Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Un bar de Málaga cambia el nombre a su bocadillo “a la catalana”: ahora es “pitufo andaluz”

11 Oct 2017

Strambotic

El bar C.D. Unidad en el barrio de Nueva Málaga ha conseguido una notable relevancia en los dos últimos días gracias a un cartel que avisa del cambio de nombre de su “famoso pitufo a la catalana”, convertido, por obra y gracia del procés, en un “pitufo andaluz”.

Aunque el trasfondo político es evidente, la explicación que da el cartel es mucho más prosaica: [» Seguir leyendo »]

Superhéroes de carne y hueso patrullan las calles de España

04 Oct 2015

Jaime Noguera

Superperrete

Son seres valerosos, personas aparentemente normales con el poder de mirar directamente a los ojos al Mal y decir “no ganarás”. Ciudadanos capaces de abstraerse de la mofa y befa de la canalla (por lucir estrambóticas vestimentas multicolor que suelen incluir mallas para nada favorecedoras) para enfrentarse a los más temibles supervillanos. De apatrullar las calles de sus ciudades aunque llueva, nieve o truene. Sus hazañas y desventuras han sido recogidas a veces en internet o en algún cortometraje. Son ellos: los superhéroes españoles… y alguno independentista.

Superperrete

Tipo: Je ne sais quoi murciano.

¿De qué va esto? : Superperrete, nacido de la mente procelosa de Abelino Tarantino, lucha “a pajera abierta” contra la delincuencia, el abuso y el crimen. La clave de sus poderes sobrehumanos, tales como el grito murciano, está en los experimentos del científico Jesús Colorín Bronson y al consumo de pizzas (sus favoritas son las de chocolate) y, pese a esta afición italiana, defiende y a capa y espada las expresiones de su tierra tipo ¿Acho, sí?. Su mayor afición es “enchufar al estilo perrete”. [» Seguir leyendo »]

Diez palabras que el castellano debería apropiarse del catalán (antes de que sea demasiado tarde)

27 Sep 2015

Iñaki Berazaluce

CATALUÑA- FIN

Tú, como Aznar, también hablas catalán en la intimidad… ¡y sin saberlo! Palabras como “cantimplora”, “picaporte”, “capicúa” o “macarra” son algunas de las 350 que el castellano ha importado de nuestros vecinos catalanes, una permeabilidad asombrosamente exigua, teniendo en cuenta que el español se apropia del francés miles de vocablos… ¡y eso que tenemos los Pirineos entre medias!

En la virtualidad de que Catalunya rompa amarras del resto de la península y vague a la deriva por el Mediterráneo, hemos rescatado diez palabras imprescindibles que el castellano debería apropiarse del catalán a la voz de ya. ¡Sisplau! [» Seguir leyendo »]

Todo sobre Supercat, el superhéroe independentista catalán que se toca la butifarra

27 Sep 2015

Jaime Noguera

supercat

“Cataluña mola, España no“ (Supercat)

Convierte a unionistas en separatistas con un guantazo, se toca compulsivamente la butifarra que lleva incrustada en la entrepierta y canta el El Cant dels Ocells en clave reguetón. Ha nacido para ser el vigilante del procés, pero parece una versión catalana de Torrente.

No sabemos si como Supermán es extraterreste, si nació en Cataluña o si en realidad es de Córdoba. De hecho no sabemos ni quién es, dado que el actor que ha popularizado al superhéroe catalán en internet prefiere mantenerse en el anonimato. Por lo que pueda pasar, imaginamos. Estos son algunos de los datos más estrambóticos sobre el misterioso superhombre independentista. [» Seguir leyendo »]

Veinte complementos que no pueden faltar en el armario del buen independentista

25 Sep 2015

Iñaki Berazaluce

este3

En Strambotic no somos de meternos en política pero si algo nos produce prurito son los símbolos de identidad colectiva: himnos, banderas y escudos. Mientras en Casa Pepe de Despeñaperros los nostálgicos del franquismo pueden conseguir souvenirs tan rancios como los tirantes con la enseña rojigualda que usaba Fraga Iribarne, los más recalcitrantes independentistas catalanes tienen a su alcance una espantosa oferta de productos decorados con la estelada: pantuflas, gayumbos, sostenes e incluso caganers con los que demostrar al mundo una catalanidad a prueba del ridículo.

Hemos visitado los badulaques de la nación catalana, de Tortosa a Verga, para concluir con pesar que el mal gusto no conoce fronteras o, mejor dicho, que la proliferación de fronteras fomenta el horterismo. A nosotros, que chapurreamos el catalán en la intimidad, esto de cubrir la tapa del wáter con una funda de la estelada nos resulta tan catalanista como usar la Moreneta como pisapapeles. [» Seguir leyendo »]