Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Antes de las redes sociales no éramos tan conscientes de que había tanta gente con mierda en la cabeza”

17 May 2017

Iñaki Berazaluce

Juan Soto Ivars. Foto: © Sara Baquero Leyva.

La semana pasada fue Pérez Reverte. Luego le tocó el turno a Dani Rovira, Jorge Cremades, Ignatius Farray… La relación de linchamientos digitales está necesariamente desactualizada, porque no hay día en el que algún comunicador (famoso o no, basta con que sea un tuitero de cierto renombre) reciba un varapalo en las redes sociales por parte de algún colectivo ofendido: patriotas, transexuales, feministas, taurinos, policías, veganos, antitaurinos… en función del motivo de la ofensa “cambia el perfil de los linchadores, pero el mecanismo es el mismo: un tuit ofendido, una ola de indignación y una exigencia de vetar o censurar al ofensor”, según me cuenta Juan Soto Ivars, escritor y columnista en El Confidencial (y efímero colaborador del Tentaciones por un malicioso acrónimo contra Cebrián) y autor del imprescindible ‘Arden las redes’, un libro que recorre el camino desde la censura franquista a lo que Ivars denomina “poscensura”, un fenómeno vinculado a las redes sociales que trata de acallar aquellas opiniones (o canciones o chistes) que resultan ofensivas para cualquier minoría de las arriba citadas.

Ivars me atiende por teléfono desde Barcelona, mientras ultima la presentación en Madrid de ‘Arden las redes’. [» Seguir leyendo »]

Diez chistes que hoy estarían prohibidos (por suerte)

20 Sep 2016

Iñaki Berazaluce

MARTES-Y-TRECE-POLITICAMENTE-INCORRECTOS

Seamos claros desde el principio: si Martes y Trece hubieran hecho hoy su parodia sobre María Ascensión del Calvario, la presidenta de las mujeres maltratadas de España, hubieran sido públicamente lapidados con hashtags (#M+13castracionya), unfollows y escupitajos en la vía pública. Con toda la razón del mundo, apuntamos: el sketch de “mi marido me pega” no tiene ni puta gracia, por más que el público achispado de la Nochevieja de 1991 hiciera LOL por las moquetas del Florida Park.

Eran otros tiempos, claro. La corrección política aún no había invadido cada resquicio del edificio social, la opinión pública se expresaba en las Cartas al Director y en el teléfono de madrugada de Encanna de Noche (la de las empanadillas); la mafia rosa aún no había tomado el poder en Telecinco y, sobre todo, no existía Twitter para poner el grito (de 140 caracteres) en el cielo. [» Seguir leyendo »]

Nada nuevo bajo el sol: una diputada de IU ya dio pecho a su bebé en el Congreso

14 Ene 2016

Jaime Noguera

12494965_596131080534141_2897433763668191798_n

Las redes sociales de España echan chispas, algunos de nuestros políticos se espolvorean la cabeza de cenizas al tiempo que se rasgan las vestiduras entre acusaciones de postureo y circo mediático. Todo ello por el impacto causado ante la visión de una criatura lactante, prole de la diputada de Podemos Carolina Bescansa, en el hemiciclo del órgano constitucional que representa al pueblo español. En medio del estrambótico linchamiento, no sabemos qué ha molestado más a sus señorías, si la posibilidad de una teta o el pequeño infante. Y es que no sería la primera vez que se da de mamar en un pleno. Ya se hizo en 1991.

[» Seguir leyendo »]

“No diga cojones, diga gónadas”: Lecciones de neolengua para sobrevivir a la Ley Mordaza

23 Jun 2015

Strambotic

tumblr_nq6od8o9Mo1uygybmo1_1280

Por si no te has enterado todavía, el próximo 1 de julio entra en vigor la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida entre el personal como Ley Mordaza, en tanto convierte la Ley de Vagos y Maleantes de Franco de la II República en un manifiesto hippie. La ley, aprobada el pasado mes de octubre merced al rodillo del PP en el Congreso, criminaliza actos como grabar a un antidisturbios apaleando a un manifestante o insultar a la Corona en las redes sociales.

Como aún queda una semana para que empiecen a aplicarnos el garrote vil entendemos que hay barra libre para desahogarse con los Borbones. El blog Lengua Azul ofrece un sintético a la par que eficiente curso de corrección política para que puedas defecarte en la Familia Real sin acabar en las mazmorras de la Zarzuela. A continuación, “algunos de los insultos más reconocidos de nuestra lengua a algo mucho más… bueno, a algo menos terrorista”. [» Seguir leyendo »]