Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Fuimos a Benalmádena para ver la iglesia más pequeña del mundo, donde no cabe ni el cura

13 Sep 2017

Jaime Noguera

¿Quién se iba a imaginar que un pueblo turístico que se ve cada año se ve invadido por hordas de extranjeros untados en aceite solar acoge una iglesia que es casi liliputiense? Para más inri, el microtemplo, como si fuese el escenario de una peli de Jess Franco o Paul Naschy, se encuentra en un estrambótico castillo levantado en Benalmádena por las manos y la voluntad de un hombre que, harto de los desplantes a España, quiso lanzar un mensaje reivindicativo (y arquitectónico) sobre la el descubrimiento y colonización de las Américas. Según el el escultor del monumento y la pequeña iglesia, América tenía que haberse llamado en realidad Colombia y Cristobal Colón era mallorquín.

[» Seguir leyendo »]

Diez homenajes escultóricos que son peores que una puñalada trapera

05 Oct 2015

Strambotic

michael jascson

¿Te has fijado en la estridencia de esos tro-feos deportivos cuando quieren emular al deporte que celebran y que las madres atesoran en sus salones? Pues imagina elevar ese prototipo artístico de metal chapa o dorado bonito-barato a categoría de escultura monumental, donde se homenajea sin pudor a una celebridad del arte, el deporte o la lucha social convirtiendo la efigie en un regalo envenenado. “Yo era bueno en pretecnología”, podría alegar el artista que ejecutó la obra de Kurt Cobain.

Imagina ser recordado en las plazas públicas de esa guisa bajo la mirada atónita del transeúnte y la visita de las queridas palomas cuyo subproducto, en estos casos, está más que justificado. Al menos el museo de cera tiene la decencia de esconder sus vergüenzas.

A continuación, ofrecemos esta panoplia de monumentos erigidos para el olvido, eso sí con mucho amor.

[» Seguir leyendo »]

Cinco delirantes monumentos dedicados a cinco prominentes corruptos

05 Ene 2015

Iñaki Berazaluce

estatua fabra

El único avión que se ha visto en el aeropuerto de Castellón. Imagen: El Periódico.

“Valiente mujer naciste, correcta tú te portaste, luchando por Alicante, entre todos destacaste”. La inscripción que luce la estatua dedicada a Sonia Castedo en Verdegás (Alicante) trataba de ser una loa cuando se erigió en 2008 pero suena a recochineo en 2015, un mes después de que quien fuera alcaldesa de Alicante se viera obligada a dimitir (vía Facebook) por estar involucrada en cinco delitos, cinco, de corrupción urbanística.

La relación entre corrupción y monumentalidad no es tangencial sino troncal a la esencia de la tangentópolis hispana: el político que reparte contratos, dádivas y cargos en su pedanía caerá tarde o temprano en el pecado de la vanidad y exigirá su cuota de inmortalidad en forma de busto o estatua ecuestre. Ecuestre lo que ecuestre. [» Seguir leyendo »]