Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Sánchez Dragó se viene arriba y lanza su propio “viagra”: Homo Erectus

20 Abr 2017
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Sánchez Dragó y su esposa, Naoko, 37 años más joven.

“Tengo los niveles de testosterona como un chaval de 17 años”, suelta a bocajarro Fernando Sánchez Dragó, que a sus ochenta años puede presumir de “hacer el amor a diario” y “sesiones de sexo de cinco horas, aunque no necesariamente de mete-saca, como Nacho Vidal”, matiza.

A un hombre al que le han sorprendido trajinándose a una moza a altas horas de la madrugada en el Jose Alfredo hay que seguirle la pista cuando habla de sexo. Y si por fin desvela y comparte el secreto que le ha mantenido longevo y sexualmente activo a tan provecta edad hay que tomar lo mismo: Homo Erectus, el último producto de la línea Elixir Dragó que se lanzó el año pasado y que reduce a “sólo ocho pastillas diarias” las más de cuarenta que el escritor lleva décadas tomando cada día para estar como un Celine en la escritura y como un Sandokán en la cama.

“Mi último libro se llama ‘El elixir de la eterna juventud’ y en él explicaba cómo había llegado a conocer esas famosas 70 pastillas que me he tomado durante varias décadas, reducidas ahora a 40. Entonces hubo un empresario de la nutrición que concibió la idea de condensar ese elixir, y, tras dos años de trabajo, ya está disponible el llamado Elixir Dragó, que es un pack que se vende a través de una web y en el Herbolario de El Corte Inglés, y contiene ocho botes, cada uno con 28 pastillas, uno para cada día del mes”, me cuenta por teléfono.

El noveno bote en cuestión es Homo Erectus y se añade al combo anterior por separado, ya que está específicamente dirigido a los hombres, al contrario que los ocho anteriores. Su ingrediente estrella es el “fenogreco, una hierba que crece silvestre en todo el Mediterráneo, que significa literalmente “heno griego” y que se utiliza en muchas zonas de Asia como estimulante sexual”.

Pero el fenogreco del Homo Erectus es una variedad especial, cultivada por unos productores italianos “que segrega una sustancia llamada protodioxina, que tiene la virtud de aumentar en un 20% la presencia de la testosterona en la sangre, lo que deriva en un efecto afrodisíaco”. Además del fenogreco, las pastillas contienen Abrojo, brócoli, pimienta, vitamina B-6… “Todo ello se puede encontrar en otros muchos productos. Sin embargo, el fenogreco sólo lo tiene nuestro producto porque tenemos la exclusiva para España”, explica el escritor (insiste en que él no es empresario sino que se ha limitado a asesorar y prestar su imagen para el producto).

Homo Erectus surge como respuesta a la caída generalizada de la libido y los niveles de testosterona de los hombres, un descenso “que se manifiesta en lo que los cursis llaman “disfunción eréctil” y que es lo que siempre hemos llamado “impotencia”: falta o flojera de la erección, disminución de la libido y la calidad del esperma. Esto se debe a una serie de causas, como el estrés, la contaminación, el sedentarismo, y yo añado a estos factores la brecha que se ha abierto en las últimas décadas entre los hombres y las mujeres, que ha provocado que los hombres se hayan ido retirando y perdiendo la libido”.

Pruebas médicas

¿Y qué tal funciona el Homo Erectus? “Yo lo tomo pero en mi caso, llueve sobre mojado, porque desde hace dos años me estoy poniendo parches de testosterona, y tengo los niveles de esta como un adolescente”, apunta. En cuanto al grupo de control, “ de los 170 voluntarios se ha comprobado que los sujetos, que tenían de media una erección semanal y practicaba entre uno y dos coitos al mes, han pasado a tener entre dos y tres erecciones y practicar cuatro coitos. Los niveles de testosterona en sangre han crecido un 20%”.

Vaya que sí funciona. Eso sí, que nadie piense que esta pastilla es un “aquí te pillo, aquí te mato”, como el Viagra o el Cialis:

“Yo no he tomado Viagra pero sí Cialis. Según tengo entendido, el Viagra produce un efecto mecánico: tienes una erección, pero si no tienes con quien saciar el impulso libidinoso, es estúpido, no te sirve para nada. En cambio, el Cialis actúa solamente si hay un estímulo sexual. Esos productos funcionan muy bien, pero son farmacéuticos y muy caros, requieren una receta… No es algo que puedas estar tomando cada dos por tres. Por su parte, el Homo Erectus es un precursor de la testosterona, no es la purga de Benito. Si ligas con una rubia no es que te tomes esto y esa noche vayas a funcionar de puta madre. No: esto hay que tomarlo dos veces al día durante las comidas, y empieza a hacer efecto al cabo del mes y medio. Luego debes tomarlo prácticamente toda la vida, como si fuera la vitamina C”.

Puedes comprar el bote de 56 cápsulas de Homo Erectus por 37 euros en Elixir Dragó y Sánchez Dragó.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Cambiando de tema:

 Expectativa vs realidad: así era la receta y así te quedó el plato

– La “ciudad maya perdida” descubierta por un adolescente sería en realidad una enorme plantación de marihuana

Espeluznantes fotos de parejas que te empujarán al celibato


comments powered by Disqus