Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Diez banderas, himnos y otros iconos nacionales para echarse a temblar

19 Feb 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

tumblr_m4efbv7rap1qjrq4v

¡Zas, en toda la yugular!

La bandera y el himno sirven hoy en día poco más que para distinguir a las selecciones nacionales en las competiciones deportivas que en el mundo son, metáforas incruentas de las guerras de antaño. Pero hace apenas dos generaciones (recordemos que el de Normandía tuvo lugar hace “sólo” 70 años), los estados utilizaban estos símbolos para al menos dos cosas: 1. Insuflar sentimiento patriótico a la población (que, en buena parte, ni siquiera sabía a qué rey servía) y 2. Acojonar al enemigo.

Así que la próxima vez que pienses “qué bonita es La Marsellesa”, recuerda que después de “Allons enfants de la patrie…” vienen unos versos tan evocadores como estos: “¿Oyes en el campo, el estruendo de estos salvajes soldados? ¡Vienen con nuestras armas, para cortar las gargantas de tus hijos!”. Una costumbre, esa de pasar por el cuchillo a “los otros”, en los que también se recrea el himno catalán, ‘Els segadors’. Pero empecemos por las banderas, que también tienen su aquel:

Un arma automática por bandera

Si existiera una lista de éxitos de las armas en el mundo, el AK-47 sería un best-seller, disco de platino o cualquier otra distinción a la venta masiva: se calcula que se han despachado más de 80 millones de unidades del fusil de asalto de fabricación soviética desde su debut en 1947.

El Kalasnikov forma parte de la cultura popular de la violencia, desde los narcocorridos (donde no puede faltar un buen repertorio de “cuernos de chivo”) hasta las enseñas nacionales, homenaje explícito (y poco sutil) de la importancia del arma en los procesos independentistas de países y grupos más o menos terroristas.

El AK-47 ocupa un lugar preeminente en la bandera de Mozambique:

mozambique

El escudo de Zimbaue:

Zimbabwe_escudo

Y el escudo de Timor Oriental:

escudo_timor_oriental

 

La cimitarra de Arabia Saudí

Mientras los países más “in” meten un fusil de asalto en su enseña nacional, los más tradicionales prefieren confiar en la eficacia intimidatoria de la espada de toda la vida, que no se encasquilla y lo mismo sirve para cortar manos de ladrones que cuellos de infieles. La bandera de Arabia Saudita desde 1973 incorpora la leyenda “Alá es el único dios y Mahoma es su profeta” y, debajo, a modo de rúbrica o recordatorio una espada del tamaño de un verso sagrado.

El emblema nacional de Arabia Saudí incorpora o una sino dos espadas, que acojonan el doble.

flagge-saudi-arabien

Benín: probablemente, la bandera más chunga de todos los tiempos

La bandera nacional saudita se queda en la potencia, al contrario que la antigua bandera del reino africano de Benín, que lleva el uso de la espada hasta sus últimas consecuencias: decapitando de un golpe seco al enemigo. Esta bandera más bien naif es la reconstrucción que puede verse hoy en el Museo Marítimo Nacional de Inglaterra a partir de la enseña que fue capturada por los británicos en 1897.

tumblr_m4efbv7rap1qjrq4v

Y después del desfile de banderas, vamos con los himnos:

La marcha del Ejército vietnamita

Si los americanos se hubieran tomado la molestia de escuchar atentamente el himno nacional de Vietnam tal vez se lo hubieran pensado dos veces antes de meterse en el berenjenal del Charly, un episodio en el que empezó a tambalearse su hegemonía. El himno deja a las claras que Vietnam es un país que no se toma a la ligera esto de la guerra.

Estos son algunos de sus versos más inspirados:

¡Ejércitos de Vietnam, adelante!

Nuestra bandera, roja con la sangre de la victoria, lleva el espíritu del país.

El distante estruendo de las armas se mezcla con nuestra canción marchante.

El paso a la gloria está construido con los cuerpos de nuestros enemigos.

Por demasiado tiempo nos hemos tragado nuestro odio.

Estén listos para todos los sacrificios.

Els Segadors: ¡Buen golpe de hoz!

Si los vietcongs se mueven como diablos por los arrozales de Indochina para hostigar al gringo, los segadores catalanes no son menos fieros cuando empuñan la hoz para defenderse del invasor, sea castellano, francés o natural de las Pléyades. Puede que el himno esté escrito en 1899, cuando aún no se había inventado esto de la corrección política, pero lo cierto es que la Generalitat le dio carta de oficialidad en 1993, una decisión que muchos catalanes (les llamaremos “columetas”) aún reprochan:

Afilemos bien las herramientas Que tiemble el enemigo.

¡Buen golpe de hoz!

Qué carácter. Como para negarles un referéndum.

Himno nacional de Argelia: heavy metal sueter

Aunque es varias décadas anterior al heavy metal y el rap, la letra del himno nacional argelino incorpora las piedras angulares prominentes de los momentos más violentos de ambos géneros. ¿Relámpagos destructores? Lo tenemos. ¿Baño de sangre gratuito? Lo tenemos. ¿Ametralladoras? A cascoporro.

La letra fue escrita en 1956 cuando el activista Moufdi Zakaria estaba preso en Argel por las fuerzas coloniales fracesas, lo que explica que sea uno de los pocos himnos nacionales que hace referencia expresa a otro país: Francia, su Némesis colonial.

Oh, Francia, el día del juicio final está cerca,

Así que prepárate a recibir la respuesta (…)

Cuando hablamos, no nos escucharon,

Así que hemos tomado el ruido de la pólvora como nuestro ritmo

Y el sonido de las ametralladoras como melodía.

El himno de los patriotas italianos: estamos dispuestos a morir

Otro himno surgido en el fragor de la batalla por la independencia, en este caso frente al invasor austríaco. Ya sabemos lo alterada que se pone la gente en estas situaciones, así que más vale poner en contexto los versos escritos por el poeta veinteañero Goffredo Mameli en 1847:

Juntémonos en cohorte,

Estamos preparados para la muerte.

El pesimismo de Mameli era lógico, en tanto Italia había perdido no una ni dos sino tres guerras de independencia sucesivamente. Curiosamente, Il canto degli Italiani no fue oficial hasta 2005 pero, a falta de otro, hasta entonces se tocaba cuando un italiano ganaba el Giro o una medalla de esgrima en las Olimpiadas.

La Marsellesa: “Allons enfants etcétera”

Cerramos esta selección sde iconos nacionales violentos y de mal rollo con el himno más conocido del orbe, La Marsellesa, compuesto y popularizado en los prolegómenos del período más atribulado de la Revolución Francesa: el Terror.

La letra, escrita por Claude-Joseph Rouget de Lisle, deja la de Els Segadors a un nivel de violencia propio de un capítulo de los Teletubbies:

La bandera ensangrentada es alzada, la bandera ensangrentada es alzada.

¿Oyes en el campo, el estruendo de estos salvajes soldados?

¡Vienen con nuestras armas, para cortar las gargantas de tus hijos!

¡Pueda una sangre corrupta irrigar nuestros surcos!

Con información de Wikipedia, Cracked y más Wikipedia.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

No te quedes con las ganas:

Diez iconos españoles más vascos que el bacalao al pil-pil

– Los diez personajes más fumetas de la ficción

– Así se divertían nuestros padres cuando no existía el Angry Birds: diez juegos míticos del patio del recreo

– Lost in translation: las traducciones más descabelladas del inglés al español

– Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)