caravanas

Año: 1940’s

Los argentinos Caravanas mezclaban deporte y tabaco como buena mezcla. En este anuncio presentaban al futbolista René Pontoni junto al eslogan “Juega con más ganas…porque fuma”. No hay más preguntas, señoría.

Marca: Cocaína en Flor

Año: 1944

¿Una imagen psicotrópica, en la que una mujer parece experimentar algún tipo de éxtasis por droga? ¡Y el producto que se “aspira con deleite” se llama cocaina! Nadie se inmutó por la aparición de este anuncio en el ABC. El “super perfume” que con cada emanación descubría “nuevas y placenteras sensaciones”, como otros, podía contener sin trabas legales sustancias como cocaína, morfina (según el ABC, precisamente) dado que eran considerados como fármacos. La cosa, eso sí, duró y en la España de Franco se empezó a perseguir la farlopa.

Marca: Pastillas Bonald

Año: 1932

¿Prevenir la gripe? La cosa de las vacunas no estaba demasiado en boga, así que un laboratorio de Madrid comercializó unas pastillas con merca y menta que además calmaban la garganta una barbaridad, oiga.

Marca: Ultraphil. Lámpara solar Philips.

Año: 1970’s

Los fabricantes de la Philips HP de 220V no podían esperarse hace cuarenta años que un buen día la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevase la clasificación sanitaria de los rayos que emiten las máquinas de bronceado artificial, de “probablemente cancerígenos” a “cancerígenos”. El anuncio que os mostramos afirmaba “un mes de vacaciones es una inversión poco duradera para su belleza”. Lo que no decían es que los posibles melanomas sí que eran una nefasta inversión

Marca: Famosa

Año: 1970’s

Años en los que la gordura en los niños era visto como algo saludable. Faltaban varias décadas para le epidemia de obesidad infantil y en la televisión los anuncios mostraban a niños regordetes y sonrientes. Era la época de los reconstituyentes para abrir el apetito. Los padres nacidos en la posguerra debían atiborrar a sus hijos. Y claro, las muñecas que se dirigían al portal vieron nacer a “Grasitas”: muy glotona pero muy simpática. Todo un ejemplo a seguir.

Con fotos e información de ABCTodocolecciónVerne.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y además:
Azúcar contra grasa: la gran mentira

Lost in translation: Las traducciones más descabelladas del inglés al español

El arriesgado oficio de cantar en inglés (cuando eres español)

Diez corporaciones del mundo real que parecen salidas de la mente de un supervillano


comments powered by Disqus