Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Una colección de multas de tráfico que rozan la locura

14 Ene 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

manoteta

Son muchas las infracciones que se producen en las carreteras, imposibles de documentar a no ser que te pille la autoridad competente o lo haga por medio de una foto. Por eso los radares actúan como notarios de esta realidad, inmortalizando para la posteridad ya no solo la velocidad excesiva a la que muchos circulan, sino también el disparatado comportamiento de los que manejan el volante.

Y cuando no existen los infames radares, bien vale la libretilla del guardia de tráfico para describir situaciones tan surrealistas como estas. A continuación, una recopilación de algunas de las multas de tráfico más extrañas y graciosas que hayan aparecido en los últimos años por nuestras carreteras, las de nuestros vecinos y hasta las de los chinos:

Multado por no atender a la conducción mientras se hacía una gayola

Como una multa vale más que mil palabras, pasamos a describir la infracción en tiempo y forma:

pajotin

Detenido por circular a 80km/h en silla de ruedas

Según contaba elmostrador.tv, la particular hazaña la logró un pescador jubilado en una carretera de Brasil. En silla de ruedas, sin el brazo izquierdo y con prótesis en ambas piernas, el hombre alcanza nada menos que una velocidad de 80 kilómetros por hora como si estuviera jugando al Super Mario Kart. Finalmente el hombre fue detenido por la policía por conducir sin licencia en la vía pública.

Pillado por el radar conduciendo con una mano en el pecho de su acompañante

manoteta

El empresario chino Deng Jialin fue multado con el equivalente a 15 € por conducir su Nissan 4WD a 95 km/h en un tramo restringido a 80 km/h de la autopista entre Santai y Shehong, en la provincia de Sichuan, mientras cambiaba el dial de la radio en el pezoncillo de una señorita. Pero esa fue la menor de sus preocupaciones; la mayor es que su acompañante no era su esposa, la cual se enteró del asunto por los medios gráficos locales, que reprodujeron la curiosa instantánea.

Radar pilla con exceso de velocidad a un ciclista desnudo con los pantalones en la cabeza

radarpolonia

El polaco Piotr Chmielewski alertó a una patrulla de tráfico que controlaba la velocidad después de circular de esta guisa, haciendo saltar el flash de un radar en una calle de Bialy Bor, al norte de Polonia, mientras pedaleaba por encima del límite de 50 km/h (iba a 53 km/h). Tras una corta persecución, los agentes se lo encontraron desnudo con sus pantalones anudados a la cabeza. Piotr afirmó en su descargo que “la ropa le restaba aerodinámica”; una excusa que no le ha servido para que le perdonaran dos multas por un total de alrededor de 300 €: una por exceso de velocidad y otra por exhibicionismo indecente.

Multan un coche que iba subido en una grúa por exceso de velocidad

grua

Ocurrió en Tarragona el pasado julio. Fuentes del Servei Català de Trànsit afirmaron que «por su puesto que se trata de un error, ya que el radar haría el envío automático con la matrícula equivocada». La grúa – con el coche cargado- pasó por el radar que hay en el kilómetro 39,6 de la carretera N-240, en L’Espluga de Francolí, fue fotografiada ya que circulaba a 91 kilómetros por hora por un tramo en el que la velocidad está limitada a 80. Ángel Pineda, el propietario del vehículo, además de recibir la multa, tuvo que pagarla y presentar alegaciones para que se le devolviera el dinero.

Pillada paseando con su sobrina a 74 km/h 

sobrina

La curiosa anécdota fue protagonizada por la alemana Frau Bräuer en su pueblo Holdorf, mientras paseaba con su sobrina de ocho años. El radar, oculto en un cubo de basura, detectó la infracción y activó su cámara para inmortalizar al vehículo que pasaba en ese momento, pero fueron la anciana y su sobrina las que coparon el primer plano. El conductor del coche se libró en esta ocasión de una sanción.

Multan a un conductor en Canarias por hablar con su acompañante

hablar

Este conductor tuvo que abonar 80 euros de multa tras haber sido sancionado por hablar demasiado con su acompañante, cuando circulaba por una carretera de Gran Canaria. Armando Chiriqui, que así se llama el malandrín, de 41 años, contestó: “Cuando voy en el coche, yo suelo hablar con la gente que viene conmigo”. Aun así, tuvo que pagar la multa.

Multado por conducir con un maniquí como copiloto

maniqui

El caso contrario. En esta ocasión el acompañante no decía ni mu. Agentes de la Guardia Civil de Tráfico sorprendieron a este individuo que circulaba por el carril Bus-VAO (Vehículo de Alta Ocupación, con más de 1 persona) de la carretera A-6, en dirección Madrid, con un maniquí de mujer en el asiento del copiloto. La patrulla que se encontraba verificando el tráfico, observó un turismo que circulaba por el citado carril, resultándoles extraña la inmovilidad y frialdad que presentaba la persona que viajaba en el asiento del pasajero.

Multado por exceso de velocidad al adelantar a la propia policía

Sobran las palabras:

adelantar

Multado por llevar tres camionetas una encima de otra para ahorrarse los portes

camionetas

Otra vez viajamos a China, el país sin ley donde todo tiene aroma de soja. En este caso el avispado conductor atiende por Sun Lin, tiene una empresa de construcción y había comprado las tres camionetas nuevas. Fue multado por sobrecarga peligrosa, con el equivalente a 600 €, cuando intentaba llegar a la sede de su empresa a plena luz del día. Y afirma que no estaba dispuesto a pagar el salario de tres conductores, ni tampoco los peajes de tres camionetas, así que intentó la pirámide del amor con la ayuda del vendedor de los vehículos, que gentilmente le prestó una grúa para que pudiera cargarlos uno sobre otro.

Multado por exceso de velocidad… ¡con un tanque!

tanque

Ocurrió en la localidad alemana de Leimsfeld, cuando un tanque sobrepasó los 60 kilómetros por hora que marcaba la limitación e hizo saltar los flashes del radar como si fuera la boda de Claudia Schiffer. No puede ser, no es un Opel. ¡Era un Panzer!

Roba un radar y lo vende como chatarra para pagar la multa

radarchungo

Y por último, un caso donde el ratón se llevó el gato al agua. El extraño suceso se produjo en la localidad de Tremañes (Gijón) el pasado mes de febrero, después de que un camión colisionara contra un radar situado en la Avenida de la Juvería. “De esta situación se benefició un ciudadano que, aprovechando la inestabilidad del artilugio, se lo llevó por la noche con el fin de desguazarlo y venderlo camuflado entre otras piezas. El radar, que vendió al peso, está valorado en más de 5.000 euros” contaba la Cadena SER con este mismo titular.

——-

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Seré tu amante, bandido:

– Mensajes subliminales en las canciones de los Payasos de la Tele

Cinco posibles explicaciones científicas a criaturas legendarias, del Yeti al monstruo del Lago Ness

El personaje de película más estresado de la historia