Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Masters of Naming: La hilarante recopilación de los nombres más cachondos de las tiendas

13 Feb 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Dog Limpio, túnel de lavado de mascotas.

Hubo un tiempo en que los bares se llamaban Bar La Farola, Bar Manolo o, los más audaces, Bar RoFer (apócope de Rogelio y Fernando). En esto llegó el cachondeo al naming, y luego llegaron las redes sociales y esto se convirtió en un sindiós: las calles se llenaron de tascas con nombres ingeniosos como La Tapilla Sixtina, Bar Veider, El Quinto Moño o La Birra de Brian.

Y tras los bares llegaron las panaderías (Walking Bread), el pádel (Pádel Nuestro) o las reprografías (Harry Plotter). Hace cinco años, Miquel Caimary empezó a sacar fotos en su Barcelona natal de los nombres más curiosos que encontraba por la calle y a compartirlos en su tuiter personal. Lo que empezó siendo un grupo de amiguetes que compartía sus hallazgos de nombres ingeniosos fue creciendo y el verano pasado se convirtió en Masters of Naming, una página web con sus correspondientes redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram) que ya es mucho más que un chiste, es un auténtico repositorio de los mejores nombres de marcas y comercios… y algún que otro desastre.

La Colcha de tu Madre, en Bariloche: Argentina. Audaz a la par que malsonante en aquellos lares.

“Estoy planeando geolocalizar los comercios y más adelante incluso organizar rutas del naming por Barcelona y Madrid, que son, de lejos, las ciudades con más masters del naming, tal vez hacer pegatinas con las fotos de los negocios que han aparecido en la web…”, me cuenta Miquel por teléfono. A este diseñador gráfico se le acumulan los proyectos, porque Masters of Naming se ha convertido en una referencia desde su reciente explosión mediática: Verne, La Criatura Creativa, Time Out, El Periodico, Creapills (desde la vecina Francia) RNE o Kiss FM son algunos de los medios que últimamente han hablado de Masters of Naming.

¿Cómo y por qué decide alguien ponerle un nombre cachondo a su negocio? Miquel Calmary cree que “se nota quien ha hecho un buen estudio de diseño y de branding y quien simplemente ha tirado por la calle de en medio y ha dicho vamos a ponerle un nombre cutre al negocio para que hablen de mí, aunque sea mal”. Entre los primeros están algunos de los favoritos de este diseñador gráfico (que de esto sabe un rato): “Marlon Branding, una agencia de publicidad de Gerona, me parece brillante… y eso que son mi competencia; Catering Hepburn, que es un clásico; Harry Plotter o La Colcha de tu Madre, que a mí me hace mucha gracia”.

Terma y Louise, en Liérganes (Cantabria).

¿Tienes fichado algún Master of Naming en tu barrio? Puedes enviarlo Master de los Masters a través de este sencillo formulario.

Quesería de mí sin ti. Otro nombre épico en Buenos Aires.

La Birra de Brian, en Valencia.

Porrón y cuenta nueva, en Oviedo.

Más mandanga de la buena en Masters of Naming.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y si te quedaste con ganas de más: