Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Auge y caída de la baronesa de Laroche, la primera mujer piloto

10 Mar 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

El 8 de marzo de 1910 Elise Deroche, erróneamente conocida como Baronesa de Laroche, se convertía en la primera mujer en conseguir el título de piloto de aviación. Deroche fue pionera en el pilotaje femenino pero, desdichadamente, también en la siniestralidad femenina a los mandos de un aeroplano: se puso a los mandos por primera vez en 1909 y falleció en 1919, cuando copilotaba un avión en su (fallido) intento de convertirse en la primera piloto de pruebas.

Pero Elise llevaba tiempo coqueteando con la muerte. Por ejemplo, en su primer e histórico vuelo, cuando, desobedeciendo las órdenes del piloto, arrancó el motor de un aeroplano y consiguió remontarse cinco metros de altura, lo que desató una ovación del respetable. O cuando, como precoz lideresa, logró sobrevivir a un aparatoso accidente durante una exhibición en Reims.

El accidente tuvo lugar cuando el avión de otro piloto, Lindpaintner, pasó a pocos metros del que manejaba Laroche, provocando un remolino de aire ante el cual la baronesa “se azoró, de tal manera que paró el motor, cayendo por su propio peso el aeroplano” desde una altura de 50 metros, según la crónica del diario ABC del siniestro:

“Recogida exánime, se apreciaron las fracturas del brazo izquierdo y la pierna derecha, grandes contusiones en la cabeza (…) En la clínica de urgencia del campo de aviación, adonde fue conducida, volvió en sí, siendo sus primeras palabras para pedir un castigo para el aviador que, según la víctima, pasó volando delante de ella y originó el accidente (…) Los médicos opinan que el estado de la víctima es desesperado”.

Pero la baronesa superó su desesperación, aunque para añadir hiel a su dolor los comisarios deportivos dictaminaron que el aviador Lindaintner no tuvo responsabilidad alguna en el accidente.

A pesar de no tener orígenes nobles, se le conoce cómo “baronesa”. El título es debido a un afortunado error periodístico: en un titular publicado por el periódico Flight en ocasión de su primer vuelo (el 22 de octubre de 1909, De Laroche voló 270 m en Chalons, a 140 km al este de París), apareció por equivocación el título nobiliario. El error finalmente permaneció, por lo que ha pasado a la historia como Baronesa de Laroche.

Después de una larga convalecencia Elise logro ganar la Copa Femenina de Vuelo, tras una singladura en solitario de cuatro horas. También logró batir el récord de altura, alcanzando los  5.000 metros, el mismo año de su fallecimiento.

Con información de Wikipedia y Relojes Aviador.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otras cartografías:

Así quedaría el mapa de Europa si se derritieran los polos

Así quedaría (o quedará) el mapa del mundo si la temperatura aumentara 4ºC

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas