Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Las amistades peligrosas de los políticos gallegos con el narcotráfico

22 Feb 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Luis Landeira

¡Un brindis por don Laureano!

“Todos los partidos gallegos han sido financiados por el narcotráfico”: así de rotundo fue Nacho Carretero en la entrevista exclusiva que concedió a Strambotic en 2015, con motivo de la salida de su libro ‘Fariña’. Nada nuevo bajo el sol de carallo: ya en 2011 el traficante de hachís Laureano Oubiña declaró ufano en la revista Vanity Fair que “yo financié los partidos de Fraga y Suárez”.

Dos años y medio después de su lanzamiento, ‘Fariña’ vuelve a ser noticia por motivos menos afortunados: como ya sabrán, el libro ha sido secuestrado por el juzgado de Collado Villalba, debido a una furibunda denuncia de José Alfredo Bea Gondar, exalcalde de O Grove a quien Carretero relacionan en su libro con el narcotráfico.

Aprovechando este río revuelto, es menester hacer una lista blanca de (presuntos) políticos gallegos que están o han estado relacionados con (presuntos) narcotraficantes. Como se suele decir en estos bretes, no están todos los que son, pero son todos los que están. Presuntamente.

José Alfredo Bea Gondar

Fue elegido alcalde de O Grove (Pontevedra) en 1983, por el partido Convergencia de Independientes de Galicia, pero poco después se cambió a Alianza Popular, futuro Partido Popular. En 1991, el juez Garzón arrestó en Madrid a un colombiano con 20 kilos de cocaína, que viajaba en un coche alquilado por Bea Gondar. Aunque éste fue condenado por blanqueo de capitales y narcotráfico y encerrado en Alcalá Meco, la sentencia fue revocada por el Tribunal Supremo por cuestiones técnicas. Por contar estas quisicosas, Bea Gondar ha demandado a Nacho Carretero, acusándolo de “injurias y calumnias”.

Vicente Otero ‘Terito’

El mismísimo Manuel Fraga Iribarne, ministro con Franco y fundador de Alianza Popular, estuvo relacionado con traficantes. Según Nacho Carretero, “Fraga era íntimo amigo de Vicente Otero ‘Terito’, que estaba en el famoso tiroteo entre capos en el Parador de Cambados, en 1982, donde al parecer no se discutía de drogas, sino de cuánto dinero se iba a donar a Alianza Popular”. Terito fue el auténtico padrino del tabaco, cuyo contrabando era su especialidad, y nunca se demostró su relación con otras drogas. Recibió una medalla de oro y brillantes por su dedicación al partido de Fraga.

José Ramón ‘Nené’ Barral

Alcalde de la localidad gallega de Ribadumia durante casi dos décadas, este narcopolítico del Partido Popular dimitió en 2001 tras ser imputado por fraude y evasión fiscal relacionada con el contrabando de tabaco. Aunque todavía anda a vueltas con juicios, la fiscalía pide diez años de cárcel para él por capitanear “un grupo organizado, estable con proyección internacional, con la finalidad de introducir en España y la Unión Europea importantes partidas de tabaco de procedencia extracomunitaria, por vía marítima y terrestre”. Casi nada.

Ramón Longa Vidal ‘Chito’

En una operación dirigida en el año 2002 por el juez Juan del Olmo, cayó con todo el equipo Ramón Longa Vidal, alias ‘Chito de Carril’, destacado militante del PP en Vilagarcía de Arousa. La policía le relacionó con el contrabando de mil kilos de cocaína incautados en Portugal, que presumiblemente iban a ser introducidos en Galicia. Longa ya había sido procesado y condenado a dos años de cárcel y una multa de diez millones de pesetas por el juez Garzón, en el transcurso de la mediática Operación Nécora.

Pablo Vioque

Todopoderoso exsecretario de la cámara de comercio de Vilagarcía de Arousa y muy cercano al entonces vicepresidente de la Xunta, Xosé Luis Barreiro, y a toda la cúpula de la AP gallega de los 80, compaginaba su labor política con el ejercicio de la abogacía para distintos narcos, y acabó asumiendo tareas de traficante. Fue condenado a 18 años de cárcel por tratar de introducir dos toneladas de cocaína por las costas gallegas y por proponer el asesinato del juez Javier Zaragoza, entonces fiscal antidroga. Aunque Vioque murió de cáncer en 2008, su hijo, que se llama como él, cogió su antorcha, y en 2013 fue procesado por introducir en España cocaína colombiana a través de los llamados “correos de la droga”.

Los Vilas

Estrechos colaboradores de Pablo Vioque, los primos Luis Jueguen Vilas (vicepresidente de la Cámara de Comercio de Vilagarcía de Arousa) y José Manuel Vilas (tesorero de la misma Cámara y una de las caras visibles de la derecha arousana) estaban vinculados con el narcotráfico. La cosa quedó aún más clara cuando dos sicarios colombianos se citaron con los primos en un parque de Benavente (Zamora) y mataron a José Manuel Vilas, en lo que fue uno de los primeros ajustes de cuentas del narcotráfico gallego. Luis Jueguen salió vivo, según la policía porque debía transmitir un mensaje a sus jefes.

Manuel Díaz González ‘Ligero’

A falta de estudios, este señor de A Guarda (Pontevedra) se dedicó al estraperlo durante los años 60 y luego se pasó al contrabando de tabaco rubio. Tras acumular una gran fortuna, se hizo célebre en su pueblo pagando las fiestas, dando trabajo a los mozos y montando su propio equipo de fútbol. Como no podía ser de otra manera, en 1987 fue elegido alcalde por Alianza Popular, partido a cuya financiación aportó no pocos dineros. Pese a haber pasado por la cárcel y haber protagonizado un bizarro intento de fuga, saltando de un coche de policía en marcha, Ligero fue alcalde hasta la muerte. Antes, le dio tiempo a conceder una entrevista a el diario Faro de Vigo y soltar sin rubor una frase lapidaria digna de Jardiel Poncela: “Los contrabandistas son la gente más honrada que existe”.

BONUS TRACKS: POLÍTICOS, NARCOS Y BARCOS

Alberto Núñez Feijoo

El actual presidente de la Xunta de Galicia tuvo entre sus amigos íntimos a Marcial Dorado Baúlde, traficante de tabaco y cocaína. Así se comprobó en el año 2013, cuando saltaron a la luz unas fotos de Feijóo en los años 90, cuando ocupaba altos cargos en la Xunta y en el Gobierno de José María Aznar, donde aparecía de carallada en el barco del susodicho narco. Feijóo admitió que, efectivamente, había sido colega de Dorado, pero nsus juergas y sus viajes con él no tenían nada que ver con sus cargos públicos.

Mariano Rajoy

Según cuenta Carretero, el joven Rajoy era el único que se oponía a la narcopolítica en los 80, y por eso Fraga le dijo: “Mariano, vete a Madrid, aprende gallego, cásate y ten hijos”. Sin embargo, recientemente el actual presidente de España celebró un acto electoral en el Moropa, barco perteneciente a “uno de los clanes de narcotraficantes más importantes de España”, según la policía. Informa el medio Galicia Confidencial que Rajoy subió al barco de los narcos en un acto de las elecciones europeas de 2009, y es difícil que no supiera que, al menos desde 2006, la prensa local habla abiertamente de la vinculación de los dueños del barco con el tráfico de cocaína.

Este artículo está cortado con anfetamina, cafeina, piracetam, bicarbonato, fotos y letras de La Voz de Galicia, Mafia y Crimen, El País, Faro de Vigo, FariñaGalicia Confidencial y Páxinas da Guarda.

BONUS TRACK: “Todos los partidos gallegos han sido financiados por el narcotráfico”

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Más mandanga!:

– Los mejores bodegones policiales de ayer, hoy y siempre

– El ‘efecto Streisand’, explicado a los fanáticos

– Diez ciudades europeas que tomaron su nombre del cannabis