Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Efectiviwonder, ya ves truz y otras 20 expresiones rancias que deberías dejar de usar poco a poco

20 Feb 2017

Dildo de Congost

El Diccionario de la RAE ya dedicaba un par de acepciones despectivas a lo rancio: “Anticuado o propio de épocas pasadas” y, dicho de una persona, “de ideas pasadas de moda”. Sin embargo, en el año 2010 la palabreja adquirió una dimensión cósmica y comica, cuando el dibujante Pedro Vera la convirtió en el hashtag de Twitter #ranciofacts. y, posteriormente, en una serie de historietas para El Jueves, recopiladas en formato álbum por Astiberri.

El historietista me explica su propia acepción de lo rancio: “Vendría a ser algo así como expresiones desactualizadas, más caducadas que el DNI de La Pasionaria, comportamientos revenidos, tópicos manidos ad nauseam, lugares comunes muy machacados y usados por pereza comunicativa, situaciones mohosas, chistes que dejaron de tener gracia en la Batalla de Lepanto, coletillas viejunas, cochambre comunicativa…” [» Seguir leyendo »]

Yo puse de moda la palabra ‘bizarro’, ¿pasa algo?

15 Nov 2016

Dildo de Congost

1464767459

Valiente, esforzado, generoso, lúcido, espléndido. No, no me estoy describiendo a mí mismo, sino transcribiendo las acepciones que el diccionario de la Real Academia Española atribuye a “bizarro”, un adjetivo que, para más inri, procede del italiano “bizzarro”, que significa “iracundo”. En principio, este era el único significado en lengua castellana de la palabra en cuestión. Ahora bien…

En 1993 apareció el primer número de “Mondo Brutto”, un fanzine del que tuve el dudoso honor de formar parte, cuyo eslogan de marca era “actualidad bizarra para brutos mecánicos”, y cuyos contenidos eran y se jactaban de ser netamente “bizarros” pero no en la acepción de la RAE ni en la de su raíz italiana, sino en la del término inglés derivado del francés “bizarre”: inusual, excéntrico, transgresor o extraño en apariencia o estilo. Para nosotros, el gran icono de lo bizarro era un personaje de cómic llamado Bizarro (valga la múltiple flunflunflancia), duplicado tosco y mostrenco de Superman. [» Seguir leyendo »]

El ‘running’ es salir a correr (de toda la vida) y otras reivindicaciones del español de pura cepa

04 Jun 2016

Strambotic

running

La RAE no da abasto con la vida moderna. Si tiene que estar día sí día también negando que acaba de aceptar ‘almóndiga’ en su diccionario, ahora ha de ver cómo los nuevos ‘yuppies’ y los ‘millennials’ usan anglicismos para designar realidades que en la era precrisis nombrábamos con una palabra salida del monasterio de San Millán de la Cogolla.

Por ejemplo, ahora que se ha puesto de moda hacer ejercicio por parques y jardines no corremos, sino que hacemos ‘running’. ¿Perdón? ¿Cuál es la diferencia entre eso y prepararse para la San Silvestre Vallecana? El ‘running’ es el ir a correr de toda la vida. Y por alguna extraña razón, el corredor o deportista se ha transformado en un ‘runner’, sobre todo en las biografías de Twitter. ¿Cuándo surgió esta moda? Dicho de otro modo: ¿cuándo nos volvimos modernos? [» Seguir leyendo »]

Diez palabras que el castellano debería apropiarse del catalán (antes de que sea demasiado tarde)

27 Sep 2015

Iñaki Berazaluce

CATALUÑA- FIN

Tú, como Aznar, también hablas catalán en la intimidad… ¡y sin saberlo! Palabras como “cantimplora”, “picaporte”, “capicúa” o “macarra” son algunas de las 350 que el castellano ha importado de nuestros vecinos catalanes, una permeabilidad asombrosamente exigua, teniendo en cuenta que el español se apropia del francés miles de vocablos… ¡y eso que tenemos los Pirineos entre medias!

En la virtualidad de que Catalunya rompa amarras del resto de la península y vague a la deriva por el Mediterráneo, hemos rescatado diez palabras imprescindibles que el castellano debería apropiarse del catalán a la voz de ya. ¡Sisplau! [» Seguir leyendo »]

Doce palabras que el castellano debería apropiarse urgentemente del gallego

18 Ago 2015

Dildo de Congost

proxecto ronsel ronsel.uvigo.es:

Como dijo un nacionalista, “los gallegos somos los negros de España”. Es justo, pues, que si somos de otra raza, tengamos nuestro propio idioma: o galego, un singular cruce entre portugués y castellano cuyo desarrollo fue entorpecido por dos españolísimos gallegos: Francisco Franco y su discípulo Manuel Fraga. ¿Resultado? Según los últimos sondeos, solo un 31’2% de los gallegos habla habitualmente gallego.

Sin embargo, el 100% de los habitantes de esas lejanas tierras del noroeste incorpora cientos de términos galaicos a su hablar cotidiano, hasta el punto de chapurrear una sublengua en sí misma. Ante el fracaso del gallego normativo, podemos decir que este castellano bastardo, cantarín, atropellado y trufado con palabras marcianas procedentes del gallego es, en el fondo, la verdadera lengua nacional de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra.

