Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

¡Tito ha muerto! El impactante final original de ‘Verano Azul’

12 May 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

tito-y-piraña-Mexicano-Alitas-1

Montaje de Daniel Tornero Casadero.

Se estaba rifando una muerte y le tocó a Chanquete, dando lugar a una de las escenas más recordadas de la TV española y probablemente el grito más recordado de la historia catódica, aquel desgarrador “¡Chanquete ha muerto!” de Pancho mientras corría por la playa de Nerja. Pero pudo ser peor. En lugar de un viejo marinero, el guion original de ‘Verano Azul’ contemplaba el sacrificio del alevín de la banda, el simpático y desdentado Tito.

La historia del final alternativo de la legendaria serie nos la cuenta el propio Tito o, más bien, Miguel Joven, el actor que encarnaba al personaje y que hoy regenta una empresa de turismo y aventura en Nerja: “A lo largo de la serie se trataban temas que hasta entonces eran tabú en la tele española, como el divorcio, los malos tratos, el sexo, la fama o incluso la especulación inmobiliaria (“No nos moverán”), y la muerte tenía reservado su papel”, recuerda (no tan) Joven. “La muerte de Chanquete fue poco menos que una tragedia nacional, pero ¿qué hubiera pasado si el muerto hubiera sido un crío de 6 años, ahogado en la playa, como planteaba el guion original? Tras ver la desolación que causó la muerte de Chanquete, Antonio Mercero decía que tal vez hubiera preferido “matar” a otro personaje, por ejemplo a alguno de los padres”.

Lo primero que sorprende de Miguel Joven es lo bien que lleva seguir siendo eternamente Tito, a sus 43 años y padre de una niña que tiene la edad que tenía él cuando protagonizó ‘Verano Azul’. “Sólo puedo estar agradecido a la serie, igual que Nerja, ciudad a la que de alguna forma represento”, me cuenta frente a una paella en el chiringuito Ayo, donde también se rodaron un puñado de escenas de la serie.

Tito pudo haber muerto en la serie y también pudo haber tenido otra cara. El primer Tito abandonó el rodaje a las dos semanas, en parte porque no se adaptaba al ritmo estajonovista de trabajo (diez horas diarias), en parte porque no convencía al director Antonio Mercero, que estuvo a punto de recurrir a un as que tenía en la manga: el mismísimo Jorge Sanz, que ya era un celebridad patria tras protagonizar ‘Valentina’ y encarnar al joven Conan, ahí es nada.

Tito

La baja de Tito fue cubierta por Miguel, un chaval local, hijo de Alberto, camarero del Ayo, chiringuito de paellas donde comía el equipo de rodaje y donde ahora saboreamos la paella (que puedes repetir hasta saciarte). El nuevo Tito era dos años más joven que el personaje de la historia, pero también resultó un gran actor, con una memoria portentosa, ayudado siempre por su voluntarioso padre y el “método Albertowsky”: “Estudiaba cada noche con mi padre el guion del día siguiente”, me cuenta, “yo hacía de Tito y el hacía todo el resto de los personajes, así que cuando llegaba al rodaje a las siete de la mañana me sabía no sólo mi línea sino la de los demás”, recuerda orgulloso.

El espíritu de ‘Verano Azul’ sigue impregnando discretamente Nerja, el todavía entrañable pueblo malagueño que acogió la serie española más legendaria de todos los tiempos. En el bar Chanquete, en la calle Antonio Ferrandis, comen un sabroso potaje los currantes nerjeños. Por la ventana puede verse una réplica de La Dorada (la original quedó en ruinas por falta de ciudado), varada en el Parque Verano Azul. En su cubierta, los fantasmas de Tito, Piraña, Quique, Javi, Pancho, Julia y Chanquete siguen cantando desafiantes el legendario himno “No nos moverán”.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Seré tu amante, bandido:

Diez teorías de la conspiración 100% españolas

Ocho variedades de marihuana vascas (que harán partirse de risa a un catalán)

El personaje de película más estresado de la historia