Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Este ingeniero catalán ha creado un robot sexual para el hombre independiente

01 Oct 2017

Iñaki Berazaluce

No intenten esto en sus casas.

“Cada vez que veo a un ciclista de 40 años subido dos o tres horas a la bici pienso: “Mira, ahí va un potencial cliente”. Posiblemente es un tipo que se casó hace diez años y ya está harto de pedirle a su mujer echar un polvo una vez por semana. Finalmente, se coge la bici para quemar toda la testosterona retenida. Si tuviera un robot sexual podría desahogarse con tranquilidad”.

Quien habla con así es Sergi Santos, creador de Samantha, el primer robot sexual 100% español y uno de los primeros en comercializarse en el mundo. Samantha es un androide exuberante -lo cual entra dentro de lo esperable-, que cuesta entre 2.000 y 4.000 euros y que, según asegura Santos, se va adaptando al estilo amatorio de su dueño, hasta alcanzar el orgasmo simultáneamente. Sí, Samantha tiene orgasmos. Y eso es una forma de inteligencia, según su demiurgo: “El orgasmo humano tiene mucho que ver con la inteligencia, la activación de los sistemas simpático y parasimpático, la regulación de la presión y la activación de la agmídala”. [» Seguir leyendo »]