A continuación, vamos a pasar revista a una docena de vocablos típicamente gallegos. Valga este glosario como ayuda a turistas de otras autonomías, pero también como guante lanzado a la rancia RAE: son vocablos que deberían incorporarse ipso facto al Diccionario de la Lengua Española, como ya se ha hecho, por ejemplo, con meiga (bruja) o con morriña, esa sensación de tristeza que uno siente al estar lejos de miña terra galega, donde el cielo siempre gris y las personas no saben si suben o bajan. [» Seguir leyendo »]

“Vendo Saxo ‘reventao’, ideal para gilipollas”: Bienvenido al fascinante mundo de los anuncios por palabras

22 Ene 2015

Iñaki Berazaluce

Ideal para gilipollas

-Vengo a poner un anuncio.

-Dígame el texto.

-“Lola muerta”.

-Pero hombre, por el mismo precio tiene derecho a tres palabras más.

-Entonces ponga: “Lola muerta. Vengo Opel Corsa”.

Es un chiste, claro, pero a tenor de lo que vas a ver a continuación es una escena altamente verosímil en el mostrador de anuncios clasificados de un periódico, la sección más loca de la prensa escrita (con permiso de los pies de foto), porque la escriben los lectores –esos indómitos surrealistas- y, al contrario que las cartas al director, no tienen que pasar por el filtro de la redacción, ni mucho menos la corrección ortográfica, que no es más que otra forma de censura. [» Seguir leyendo »]

Diez marcas que suenan fatal en otros idiomas

19 Ene 2015

Iñaki Berazaluce

F43AE373F

Los creadores de marcas se desviven por lograr un nombre universal, sonoro, memorable, que denomine su producto con vocación transnacional; su “Kodak” para entendernos. Objetivo vano: cualquier palabra aparentemente inocua en un idioma puede resultar malsonante en otro. Recuerden los míticos Mitsubishi Pajero de hace unos años y las risas que generaron de manera involuntaria.

Por supuesto, el español no es el único idioma en el que pasan cosas como estas. Aquí os traemos otros casos de todo el mundo de marcas que por su nomenclatura lo van a tener difícil para triunfar en determinados mercados. Y es que con la globalización hay que estar muy atento siempre y tener el wordreference a mano. No sea que te pase como a Ikea. A los tailandeses les hace mucha gracia este nombre, como veréis. [» Seguir leyendo »]

Diez palabras muy dabuten surgidas en el talego que usas cada día

23 May 2014

Iñaki Berazaluce

celda211_2

“Este julai se va a comer un kivi con piel y todo”.

La próxima vez que llames la atención a tu por llevar los pantalones caídos a media asta y enseñando los gayumbos acuérdate de que no es más que el último eslabón de una moda que se inicia en las cárceles de EEUU hace unas cuantas décadas, cuando los internos son despojados de su cinturón al entrar en el talego. “¿Mi hijo, un presidiario?”. No, señora: tan sólo un fashion victim inconscientemente fascinado por el dudoso glamour de las penitencierías. Igualito que usted cuando dice a la ligera “guay” o, peor aún, “guay del Paraguay”.

Así es, amigos, nuestro hablar coloquial está trufado de palabras que tienen su origen en umbrías celdas; atestados patios de prisiones y, por qué no, motines en todo tipo de trullos de la geografía española, de Carabanchel a Herrera de la Mancha, como cantaba Robe Iniesta. [» Seguir leyendo »]

Diez palabras que el castellano debería apropiarse urgentemente de otros idiomas

17 Abr 2014

Iñaki Berazaluce

palabras55

80.000 palabras parecen muchas, especialmente cuando como medio millar nos basta y nos sobra para expresar casi todo lo que nos pasa por la cabeza. Sin embargo, hay motivos a tutiplén para que el castellano amplíe su ya nutrido vocabulario. Asombrosamente, nuestra lengua carece de una palabra para definir algo tan común como pasar toda la noche de farra, de bar en bar, hasta que el sol te diga que es de día, una actividad tan cotidiana en las Vascongadas que allí sí tiene nombre: “Gaupasa”. ¿A qué esperamos para apropiarnos de tan elocuente a la par que sintético término? [» Seguir leyendo »]

‘Miseuristas’ adictos al ‘lonchafinismo’: Diez neologismos de la crisis que la RAE debería incorporar a la voz de ya

14 Abr 2014

Iñaki Berazaluce

carne longa

Cuando atábamos los perros con longanizas ibéricas.

Hace ya 9 años, en 2005, cómo pasa el tiempo, El País se regodeaba de que una de sus lectoras había acuñado el término “mileurista”, para definir “aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másters y cursillos (…) que no gana más de 1.000 euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad”. Quien nos iba a decir que aquel palabro, de indudable sesgo peyorativo, se iba a convertir en aspiracional apenas una década después. ¿Mileurista? Quién pudiera. Lo que se lleva a hora es el miseurista.

Emprendemos como un solo hombre el séptimo año de la Gran Crisis y lo hacemos con el morral repleto de neologismos forjados en esta realidad cambiante y preapocalíptica. Frente a la neolengua oficial, que trata de ocultar la realidad con eufemismos, llega la jerga cruda e irónica de los foros de internet. [» Seguir leyendo »]