Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Este ingeniero catalán ha creado un robot sexual para el hombre independiente

01 Oct 2017

Iñaki Berazaluce

No intenten esto en sus casas.

“Cada vez que veo a un ciclista de 40 años subido dos o tres horas a la bici pienso: “Mira, ahí va un potencial cliente”. Posiblemente es un tipo que se casó hace diez años y ya está harto de pedirle a su mujer echar un polvo una vez por semana. Finalmente, se coge la bici para quemar toda la testosterona retenida. Si tuviera un robot sexual podría desahogarse con tranquilidad”.

Quien habla con así es Sergi Santos, creador de Samantha, el primer robot sexual 100% español y uno de los primeros en comercializarse en el mundo. Samantha es un androide exuberante -lo cual entra dentro de lo esperable-, que cuesta entre 2.000 y 4.000 euros y que, según asegura Santos, se va adaptando al estilo amatorio de su dueño, hasta alcanzar el orgasmo simultáneamente. Sí, Samantha tiene orgasmos. Y eso es una forma de inteligencia, según su demiurgo: “El orgasmo humano tiene mucho que ver con la inteligencia, la activación de los sistemas simpático y parasimpático, la regulación de la presión y la activación de la agmídala”. [» Seguir leyendo »]

“¡Eviva España!” Así de raro cantan en el extranjero el pasodoble belga más español

13 Jul 2016

Jaime Noguera

Viva España

Como sabreís por el artículo Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña), el himno  alternativo español por excelencia, ‘Y viva España’, del muy querido almeriense Manolo Escobar no es español,  sino una adaptación del tema ‘Eviva España’  que popularizó la cantante belga Samantha en 1972 en su lengua materna, el flamenco. Sí “Eviva España”, han leído bién, con una errata tremenda que hace que hoy en día en muchos países europeos o en nuestras mismas costas nos salude más de algún pensionista piripi con la dichosa ‘E’ intrusa en la frase. A pesar del fatal error ortográfico, la canción se convirtió en ‘La Gozadera’  de le época, un verdadero bombazo internacional versioneado en múltiples idiomas hasta que un año después, en 1973,  llegó a oídos de Manolo Escobar, que deshizo el entuerto del título creando su conocido megahit, llegando a vender 40 millones de copias de este

Aprovechando el sol, el verano y las vacaciones (el que las tenga) os llevamos de viaje por el mundo en busca de los idiomas más raros en los que se ha cantado, del serbocroata al noruego pasando por el árabe o el húngaro. Apaguen sus teléfonos, aprieten sus cinturones y no tomen drogas, que con lo viene tendrán bastante. ¡Despegamos!

[» Seguir leyendo »]