Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Cuando Pablo Escobar obligó a José Luis Perales a cantar 15 veces ‘¿Y cómo es él?’

08 May 2017

Iñaki Berazaluce

Al Patrón es mejor no llevarle la contraria. Si Pablo Escobar se encaprichaba con algún artista de gira por Colombia enviaba a sus emisarios y el cantante o grupo en cuestión recibía una oferta que no podía rechazar: su caché multiplicado por cuatro. Demasiado tentador para negarse. Demasiado peligroso también: el Patrón no aceptaba un “no” por respuesta.

Entre los que aceptaron el trato, Bertín Osborne, El Puma, Los Toreros Muertos o José Luis Perales. Entre quienes se negaron, la popular cantante Alaska, quien salió de Colombia como alma que lleva el diablo con esta amenaza: “A la pequeñita, que vaya con cuidado, no sea que le caiga un container en el aeropuerto y quede más chaparrita”. Quien me cuenta esto es Mani, bajista de Los Toreros Muertos, y a él se lo contaron los hermanos Ochoa, socios de Pablo Escobar y prominentes miembros del Cártel de Medellín, que contrataron a Los Toreros Muertos para amenizar la fiesta de cumpleaños de uno de los benjamines del clan. [» Seguir leyendo »]

“Maitechu mía”, “Por ese hombre” y otros clásicos de rock pureta que hicieron vibrar a nuestros padres

21 Abr 2017

Dildo de Congost

Que sí, que nuestros padres vivieron mucho mejor que nosotros. Que gozaron, entre otras cosas, de estabilidad laboral y familiar, ingresos boyantes, segunda residencia, buenas prestaciones y una jubilación a lo Amancio Ortega. Pero algo malo tenían que tener. Por ejemplo, el rock pureta que se metían entre oreja y oreja. Ya, ya sé que no era rock’n’roll, pero a ellos les gustaba y a nosotros nos asustaba.

¿O es que nadie recuerda aquellas aterradoras sesiones de canción melódica que le chutaban sus viejos por el loro del coche durante interminables periplos en Renault 5? Si, hombre, aquellas tonadas de pegajosas melodías y letras melodramáticas que arruinaron la infancia de todos los que en los años 80 éramos menores de edad, convirtiéndonos en unos taraos emocionales. ¿Cómo? ¿Qué no sabes de qué hablo? Pues ponte los auriculares y dale al play, joven carroza. [» Seguir leyendo »]