Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La macabra senda de 150 cadáveres que conduce a la cumbre del Everest

05 Nov 2017

Strambotic

Desde que Edmund Hillary conquistó la cumbre del Everest en 1953 se calcula que 200 montañistas han muerto en su intento de alcanzar la cima. Cincuenta de estos cuerpos siguen congelados en el punto que alcanzaron y son utilizados como hitos para otros montañeros en la ascensión: “Instalamos el campamento a 100 metros del escalador de las botas verdes” o “tienes un saliente apropiado donde apunta la mano de Mallory“, el primer blanco en intentar (sin éxito, claro) la ascensión en 1924 y cuyo cuerpo, perfectamente conservado, fue identificado en 1999.

A partir de los 8.000 metros, la franja conocida como “zona de la muerte” el oxígeno escasea y los vientos son huracanados, de hasta 285 km/h. Los montañeros que logran transitar ese kilómetro final de ascensión se encuentran los cadáveres de Francys Arsentiev, la primera norteamericana que alcanzó la cumbre del Everest en 1998 y que murió poco después, y su marido, Sergei que se despeñó cien metros después, cuando trataba de recuperar a su esposa. [» Seguir leyendo »]

«Sacronarcos», el tráfico de reliquias en la Edad Media

11 Ago 2017

Ad Absurdum

Volvemos a Strambotic para tirar de la manta y sacar a la luz más sórdidos acontecimientos del Medievo. El divino tema con el que hoy os obsequiamos es el del quizá no muy conocido tráfico de reliquias en la Edad Media. Pensemos en una época donde la religiosidad invadía toda la vida cotidiana y las mentalidades, por lo que en una sociedad así las reliquias eran algo casi imprescindible para cualquier lugar cristiano que se preciase. Eran un sello de calidad. Sin un trozo de santo en un relicario bajo tu altar no eras nadie. No tener una reliquia en tu localidad era como no tener Mercadona o un macropolideportivo.

[» Seguir leyendo »]

Bajo una lluvia de Doritos, en una caja de Pringles o a cañonazos: diez formas estrambóticas de viajar al otro barrio

30 Abr 2014

Strambotic

principal

Eso de que “una vez acabado el juego, el peón y el rey vuelven a la misma caja” queda muy bonito para decir que, al final, todo el mundo termina sacando un billete de ida para el otro barrio. Es cierto, pero solo hasta cierto punto: cuando nos llega la hora, ricos y no tan ricos tenemos que estirar la pata, pero siempre ha habido clases. Hasta para despedirse de este mundo.

Famosos y algo excéntricos, no son pocas las celebridades que llevan sus rarezas a sus últimas consecuencias, literalmente. Solo hay que fijarse en estas peculiares formas de ser enterrado, elegidas por algún que otro personaje de la farándula o por su familia, para darnos cuenta de que eso de “la misma caja” no siempre se cumple. [» Seguir leyendo »]