Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

El rey portugués que renunció al trono de España y prefirió casarse con una cabaretera

17 Nov 2017
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Jaime Noguera

Al rey Fernando II de Portugal le ofrecieron el trono de España en 1868, pero como se veía ya mayor, le gustaba la vida tranquila y en nuestro país no verían bien su relación con una plebeya más joven que el (¡y cantante!) prefirió dedicarse a la jardinería junto a su amorcito antes que meterse a gobernar la turbulenta España. Para tristeza de muchos, Portugal y España no volverían a unirse bajo una corona.

En 1868, la Revolución “Gloriosa” expulsó de España a la reina Isabel II y a su familia. El gobierno provisional necesitaba a alguien que colocar en el trono y le ofreció el puesto de monarca a un viejo conocido: Fernando II de Portugal. Este, nada que ver con gerontócratas actuales como la muy británica (y muy presunta defraudadora fiscal) Isabel II, le había entregado la corona lusa a su hijo Pedro en 1853, cuando este alcanzó la mayoría de edad. Apego al poder, tenía poco.

Rey, artista y masón

Fernando II (nacido como Fernando Augusto Francisco Antonio de Saxonia-Coburgo-Gotha-Koháry) tenía cuarenta y nueve años de edad y rechazó la propuesta española para convertirse en monarca. Se ve que lo de ser rey suplente no le molaba nada. En 1862 le habían ofrecido el trono de Grecia, tras una revuelta que mandó al paro a Otón I. También dijo que no.

El portugués era un hombre inteligente y con ideas modernas y liberales. Era experto en el grabado y además le daba a la cerámica y a la pintura con acuarela. Era el presidente de la Real Academia de las Ciencias y las Artes, protector de la Universidad de Coimbra y Gran Maestro de los Rosacruces. ¿Meterse en el cacao maravillao español teniendo tanto en lo que entretenerse? Nein.

El amor, siempre el amor

Quizás por sus aficiones comunes, el monarca emérito portugués se fijó en Elise Friederike Hensler. La cantante, nacida en Suiza pero de nacionalidad estadounidense, era además era escultora, ceramista y pintora, y le encantaba cultivar flores. Bella, joven, capaz de hablar siete idiomas, encandiló rapidamente a Fernando, que había quedado viudo en 1853 a causa de la tozudez de su esposa María II de Portugal, empeñada en dar a luz a un hijo por año, hasta que el último parto salió condenadamente mal.

Fernando y Elise se casaron morganáticamente (eran de rango social desigual como Felipe y Letizia) en 1869. Ella tenía tenía una hija, Alicia, de padre desconocido. Su enlace fue muy criticado en la prensa portuguesa de la época; aunque muchos liberales se contentaron por la noticia.

Segunda oferta

Fernando se entrevistó con el embajador español, don Ángel de los Ríos, y esta vez sí aceptó la propuesta de convertirse en Rey de España, pero puso una condición que destrempó a sus partidarios: las coronas española y portuguesa nunca podrían ser ceñidas en la misma cabeza.

Precisamente, el principal motivo por el que se había considerado la candidatura de don Fernando era el unir ambos reinos. Al no haber ganancia,  de le descartó como candidato y las alcahuetas monárquicas del gobierno convencieron a un italiano para convertirse en el monarca español que ha tenido mejor rima: Amadeo I de Saboya.

El breve reinado de Amadeo, que como cuenta Historia con Minúsculas era muy aficionado a las novelas pornográficas francesas, le dio la razón a Fernando II de Portugal. España. “tan noble como desgraciada” no estaba lista para moderneces.

¿Y qué pasó son la parejita?

Vivieron felices y comieron perdices en el Palacio da Pena en Sintra (Portugal,  entre famosos artistas, plantas y arbolitos hasta que él murió en 1885, dejandole la mayor parte de la herencia a su esposa. Ella falleció el 21 de mayo de 1929, a los 92 años de edad.

Con información de Historia con Minúsculas, Wikipedia, Jotdown y Wikiwand:

Jaime Noguera  es autor confeso de la novela España: Guerra Zombi.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Más madera hallada rebuscando en el pasado:

Casa Pepe: “Si Gana Podemos lo primero que va a hacer es cerrarnos el bar”

– Cuando el oeste de África era conocida como Negroland

– Un ‘drinking game’ de la Antigua Grecia: ¿te animas a jugar?

 

 


comments powered by Disqus